Europa

Las demandas de las empresas digitales europeas a Joe Biden y Ursula von der Leyen

DigitalEurope reclama un nuevo marco para el flujo de datos, una agenda común para inversiones y comercio digital y una mayor cooperación en la regulación de tecnologías emergentes y en fiscalidad de la economía digital.

15 junio, 2021 01:27

Noticias relacionadas

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) celebran este jueves en Bruselas una cumbre histórica que reunirá por primera vez al actual presidente estadounidense, Joe Biden, con la presidenta la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Un encuentro en el que está previsto que los líderes de ambos lados del Atlántico aborden una amplia gama de asuntos que preocupan a las dos partes y entre los que se incluyen la covid-19, las relaciones internacional o el clima, pero también el comercio y las inversiones y la tecnología

Por este motivo, DigitalEurope, la patronal de la industria digital en el Viejo Continente, ha publicado las que considera deber ser las principales prioridades a la hora de diseñar una agenda tecnológica colaborativa con el objetivo de que la UE y EE. UU. se conviertan en "aliados tecnológicos".

La asociación insta a ambas regiones que a aprovechen esta oportunidad para iniciar una colaboración digital transatlántica basada en flujos de datos abiertos y seguros, una mayor alineación en torno a los principios y las regulaciones sobre tecnologías emergentes y un sólido diálogo multilateral sobre tecnología y comercio apoyado en reglas claras.

"Celebramos el reavivamiento de la asociación entre la UE y Estados Unidos y los renovados esfuerzos para abordar juntos los desafíos más urgentes del mundo", afirma la directora general de DigitalEurope, Cecilia Bonefeld-Dahl.

En este sentido, aboga por un foro permanente de diálogo en cuestiones tecnológicas, ya que sería el "lugar perfecto" para que ambas partes establezcan una agenda común "con lo digital en el centro". "Esta es la relación comercial más importante del mundo y nuestras empresas dependen en gran medida unas de otras", advierte.

Bonefeld-Dahl remarca que se deben priorizar varias áreas de acción como los flujos de datos, la privacidad, la innovación digital y ecológica, la ciberseguridad, los estándares, la regulación de tecnologías emergentes como la IA y la fiscalidad digital y el comercio digital. "Una asociación transatlántica fortalecida puede conducir a la cooperación global en tecnología, en foros como la OMC, el G7 y el G20", afirma.

Tecnologías emergentes

La primera de las demandas realizadas por DigitalEurope está relacionado con la colaboración entre la Unión Europea y Estados Unidos en torno a marcos regulatorios, estándares y controles de exportaciones sobre tecnologías emergentes, como es el caso de la inteligencia artificial (IA).

Así, defiende que ambas partes deben trabajar juntos para establecer unos estándares "verdaderamente globales" en torno a estas tecnologías emergentes, de forma que se permita a la industria competir e innovar a escala global. Además, reclama una alineación más estrecha a la hora de abordar cuestiones como la competencia y el contenido online.

"La UE y EE. UU. deben impulsar un desarrollo común de tecnologías emergentes centrado en el ser humano y democrático. La tecnología impulsará el crecimiento en áreas clave como la salud, el medioambiente, la seguridad, así como la creación de empleo y bienestar", incide Bonefeld-Dahl.

Otro aspecto fundamental para la patronal es el lanzamiento de una agenda común para la recuperación económica en materia de comercio e inversión en el sector digital. Así, considera que, como la mayor relación comercial bilateral del mundo, la UE y EE. UU. deben eliminar las barreras al comercio digital y colocar la inversión en este campo en el centro de sus estrategias de recuperación. 

Intercambio de datos

Asimismo, DigitalEurope reclama un nuevo marco para los flujos de datos transatlánticos. Para ello ve necesario modificar el Privacy Shield, también conocido como Escudo de la privacidad UE-EE.UU., un acuerdo informal firmado en 2016 entre ambas regiones para regular la protección de datos entre ambas partes.

En este sentido, considera que cambiar este acuerdo es "crítico" para mantener los lazos comercial transatlánticos. "Animamos a la UE y a Estados Unidos a continuar negociando para permitir el libre flujo de datos de forma compatible con la regulación de protección de los datos", incide. 

Por otra parte, quiere que la UE y EE. UU. unan fuerzas a la hora de apoyar un marco comercial multilateral y se comprometan a reformar y fortalecer la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que ésta responda mejor a los desafíos que existen hoy en día, como la covid-19 o el proteccionismo.

Por último, DigitalEurope solicita que ambas regiones colaboren en la búsqueda de una solución internacional para la fiscalidad de la economía digital. "Es urgente que la UE y Estados Unidos encuentren formas significativas de volver a participar en negociaciones multilaterales en la OCDE para acordar un marco global para la fiscalidad digital", remarca.