El goteo de rebajas de previsiones sobre el crecimiento económico continúa. Esta vez ha sido el turno de Bank of America, que ha recortado su previsión para la eurozona prácticamente a la mitad, desde el 1% inicialmente previsto al 0,6%, por el impacto del coronavirus.

Noticias relacionadas

Dentro de la región, Italia es el país más perjudicado. En concreto, la firma estadounidense cree que la economía del país se contraerá un 0,2% este año, desde la expansión del 0,3% estimada inicialmente. En el caso de España, el recorte es de dos décimas: del 1,6% al 1,4%.  

Otros países que sufren una drástica revisión son Alemania (pasa del 0,5% al 0,1%) y Francia (baja del 1,2% al 0,8%). Los analistas de la firma asumen que habrá una "pérdida permanente de actividad" a causa del coronavirus, anticipando un crecimiento próximo a cero en el primer semestre del año y una recuperación en la segunda mitad del año si la crisis sanitaria se resuelve a finales de primavera. 

"La menor demanda externa y las interrupciones de la cadena de suministro pesarán sobre la actividad, junto con el sentimiento deteriorado que afectará temporalmente al consumo, la inversión y los flujos turísticos", sostiene el último informe de la firma.

Bank of America también rebaja las previsiones de crecimiento mundial al 2,8%, frente al 3,1% previsto inicialmente.