La presentación del plan de impulso al sector del automóvil se ha convertido en la escenificación del primer gran pacto por la reconstrucción del país tras el impacto de la crisis del coronavirus. La plana mayor del Gobierno junto con sindicatos y representantes de todos los ámbitos de la industria del motor han formado parte de la conceptualización de una estrategia que aspira a ser clave para la reactivación de un sector que representa más del 10% del PIB.

Noticias relacionadas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aprovechado el evento de presentación de este plan para lanzar un mensaje contundente: "Aspiro a que esta unidad conseguida en el automóvil llegue a otro ámbitos". Una llamada a la concordia que coincide con importantes movimientos tácticos dentro de la oposición con la aprobación de los presupuestos generales del estado en el horizonte.

"La automoción es un sector estratégico para España que este Gobierno apoya rotundamente. Este plan va destinado a toda la cadena de valor de esta industria. Vamos a hacer lo que haga falta para amortiguar el impacto del coronavirus en la industria del automóvil. Pero queremos mirar al futuro. De la mano de la electrificación y de la conectividad para caminar a un futuro más sostenible",Du ha señalado Sánchez arropado por las vicepresidentas Nadia Calviño y Teresa Ribera y los ministros José Luis Ábalos, María Reyes Maroto y Pedro Duque.

En lo que respecta a los detalles del plan, el presidente del Gobierno ha destacado que busca "impulsar la electrificación con el propósito de atraer inversiones a España. Supone una apuesta reforzada para la movilidad sostenible. Este plan impulsa el rejuvenecimiento de un parque que tiene 13 años de media y de todas las tecnologías."

Del mismo modo, Sánchez ha aprovechado este evento para comunicar que durante los próximos días presentará un gran plan de inversiones a Bruselas. "Vamos a presentar nuestra estrategia de reconstrucción a las instituciones europeas para tener acceso a las ayudas comunitarias lo antes posible, una vez se aprueben".

Una dotación de 3.750 millones

El plan para el sector del automóvil cuenta con un presupuesto total de 3.750 millones de euros. De ellos, 1.535 millones se movilizarán ya en 2020 y otros 2.215 millones de euros entre los años 2021 y siguientes. La dotación más importante se dedicará inversiones en cadena de valor de la industria de la automoción por valor de a 2.690 millones de euros que se realizarán durante 2020 y 2022.

Además, se destinarán 300 millones de euros a la renovación del parque público, infraestructura de recarga, adaptación de las ciudades a las nuevas necesidades de movilidad, y la electrificación del transporte. Otros 250 millones de euros irán dirigidos a la renovación del parque de vehículos.

Del mismo modo, 415 millones de euros tendrán como objetivo "fomentar la investigación, desarrollo e innovación, con el impulso a la digitalización, conectividad y soluciones innovadoras en la movilidad sostenible y su industria asociada". Por último, el plan contará con una partida de 95 millones de euros para formación profesional.

Apoyo de industria y sindicatos

Además del presidente del Gobierno, durante el acto han participado representantes tanto de la industria como de los sindicatos. José Vicente de los Mozos, presidente de Anfac ha hecho hincapié en la importancia de este plan para para conseguir los objetivos que la industria se marcó de cara a 2040. "Sólo hay una palabra que nos puede hacer triunfar: competitividad. Nuestra visión a 2040 no cambia. Creemos que este plan ayudará a que, a corto plazo se pongan en marcha las medidas que ayuden a llegar a esos objetivos futuro. Necesitamos que se implemente de forma sencilla y rápida para arrancar la actividad cuanto antes".

Arturo Pérez de Lucía, director general de Aedive ha destacado la oportunidad de futuro que tiene la industria del automóvil durante los próximos años pese a la crisis del coronavirus. "Nos corresponde apostar por un plan de país en algo fundamental como es la movilidad. Este plan marca hacia donde debemos ir. Es el reflejo de que tenemos que trabajar todos juntos para impulsar la automoción del futuro. La descarbonización abre una puerta a una gran oportunidad".

Por su parte, Gerardo Pérez, presidente de Faconauto ha puesto en valor el gran consenso que hay detrás de este plan."Debe de ser una buena práctica que todo un sector se haya unido a una para impulsar los cambios necesarios. En primer lugar el mantenimiento del empleo. Necesitamos recuperar a todo nuestro personal. Este plan de reactivación de la demanda hará más fácil recuperar la actividad previa a la crisis del coronavirus. Este plan acerca el vehículo eléctrico a la demanda del cliente".

Los sindicatos también han mostrado su apoyo a esta iniciativa. Pedro Hojas, secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT  ha destacado la importancia del papel que jugarán las administraciones locales. "Por fin tenemos el plan integral que llevábamos tiempo reclamando. Nos congratulamos de haber conseguido un plan que consideramos un éxito. Para que llegue a buen puerto va a ser clave el compromiso con las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos. Necesitamos un compromiso con el empleo por parte de las empresas. Para ello va a ser importante la formación y el contrato relevo". 

Por último, Agustín Martín, secretario general de la Federación Estatal de Industrias de CCOO ha puesto el acento en la necesidad que hay de articular estas medidas lo antes posible. "Celebramos la llegada de este plan. Ahora es clave reactivar la producción lo antes posible. Estas medidas son la base para que, a medio y largo plazo, consigamos los importantes objetivos que perseguimos en materia de sostenibilidad"