Hay buenas costumbres que no merece la pena perder ni tan siquiera con la irrupción de la covid en escena. Una de ellas es mantener las conversaciones periódicas con esos directivos que marcan la agenda, ya no tanto por la empresa a la que representan, sino por la claridad en su mensaje.

Noticias relacionadas

Jack Chen es uno de esos personajes. La primera vez que hablé con el máximo directivo de la icónica empresa de comunicaciones empresariales Alcatel-Lucent Enterprise fue en 2017. En aquel primer encuentro, Chen ya anticipaba algo que hoy es imperativo: "Ahora se trata de conectar personas con otras personas (no sólo por voz, también por texto y vídeo), personas con objetos inteligentes y cosas con cosas". La pandemia no ha hecho sino corroborar esta premonición.

La segunda vez que hablamos, en las oficinas de la firma en Madrid, Chen hizo más énfasis en el despertar del IoT y la 5G, ambas tendencias que hoy están en pleno apogeo. Con estas premisas sobre la mesa, era obligado conversar de nuevo -cambiando el cara a cara por su propia app de videoconferencia Rainbow- para revalidar su visión tras todo lo vivido con la pandemia. 

"Ha sido un año muy duro y disruptivo, tanto para las empresas como para los negocios y la economía global. La forma de trabajar ha cambiado definitivamente, lo cual también ha traído alguna oportunidad: la nube se ha consolidado, el vídeo se está volviendo esencial y la transformación digital ya es la norma", introduce Jack Chen. 

"Definitivamente, algo anormal ha acabado por volverse normal. Viendo la tendencia, queda claro que el futuro será un lugar de trabajo híbrido y la clave será proporcionar una comunicación fluida a los empleados en la oficina y en remoto", añade. Para muestra, un botón: Rainbow ha pasado de 200.000 usuarios en 2017 a triplicarse su base de clientes en apenas un año.

La ciberseguridad marcará el futuro

Jack Chen es voz autorizada para hacer estos comentarios. Lo primero, por su precisión en los diagnósticos pasados. Lo segundo, por su dilatada trayectoria: dirige Alcatel-Lucent Enterprise desde 2016, dos años después de que la asiática Huaxin comprara esta histórica casa. Antes, fue directivo de la multinacional en la región de APAC y también ejecutivo en Alcatel Shanghai Bell.

Le recuerdo a Chen sus vaticinios y le pregunto a renglón seguido que es lo que echa en falta en este despertar improvisado de las comunicaciones digitales. "Definitivamente estamos en una etapa temprana de las herramientas de comunicación. Estamos viendo problemas en los últimos meses en torno a la seguridad y la privacidad. Por eso, para nosotros es una prioridad desde el diseño, garantizando la integridad de los datos y el cumplimiento total de la normativa".

La respuesta guarda sentido con el rápido despliegue del teletrabajo: en muchas ocasiones, se ha optado por soluciones más orientadas al consumidor final y no por tecnologías pensadas para el entorno profesional, como la propia Rainbow de Alcatel-Lucent Enterprise.

"A diferencia de otras herramientas, nosotros no somos los dueños de los datos. Dejamos que ellos sean los que definan la política de seguridad y desde el principio trabajamos en ello", presume Jack Chen.

Verticalizar, el concepto mágico

Pero si la seguridad es la asignatura pendiente de muchas de las propuestas más populares, la experiencia de uso es la de las propuestas más serias.

"El reto está en ofrecer ambientes distintos en función de la situación concreta. No podemos contar con una misma experiencia para alumnos que atienden una clase o cuando alguien está en una videoconsulta con su médico, que la propia tecnología podría incorporar los datos de dispositivos IoT a la ecuación. Nuestras capacidades no solo deben estar para conectar a las personas, sino también para conectarnos a los procesos, adaptándonos a cada industria", afirma Chen.

Haciendo memoria, Chen ya marcaba esta línea en 2017: unas comunicaciones flexibles, orientadas a las necesidades de cada vertical, capaces de integrar la experiencia del usuario en el ámbito corporativo. Educación y salud son solo dos de estos sectores que están tirando del carro, tal y como defiende el directivo.

No olvidemos el camino

La pandemia hace obligado hablar de videoconferencias y trabajo remoto, pero el cortoplacismo no debe hacernos obviar el camino de innovación que habíamos marcado en los últimos años. Jack Chen no lo hace, al menos. Una de esas áreas de trabajo es la 5G, cuyo esplendor apenas estamos comenzando a visualizar.

"Realmente es un tema muy caliente. Pese a algunas razones políticas que han ralentizado el despliegue, la 5G nos va a traer grandes propuestas en el ámbito empresarial gracias a su baja latencia. Pero esto llevará todavía algo de tiempo. La pandemia ha afectado al despliegue de algunas infraestructuras y sin ellas no podemos hacer nada", explica el ejecutivo. La propia Alcatel-Lucent Enterprise está a la espera de ese despliegue de las redes públicas para comenzar a conectarlo todo en el dominio empresarial.

"A ello hemos de unir la WiFi 6, que va a traer toda una mejora en términos de batería y rendimiento, que también ayudará al despliegue del IoT y de una revolución industrial en toda regla". 

Nube e inteligencia artificial

Jack Chen también está alineando a Alcatel-Lucent Enterprise para aprovechar las dos grandes revoluciones que se vienen -si no están viniendo ya-: la nube y la inteligencia artificial.

Acerca de la primera, Chen afirma que "la nube privada es esencial para conectarse con los procesos verticales de las empresas". Al respecto, la multinacional está sellando alianzas que le permiten acelerar su despliegue en estas lides.

¿Y sobre la inteligencia artificial y el aprendizaje automático? Chen siempre ha defendido la IA en la red es una de las claves para que las comunicaciones no acaben siendo una commodity, para agregar valor a la red. 

"Necesitamos que las redes de comunicaciones funcionen y para ello, como decíamos, la seguridad es clave y la IA es la forma de obtenerla. Por otro lado, la red debe conectarse en el futuro a muchas cosas y ahí el aprendizaje automático es una solución para el mantenimiento preventivo y automatizar tareas", detalla Chen. En palabras del directivo, "donde estamos trabajando es en la capa de aplicación para hacer que la red sea inteligente; hacer que la red tenga más capacidad en el futuro para la transformación digital".