La innovación tecnológica no descansa. Cuando los operadores telecomunicaciones están empezando a lanzar comercialmente el 5G y todavía está pendiente de que surja el caso de uso que sirva de catalizador para la adopción masiva de la nueva tecnología móvil, la industria ya está trabajando en la que será la siguiente generación, el 6G

Noticias relacionadas

Según el calendario marcado por la Comisión Europea (CE), el desarrollo del 6G está actualmente en fase de estructuración y será en 2023-2024 cuando se den los primeros pasos en su sistematización en el Viejo Continente, de cara a su posterior estandarización y su lanzamiento comercial a finales de la década, en torno a 2030. 

Sin embargo, el 6G no será solo una evolución de la tecnología 5G, como sí lo fue esta respecto al 4G, sino que supondrá una verdadera "revolución tecnológica", según aseguró Narcís Cardona, catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia y director de Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia (iTeam), durante su intervención en el evento 5G Fórum.

Cardona comenzó su charla desdiciéndose a sí mismo, ya que en 2018 predijo en el mismo evento que las comunicaciones móviles no iban a pasar de la quinta generación y ahora en la de 2021 está explicando la sexta. Una generación que permitirá superar las limitaciones que presenta el 5G para alcanzar un mundo plenamente conectado

En este sentido, el director de iTeam incidió en que la red 5G fue diseñada para mejorar las comunicaciones entre personas y apuntó que, aunque está sirviendo para conectar también multitud de dispositivos, está empezando a mostrar límites a la hora de realizar las conexiones entre las máquinas.

Por ejemplo, apuntó que las máquinas no tienen la misma tolerancia a los fallos como el ser humano, que puede no ver bien una imagen o no escuchar un dato, y requieren de latencias mucho más bajas que las que necesitan los sentidos humanos, que ya están cubiertas con el milisegundo que se ha alcanzado con el 5G. 

Por ello, remarcó que la red "tiene que cambiar" para lograr la hiperconectividad y pasar de "la información conectada a la inteligencia conectada". Así, señala que el 6G conectará información que corresponde a una "inteligencia colectiva o un cerebro distribuido" y revolucionará el mundo de las aplicaciones. 

Superar las limitaciones del 5G

"El 6G debería superar las limitaciones del 5G para aprovechar la oportunidad que tenemos de crear un mundo completamente conectado y con inteligencia colectiva", afirmó Cardona.

En este sentido, apuntó que el 6G necesitará más ancho de banda, con la posibilidad de acercarse al terabit por segundo por punto de acceso, así como frecuencias más altas, por encima de 60 GHz. Además, cree que combinará sensores, localización y comunicación en la misma radio y que los dispositivos tendrán que ser capaces de percibir lo que ocurre en su entorno, no solo escuchar el canal radio. 

Asimismo, señaló que la sexta generación de la telefonía móvil requerirá una revolución en muchas de las tecnologías habilitantes y diluirá los conceptos de celdas y smartphones, tan relevantes para la quinta generación. Cardona también aseguró que, "con toda seguridad", la red estará construida como un sistema de "inteligencia colectiva distribuida"

Por otro lado, recordó que habitualmente se dice que el salto de una generación a otra en redes móviles debería suponer una "revolución tecnológica y en las aplicaciones". Sin embargo, apuntó que este no ha sido el caso del 5G, que sí fue una revolución en el ámbito de aplicación de la red móvil porque se ha abierto a todo tipo de dispositivos, pero no tanto a nivel tecnológico. 

"5G es mucho más una evolución tecnológica del 4G con mejores y nuevas versiones, pero no ha cambiado esencialmente la tecnología de acceso radio, la forma de gestionar las conexiones", incidió Cardona, quien remarcó que esto sí puede pasar con el 6G gracias a la inteligencia conectada y a la revolución que traerá en el mundo de las aplicaciones. 

El 5G Fórum también contó con la participación de Peter Stuckmann, jefe de la unidad de Sistemas de conectividad del futuro de la Comisión Europea, quien avanzó los pasos que se están dando en el Viejo Continente para el desarrollo de la sexta generación de cara a su lanzamiento comercial previsto para finales de esta década.

Planes "ambiciosos" para el 6G 

Stuckmann señaló que las distintas regiones del mundo ya han empezado a trabajar en iniciativas relacionadas con el 6G y países como Estados Unidos, Japón, Corea del Sur o China ya han puesto en marcha programas "ambiciosos" en torno a la futura tecnología móvil, al igual que Europa.

En este sentido, recordó que en febrero la Comisión Europea propuso la creación de una empresa conjunta de redes y servicios inteligentes 6G que contempla una inversión pública de 900 millones de euros durante siete años y que espera movilice al menos la misma cantidad del sector privado. 

Stuckmann señaló que el objetivo es que esta empresa se pueda poner en marcha "a lo largo del año", pero apuntó que mientras tanto ya trabajan en ocho proyectos concretos de 6G, en los que se invertirán 60 millones de euros y que servirán de base pasa esa alianza que unirá a la Comisión Europea con la industria móvil.

En este sentido, apuntó que, aunque aún estamos muy lejos de tener idea de lo que representará el 6G, hay que ir poniendo el foco en esta nueva tecnología y en las aplicaciones que puede tener. De ahí que los proyectos en marcha estén relacionados con aspectos como los gemelos digitales, la telepresencia, el paso de los robots a los 'cobots' o el desarrollo sostenible. 

Avances en el desarrollo del 5G

Pero no solo de 5G habló Stuckmann durante su intervención. El jefe de la unidad de Sistemas de conectividad del futuro de la CE también analizó la situación en torno al despliegue del 5G, que en gran medida se está desarrollando siguiendo los plazos y los objetivos que se habían fijado en el Plan de Acción europeo.

Sin embargo, apuntó que se están produciendo algunos retrasos en las asignaciones de espectro a los operadores, donde que la Comisión está hablando con los Estados miembros para acelerar los procesos. Además, añadió que también es necesario avanzar en el despliegue de small cells, que hasta el momento está siendo "limitado". 

Precisamente, en la inauguración del 5G Fórum, el secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez, señaló que se están cerrando los últimos flecos de cara a publicar este mes de mayo la convocatoria de subasta de la banda de 700 MHz, a la que seguirá más adelante la de 26 GHz, en la que se analizarán las peticiones de la industria para poder acceder a frecuencias en esta banda. 

Otro de los ejes principales de la estrategia que ha puesto en marcha el Gobierno para el impulso del 5G es incentivar el despliegue de esta tecnología en las zonas en las que no se centran inicialmente los operadores de telecomunicaciones debido al bajo retorno que ofrecen las inversiones respecto a otros núcleos, que generalmente coinciden con los de mayor densidad de población. 

Sánchez remarcó que el objetivo es aprovechar las oportunidades que presenta el carácter rupturista del 5G y su capacidad de transformación de la economía, de ahí que las ayudas se concedan para llevar la nueva tecnología a zonas que, sin ellas, no se beneficiarían del impacto positivo que puede generar.  

Así, defendió que el 5G va a permitir a España avanzar en su transformación digital y resaltó que no solo ofrece nuevas oportunidades para el desarrollo económico y el empleo, sino que también es importante para que este desarrollo sea "sostenible e inclusivo".

En este sentido, agregó que el plan de recuperación que se pondrá en marcha con los fondos europeos es una oportunidad no solo para dejar atrás la crisis provocada por la pandemia de la covid-19, sino también para corregir desequilibrios y desigualdades que se vienen arrastrando "durante décadas" y lograr un país "mejor, más resiliente económicamente, más competitivo y más cohesionado". 

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de Invertia, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información