El laboratorio del fuego. Dicho así más parece el título de una película que el objetivo de un proyecto de colaboración público-privada con una gran carga de innovación y tecnología que se está desarrollando en Cantabria, más concretamente en Torrelavega.

Noticias relacionadas

En esta ciudad se han inaugurado recientemente las nuevas instalaciones del Clúster del Fuego de Cantabria (CIF Cantabria). El acto contó con la presencia del alcalde, Javier López Estrada y el consejero de Industria, Javier López Marcano.

Las nuevas instalaciones dotarán a la región de un laboratorio del fuego, con equipamiento de carácter singular y complementario para la realización de ensayos tanto de resistencia como de reacción al fuego.

Ya está operativo, entre otros equipos, un calorímetro a gran escala, único en el sistema universitario español, para la medición de variables relacionadas con las manifestaciones de incendios, tales como condiciones de propagación de llama, energía liberada, opacidad de los gases de combustión, etc.

Asimismo, se encuentra en proceso de compra un segundo equipo a gran escala para el ensayo de elementos constructivos delimitadores y portantes. Estos equipamientos se complementan con diversos aparatos para el análisis a micro, pequeña y media escala.

El principal objetivo de CIF Cantabria es fomentar la cooperación entre los diferentes organismos, fabricantes de equipos y componentes además de los proveedores de servicios de la industria que requieran o utilicen pruebas de comportamiento frente al fuego de los materiales para la validación, procesado, fabricación, y/o certificación de sus procesos productivos o productos fabricados.

Eso permitiría que puedan obtener un mayor nivel de competitividad, estableciendo las bases para garantizar la adaptación a los cambios tecnológicos, los retos del mercado y, en definitiva, para la defensa general de sus intereses.

Durante la inauguración, el alcalde agradeció "a todos aquellos que han hecho posible que Torrelavega albergue a este clúster".

Además, recalcó que este proyecto "posiciona a la ciudad por primera vez dentro de un clúster industrial, innovador, lo que va a suponer un  gesto de transferencia del conocimiento, de verdadero posicionamiento de la administración local".

Todo ello, según confesó el alcalde, "promoverá la captación de fondos europeos y de empleo de alta cualificación".

Por su parte, el consejero López Marcando afirmó que se trata de "un arquetipo de la colaboración público-privada (UC, gobierno de Cantabria, y 11 empresas que pertenecen y que creyeron desde el origen en el proyecto); y un arquetipo de los objetivos de desarrollo tecnológico, talento, innovación y desarrollo tecnológico que se persiguen en los dos ámbitos, público y privado".

Asimismo, ha manifestado su confianza en que si se continúan  creando estas sinergias se potenciará la condición de referente de Cantabria dentro de ese ámbito.

Actualmente, el Clúster del Fuego de Cantabria cuenta entre sus socios con empresas de calado a nivel regional como Hawke Transit System (HTS) y Burnetts Hispania, del Grupo Fernández Jove, Fundación Centro Tecnológico de Componentes CTC, SODERCAN, Universidad de Cantabria, Puertas ROPER, ITM Global, SDS Stop Fuego y Perlines-Consulting Insurance.

Su instalación en Torrelavega ha sido fruto de un acuerdo entre la Universidad de Cantabria, el Grupo Fernández Jove y el propio Clúster así como el apoyo la Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, a través de las ayudas de Clústers de SODERCAN y del Ayuntamiento de la ciudad.