Al escuchar el nombre de Cariñena, más de uno visualizará una copa de vino denominación de origen. Sin embargo, pocos se pararán a reflexionar sobre otra realidad no tan agradable: el problema de la despoblación.

Noticias relacionadas

Esta comarca de interior acusa, como tantas otras y pese al potencial de su sector vitivinícola, el drama de la llamada España Vaciada. Pero Campo de Cariñena -el nombre oficial de este territorio de la provincia de Zaragoza- también es de las que no se rinde y ve en la tecnología una oportunidad para detener la sangría.

D+I inicia hoy un serial de tres reportajes que, en definitiva, constituyen tres ejemplos de cómo determinadas zonas rurales están trabajando para hacerse más atractivas de la mano de la innovación y la tecnología.

Este primer capítulo nos lleva a una comarca del interior de la provincia de Zaragoza. Son 14 pueblos, de los que solo tres superan el millar de habitantes -Muel (1.401), Alfamén (1.443) y Cariñena (3.355)-.

El resto de municipios de la zona se mueven en la horquilla de los 800 habitantes de Longares o el medio centenar de Vistabella o Aladrén.

Pues bien, todo ellos, sin distinción, están inmersos en un proceso de digitalización, a través de la comarca, para que la gestión de los recursos humanos de sus ayuntamientos sea lo más eficiente posible.

Y una correcta gestión de los recursos humanos en la administración pública es garantía de una prestación de servicios más eficaz al ciudadano. Y una mejor prestación de servicios es una invitación a hacer que un territorio intente ser más atractivo, tenga el tamaño que tenga.

Las representantes de Savia, Pilar Mera y Teresa Buergo, en compañía del presidente y del secretario de la entidad comarcal, José Luis Ansón y Néstor Pétriz.

Este proceso de digitalización lo ha asumido Campo de Cariñena en colaboración con la empresa Savia.

Néstor Pétriz es el secretario de la entidad comarcal y explica a D+I el alcance del plan. "El proyecto está empezando a despegar y, de momento, los efectos principales del mismo se están produciendo fundamentalmente dentro de la propia entidad comarcal".

Y añade: "Pero, evidentemente, la comarca no tiene sentido sin los municipios y su razón de ser no es otra que colaborar jurídica, técnica y económicamente con ellos. En este sentido, una línea fundamental de trabajo es extender los beneficios del proyecto al conjunto de municipios de la entidad comarcal".

El plan consiste, según resume la compañía Savia, en la adopción de un sistema integral de gestión de personas alojado en la nube que incluye áreas funcionales, herramientas de planificación y servicios de nómina y personal.

Alineado con la Agenda España Digital 2025, "permite a los empleados públicos trabajar colaborativamente, siendo más sostenibles, con seguridad jurídica y certeza y con el que esta institución ha incorporado la modalidad de teletrabajo, permitiendo a sus empleados conciliar la vida laboral y personal".

El presidente de la comarca, José Luis Ansón, destaca que "el trabajo en remoto ha tenido una gran acogida en la plantilla", pero es que, además, "este camino que emprendemos hacia la digitalización es una garantía de trabajo más sostenible, pasando de gestionar los trámites de nuestros empleados con archivadores y firmar todo en papel a hacerlo con un ecosistema tecnológico".

El secretario comarcal, Néstor Pétriz, reconoce que, "con la pandemia, entendimos que era una oportunidad única y propicia, a la par que absolutamente necesaria, para afrontar este proceso".

Servicio colaborativo de nómina (BPO), diseño de un área del empleado (Engate) y sistema de control horario (Savia Time) son algunas de las funcionalidades incluidas en el proyecto y puestas ya en marcha.

La tecnología que emplean estas entidades pequeñas suele estar desactualizada y el personal es limitado, está sobresaturado y no tiene relevo generacional.

Entre las características tecnológicas del proyecto, destacan su puesta en marcha 100% en remoto gracias a la nube, así como el fichaje con dispositivos móviles y la gestión 100% cloud de Recursos Humanos, compatible con el trabajo en remoto y la colaboración entre empleados y el área de personal.

La empresa destaca que "pese a ser una entidad pública pequeña, este proyecto diseñado por Savia sitúa a la comarca a la altura de otras grandes administraciones de capital de provincial en materia de digitalización de la gestión interna".

La portavoz de Savia, Lara Olmo, explica en conversación con D+I por qué administraciones pequeñas como las que conforman esta entidad comarcal pueden equipararse a grandes capitales en materia de digitalización.

 "Hoy en día la interoperabilidad, la integración entre sistemas, el acceso y uso de tecnología cloud, la protección de los datos o la automatización de procesos burocráticos son parámetros en los que una pequeña entidad local puede igualarse con una administración de mayor tamaño", resume.

En estos momentos, según revela la compañía, Savia está trabajando con más de 500 organizaciones públicas, entre ellas tres mancomunidades, muy similares a las comarcas aunque con distintas competencias.

"Llevamos nuestra tecnología a territorios rurales mediante Planes provinciales y comarcales que gracias al despliegue cloud llegan a todos los ayuntamientos de su territorio", indica Olmo.

Las brechas y las causas

Sin embargo, aunque se esté produciendo un acelerón en otros territorios en materia de digitalización, sigue habiendo dos velocidades.

Y es que el segundo 'Estudio sobre la situación digital de la gestión de personas en los ayuntamientos españoles', elaborado por la propia compañía Savia, advierte que más de la mitad de los ayuntamientos españoles (el 56%) carece todavía de una ruta digital para la gestión de sus RR.HH.

Es más, sólo 1 de cada 3 consistorios tiene completamente desarrollado el proceso de digitalización de esta área.   

Sigue reflexionando Olmo: "La tecnología que emplean muchas de estas entidades locales suele estar desactualizada, no responde a parámetros unificados y no hay una cultura digital consolidada".

Además, "el personal público suele ser limitado, está sobresaturado y falta relevo generacional; factores que no ayudan a incorporar nuevas formas de trabajar".

El secretario de la entidad comarcal de Campo de Cariñena, Néstor Pétriz, añade algunas causas más de esta doble velocidad: "Tal vez, entre ellas está la dificultad de algunos territorios de disponer de un acceso a internet ágil, rápido y seguro, la falta de recursos económicos, la dificultad de los poderes públicos de visualizar las ventajas a medio y largo plazo de dichos procesos…".

En opinión de la portavoz de Savia, "las administraciones públicas del entorno rural deben ganar peso en la agenda política si queremos afrontar estos retos. La colaboración público-privada será esencial", concluye.

El proyecto de Campo de Cariñena fue presentado este martes y contó con la presencia de José Luis Ansón y Néstor Pétriz, presidente y secretario respectivamente de la comarca; de Pilar Mera, responsable de proyectos en Savia, y Teresa Buergo, gerente de cuentas en Aragón también de la compañía.