Esta misma semana no ha sido una semana cualquiera en el País Vasco en el contexto del I+D+i. Ha arrancado la quinta edición del programa de aceleración BIND 4.0. Cada año más startups participantes, cada año más internacionales y cada año con más variedad de tecnologías a desarrollar.

Noticias relacionadas

Sin duda, estamos ante uno de los principales generadores de músculo innovador para la región. De hecho, la nómina de partners asociados al programa para beneficiarse de las ideas disruptoras de las empresas emergentes seleccionadas habla de la importancia del programa. 

Por citar solo algunos ejemplos, grandes compañías como Mercedes-Benz, Ferrovial Servicios, Siemens Gamesa, Iberdrola, Eroski o Unilever se nutren año tras año de los proyectos que, con su apoyo financiero, ellos mismos ayudan a desarrollar con contratos de hasta 150.000 euros.

Ahora bien, que nadie piense que la labor de las grandes compañías es simplemente de apoyo. Desde BIND 4.0 explican que, una vez finalizado el programa, el 70% de las empresas emergentes continúa trabajando con las compañías tractoras.

BIND 4.0 comenzó en 2016 y, desde entonces, estas compañías (las 57 empresas de referencia dentro del País Vasco) han contribuido a que más de 100 startups materialicen un total de 178 proyectos y den el salto al mercado. La facturación total generada ha sido de más de 5 millones de euros.

2.400 candidaturas

Otro dato importante y que demuestra el potencial de este programa de aceleración es el que hace referencia al número de candidaturas: desde aquella primera edición, 2.400 startups han intentado desarrollar sus proyectos a través de BIND 4.0.

Decíamos que este programa ha iniciado esta semana su fase de desarrollo, tras unos meses en los que se ha procedido a la selección de los proyectos beneficiados.

Este año se han seleccionado a 31 empresas emergentes para desarrollar un total de 40 proyectos de industria 4.0. Datos que demuestran, según los impulsores de la iniciativa, que "a pesar de los obstáculos vividos como consecuencia de la situación sanitaria que estamos viviendo, la tecnología y la innovación siguen siendo una prioridad para las principales empresas del sector de la industria, la energía, la salud y la alimentación".

Estas empresas "continúan apostando por las startups de BIND 4.0 como la mejor forma de acceder al talento y la innovación para mejorar su competitividad".

Este programa es una iniciativa público-privada del Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente -que se gestiona a través del Grupo SPRI y su plataforma UpEuskadi del ecosistema vasco de emprendimiento- y parece haberse convertido en un referente de innovación abierta y aceleración de la Industria 4.0 a nivel mundial.

Procedencias y tecnologías

Tras analizar las 750 candidaturas recibidas para esta última edición, -un 37% más que en el año anterior-, las 57 empresas tractoras de BIND 4.0 han elegido los proyectos innovadores más estratégicos en distintas áreas de aplicación de la industria.

En cuanto a la procedencia de las startups seleccionadas para participar en el programa de aceleración este año, cabe destacar que 15 tienen su origen en Euskadi, -8 de Bizkaia, 3 de Álava y 4 de Gipuzkoa- y un total de 16 empresas son de otras comunidades autónomas, -como son Las Palmas de Gran Canaria, Barcelona, Madrid y Navarra-, y del resto de distintos países del mundo.

Así, este año el 51% de startups seleccionadas son de fuera de Euskadi. Concretamente, las 9 internacionales proceden de Italia (2), Alemania (2), Israel (1), Portugal (1), Reino Unido (1), Finlandia (1) y Suecia (1).

Distribución geográfica de las startups seleccionadas. GRÁFICO: BIND 4.0

Las startups seleccionadas para esta quinta edición han presentado soluciones vanguardistas de gran calidad, con el objetivo de mejorar procesos, servicios y productos. Además, algunas aplicaciones tecnológicas presentadas se centran en atender las necesidades generadas como consecuencia de la crisis sanitaria.

Para ello, aplican tecnologías innovadoras en el campo de Internet de las cosas, Big Data, Inteligencia Artificial y Visión Artificial que tienen una mayor representación entre los proyectos seleccionados con el 62% de soluciones. Seguido también de otras soluciones innovadoras como Blockchain, Robótica y Ciberseguridad, entre otros.

BIND 4.0 tiene tres objetivos principales: acelerar el desarrollo de las startups en el ecosistema industrial vasco, promover la transformación digital de las empresas y posicionar al ecosistema de Euskadi como hub de emprendimiento industrial avanzado.

Tecnologías propuestas por las startups seleccionadas. GRÁFICO: BIND 4.0.

Según sus impulsores, en esta quinta edición "BIND 4.0 ha sabido adaptarse a las nuevas necesidades y circunstancias del sector, entendiendo la necesidad de apostar por la innovación, la colaboración y la atracción de talento extranjero a través de la captación de startups como la mejor forma de hacer frente a los nuevos retos que han  supuesto la llegada de la Covid-19".

Y es que "hemos comprobado que las empresas y startups siguen considerando que BIND 4.0 es la mejor plataforma de innovación abierta para conocer, interactuar y contratar a las mejores startups que les ayuden a abordar sus desafíos de transformación digital".

Para Leyre Madariaga, directora de Emprendimiento, Innovación y Sociedad de la Información del Gobierno Vasco: "Todo esto pone de manifiesto que es más importante que nunca contar con la colaboración entre agentes públicos y privados para favorecer el crecimiento de nuestra economía, impulsar la transformación digital en todos los sectores y poder seguir adelante".

Este programa no está exento de reconocimientos internacionales. Recientemente se ha conocido que BIND 4.0 ha sido seleccionada como ganadora en la décimo cuarta edición de los Premios Europeos a la Promoción Empresarial, organizados por La Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y PYME de la Comisión Europea, en la categoría de mejora del entorno empresarial.