A medida que salen más datos a la luz evidencian el duro golpe que ha asestado el Covid-19 a la economía española. En el ámbito industrial, la fabricación de vehículos sobresale del resto de actividades.

Noticias relacionadas

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este martes los índices de Cifras de Negocios en la Industria (ICN) relativos a abril de 2020. Según los datos provisionales, la industria automovilística española es la que se ha visto más afectada por estas duras circunstancias, con una bajada interanual del 90,5% en su cifra de negocios. A nivel global, la facturación de la industria se redujo este mes un 40,8% en tasa anual.

Índice General de Cifra de Negocios de la Industria, corregidos efectos estacionales y de calendario. INE

Con las 17 plantas de producción de vehículos que hay en España cerradas desde mediados de marzo hasta la parte final de abril (en los mejores casos), la cifra de negocios se ha visto reducida en un 29,3% en los primeros cuatro meses del año. Dado que esta industria representa el 10% del PIB nacional y el 9% de la población activa, este retroceso lastrará la economía nacional durante todo 2020 y está por ver 2021.

Anfac publicará en julio la cifra de negocio de la industria automovilística de 2019. Al tomar como referencia la de 2018, 104.000 millones de euros, el retroceso del 29,3% entre enero y abril representa alrededor de 10.200 millones de euros (con una producción mensual constante) menos que lo facturado en el mismo periodo del ejercicio anterior. Cabe recordar que la producción de este sector el año pasado fue solo un 0,31% superior a la de 2018.

El automóvil, la industria más castigada

La estadística del INE muestra una caída del 90,5% en la cifra de negocios en la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques (carrocerías, componentes, piezas y accesorios incluidos). Solo se acercan la confección de prendas de vestir (-80%), la fabricación de artículos de joyería, bisutería y de instrumentos musicales (-78%) y la industria del cuero y del calzado (-72%).

En los cuatro primeros meses del año, la producción de vehículos en España ascendió a 652.057 unidades, un 33,6% menos que en mismo cuatrimestre del año anterior, según los datos publicados por Anfac.

Como consecuencia, las exportaciones en abril también se desplomaron. Se enviaron fuera de las fronteras españolas 3.753 vehículos, un 98% menos que en el mismo mes del año pasado. En el conjunto de 2020, se exportaron 533.128 unidades, un 32,1% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Plan del Automóvil

El presidente de la Asociación Española de Automóviles y Camiones (Anfac), José Vicente de los Mozos, intentó transmitir en una comparecencia ante la comisión de Industria, Comercio y Turismo en el Congreso de los Diputados el pasado 12 de junio la importancia de este sector en la economía española, así como la importancia de trabajar en la competitividad de las plantas españolas para que no haya más casos como el de Nissan en Barcelona. “La industria no se hace en dos meses, por lo que es necesario fortalecer la posición competitiva de España”, insistió.

Para recuperar el castigado sector de la automoción en España el Gobierno debe trabajar en la demanda interna y la innovación de las plantas productivas. Los datos de matriculaciones en los últimos meses han dejado una imagen devastadora para concesionarios y profesionales. De ahí que el éxito del anunciado Plan de Impulso para el Automóvil será de suma importancia para unos de los pilares económicos del país.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, explicó la semana pasada que el plan para el sector del automóvil cuenta con un presupuesto total de 3.750 millones de euros. De ellos, 1.535 millones se movilizarán ya en 2020 y otros 2.215 millones de euros entre los años 2021 y siguientes.

Imagen de la presentación de plan de impulso del automóvil.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, confirmó este mismo lunes que el Gobierno ya “ha aprobado 615 millones de euros justo un día después de presentar el Plan de Impulso al Automóvil".

Maroto ha señalado que de esa cantidad, 500 millones de euros serán para líneas ICO para vehículos de uso profesional, 100 millones para el Moves II y 15 millones para inversiones en plantas de automóviles. Puede consultar aquí todas las ayudas para comprar un coche aprobadas por el Ejecutivo.

España cuenta con uno de los parques móviles más viejos de Europa. Los más de 12 años de media que tienen los vehículos en nuestro país ponen en un compromiso el cumplimiento del Acuerdo de París puesto que a más edad más contaminación. Las ayudas del Gobierno deberían animar a su rejuvenecimiento.

Incentivar la demanda interna lograría un triple objetivo: aliviar las vacías arcas de los concesionarios, ayudar a la reactivación de las plantas productivas y renovar el contaminante y viejo parque móvil nacional.

Por otro lado, el plan del automóvil mira también a largo plazo. El Ejecutivo también ha incluido la apuesta por el hidrógeno y las deducciones a la innovación como dos de las medidas que pueden llegar a tener un impacto más profundo en el sector de la automoción.

Dado que las ventas están por los suelos, el efecto de la nueva normalidad y las ayudas se verán en el corto plazo. Para testar el efectos del plan en la industria, habrá que esperar y seguir trabajando de manera unida entre empresas, administraciones y empleados.