Cada 16 de abril se celebra el Día Mundial del Emprendimiento, una jornada con la que se busca reconocer el trabajo de todas aquellas personas con espíritu emprendedor, pero también impulsar este tipo de actividades dado el impacto y la importancia que tienen para la economía, la sociedad y el futuro. Por ello, aunque haya una jornada dedicada a él, el emprendimiento se tiene que hacer todos los días.

Noticias relacionadas

Pero además de que ese espíritu emprendedor cale en toda la sociedad, es importante que este interconectado y haya una mayor colaboración entre los distintos actores con el fin de ayudar a España a afrontar con éxito los retos que tiene por delante, una necesidad en la que incidieron todos los participantes en un evento organizado este viernes por Enisa con motivo del Día del Emprendimiento.

El consejero delegado de esta empresa pública, José Bayón, destacó que habitualmente se asocia el emprendimiento a la creación de nuevas empresas, cuando se trata de un "espirítu" que debe ser común a todas las personas y que es más necesario que nunca para enfrentarse a la nueva realidad que conllevan los cambios tecnológicos, sociales o medioambientales. 

En este sentido, el consejero delegado de Impact Hub Madrid, Antonio González, remarcó que el emprendimiento y la innovación "nunca suceden aisladamente" ,y de ahí la importancia de generar un ecosistema que permita la relación, la interacción y el contacto entre emprendedores, así como con otros actores del sistema que hacen que éste funcione. 

A este respecto, Juan Merodio, emprendedor y CEO de Instituto TEKDI, ha agregado que el ecosistema emprendedor funciona como un cerebro, que está compuesto por un conjunto de neuronas que de forma independiente no valen para nada, sino que es necesario fomentar su interconexión. 

Por ello, Meriodo, que también abogó por fomentar las cuestiones relacionadas con la educación y el aprendizaje continuo, instó a aprovechar las oportunidades que hay de crecimiento del ecosistema emprendedor a nivel tanto global como individual, ya que los proyectos salen de conexión de empresas pequeñas, medianas y grandes. 

Por su parte, María Luke, cofundadora y consejera delegada de Fixme, reclamó una mayor conexión entre la oferta y la demanda en el campo de la innovación, por lo que pidió a la Administración Pública que se siente con los emprendedores para que entienda cuál es el camino actual y dé al emprendedor lo que realmente necesita. 

Emprender, un estilo de vida

Por otro lado, Luke también incidió en la importancia de estar preparado mental y físicamente para emprender, ya que se trata de un "estilo de vida", no de un trabajo de nueve a seis, en el que el objetivo es tratar de encontrar una solución a un problema de alguien. "El emprendimiento es un camino muy complejo. No es un camino de rosas", añadió. 

A este respecto, Merodio remarcó que emprender no tiene que ser necesariamente montar "una mega empresa", sino que también puede suponer crearte tu propio empleo. De hecho, González agregó que no tendría sentido tener demasiados unicornios. "Es como un bosque, que se necesita mucha vegetación para que salga una secuoya", apostilló.

En este contexto, el consejero delegado de Enisa resaltó la importancia que tiene la educación para inculcar a la gente un espíritu emprendedor y curioso, así como conectar las necesidades del mercado con las ideas. Además, remarcó la necesidad no solo de crear nuevas empresas, sino de conseguir que las que ya existen se reconviertan e innoven. 

González compartió esa importancia de poner el foco en la reconversión de las pymes hacia una empresa innovadora, porque muchas de ellas cuentan con un buen equipo, pero les falta "cambiar el chip". En su opinión, estas compañías son una "pieza clave" del contexto actual de reactivación sostenible del país. 

Emprendimiento y covid-19

Por otro lado, Bayón señaló que antes de la pandemia de la covid-19 ya estábamos en un proceso de transformación del que, si alguien puede salir adelante, son los emprendedores, Así ha quedado reflejado en el último año, en el que han demostrado su capacidad de seguir innovando frente a la crisis. 

De hecho, apuntó que en 2020 Enisa recibieron más solicitudes que nunca, ya que a la tendencia de crecimiento registrada en años anteriores se sumó la mayor liquidez con la que contaban las empresas gracias al ICO. "Este incremento con respecto a otros años a pesar de la crisis pone de manifiesto que el emprendimiento sigue vivo y activo", incidió.

En la clausura del acto, Galo Gutiérrez, presidente de ENISA y director general de Industria y de la PYME, afirmó que es fundamental potenciar la capacidad emprendedora del país ahora más que nunca ante el proceso de recuperación de la crisis generada por la covid-19.

En este sentido, remarcó que la misión de la Administración pública es acompasar y acompañar esta capacidad de emprendimiento con su propia actuación y subrayó que en el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia se incluyen medidas e inversión para lograr que aumente la tasa de emprendimiento en el país.