No es Inditex la única compañía 'gigante' para la que trabaja IMATIA. Ni es el textil -desde un punto de vista industrial y comercial- el único sector para el que ofrece soluciones tecnológicas en un momento complicado. Pero de las palabras de su CEO, Fernando Vázquez, se deduce que la industria dedicada a la confección y distribución de ropa pasa por un momento de transformación crucial en el que se debe poner mucha atención.

Noticias relacionadas

Esta empresa gallega de software trabaja con la firma de Amancio Ortega pero también ofrece soluciones a pymes del sector y eso le hace tener una visión global de las carencias de presente y las tendencias de futuro. 

Su diagnóstico se resume en una propuesta que desliza en varios momentos de la conversación con D+I: "Estamos ante una oportunidad histórica. Tenemos que hacer un esfuerzo todos en poner a gente a pensar. Me gustaría ver en el sector una mayor automatización en los procesos de confección. Eso nos permitiría relocalizar nuestra industria, hacerla más local, más eficiente", resume.

Para él, uno de los secretos del éxito de Inditex es, precisamente, que "siempre ha contado con proveedores locales". IMATIA es un ejemplo. "Cuando una multinacional nacida en Galicia cuenta con empresas cercanas para seguir creciendo el orgullo es inmenso, pero también es una decisión estratégica interesante en términos económicos".

La pandemia ha demostrado que la logística deslocalizada puede generar problemas puntuales, de ahí que sea necesario "adoptar soluciones que acerquen todos los elementos de la cadena de valor de cualquier industria". Y la textil no es una excepción.

Quizá el ejemplo donde mejor se demuestra esta tesis es en el comercio local dedicado a la venta de ropa. "Las experiencias con plataformas que absorben todo el proceso logístico de muchas pequeñas compañías a la vez tal vez no sean todo lo satisfactorias que se pudiera pensar para el pequeño comercio", indica.

La tendencia, explica, es otro tipo de plataforma, la de múltiples lados, pero centrada en un cliente en exclusiva. IMATIA, por ejemplo, ofrece una plataforma tecnológica para una determinada pyme en la que ésta es el centro de la plataforma, colaborando estrechamente con todos los elementos de la cadena de valor (marcas, transporte, e-commerce, última milla...).

Más eficacia y beneficio

Dicho de otro modo, una pyme -junto con otras muchas- no tienen por qué buscar el paraguas de un tercero para tener acceso en conjunto a todo ese proceso logístico, sino que cada pyme es el centro de las operaciones centradas exclusivamente en las características especiales de su negocio. Así, explican desde IMATIA, se gana en eficacia y el beneficio es mayor.

El desarrollo de este tipo de plataformas a nivel tecnológico es una prueba más de la automatización y digitalización a la que hacía referencia Vázquez.

Un comportamiento disruptivo que también se tiene aplicar a la propia confección. "No solo estamos hablando de la robotización de la producción, sino de la innovación a la hora de crear nuevos materiales", indica.

IMATIA trabajó en un proyecto de diseño de un tejido especial para bebés que alertaba a los padres cuando el pequeño tenía fiebre. Pero también desliza que la Xunta de Galicia abandera un proyecto que presentará a los fondos europeos Next Generation que prevé lograr tejidos a través de la madera.

Confeccionar ropa más resistente es otro de los retos de futuro, no por capricho, sino porque en otros países, y Estados Unidos es el ejemplo más recurrente, se está empezando a implantar una tendencia: el uso de ropa por suscripción, el alquiler de vestuario por días...

"De momento es algo que no veo de aplicación inmediata en España pero sí que seguro que estamos ante una fuente de inspiración para emprendedores", remarca Vázquez.

Más allá de que algunas tendencias en el sector tarden más o menos en aterrizar en nuestro país, las necesidades aquí son otras. "El comercio local ha aprovechado la pandemia para incrementar su apuesta en digitalización", indica.

La monitorización de stocks para hacer más eficaz el negocio, la ya citada gestión personalizada de la logística, el e-commerce, los sistemas de inteligencia artificial en interiores -soluciones ya más dirigidas a las grandes compañías- o en marketing on line, son algunas de las propuestas más implantadas y en cuyo desarrollo tienen un papel primordial empresas como IMATIA.

"La automarización y digitalización es ahora mismo imprescindible en todos los sectores", concluye Vázquez. Y lo sabe bien: su empresa opera con grandes, pequeños y medianos clientes, en infraestructuras, acuicultura, administración pública, textil, industria o telecomunicaciones.