A última hora de la noche, en el Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz se seguía trabajando para mantener vivo el diálogo social. Este lunes fue suspendida sine die la reunión entre representantes del Gobierno, de los sindicatos y de los empresarios después de que publicara este diario que Nadia Calviño había logrado imponer la prudencia y Sánchez había decidido no subir el Salario Mínimo en el último Consejo de Ministros del año. Y la mesa amenazó con reventarse.

Noticias relacionadas

Pasadas las 20.00 horas, una nota oficial de Moncloa confirmaba la noticia de que el Consejo de Ministros aprobará este martes mantener el SMI en 950 euros, en contra de los deseos de Unidas Podemos, encabezados por el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y la ministra Díaz.

Y sin embargo, en las oficinas de Trabajo se respiraba con alivio: fuentes del entorno de la ministra confirmaban a EL ESPAÑOL que la tarde había sido frenética, por el riesgo de ruptura del diálogo social, pero que éste "sigue vigente una vez que el decreto será de prórroga y no de congelación".

En todo caso el Salario Mínimo seguirá siendo en enero el mismo que en diciembre, de 950 euros. Así que, ¿cuál es la diferencia entre congelar y prorrogar? Las citadas fuentes aclaran que congelar habría cerrado las puertas a cualquier subida en todo 2021, y que prorrogar, por el contrario, significa que "se sigue negociando la subida". Así, en las oficinas de Díaz se vivía esta derrota como una pequeña victoria.

Y de ahí que la nota de Moncloa enviada a las agencias dijera que la decisión prevista en el Consejo de Ministros de este martes se tomará "a petición del Ministerio de Trabajo". El entorno de Yolanda Díaz temía durante la tarde que la decisión final del presidente Sánchez fuera la de congelar... o peor aún, que no se aprobara ningún decreto.

En realidad, eso era prácticamente imposible, porque habría sumido a España en un caos "sin salario mínimo, lo que habría desprotegido totalmente a los empleados más vulnerables", indican las fuentes. Después de subir casi un 30% el SMI en dos años -desde 736 a 950 euros en 14 pagas-, esta decisión habría hecho saltar la paz social de manera inmediata y radical.

Y es que en todo caso, tal decisión no habría encajado con lo que indican fuentes de la Vicepresidencia económica de Nadia Calviño. "El compromiso con la revalorización del SMI es total, cumpliremos paulatinamente con el acuerdo de coalición y con la Carta Social Europea", que reclama que el SMI llegue al 60% del Salario Medio. "Y ya estamos muy cerca", añaden desde Economía.

Un 0,9% simbólico

De hecho, el salario medio en España está situado en 24.009,12 euros brutos al año, lo que se traduce en 14 pagas de 1.714,94 euros mensuales. El 60% de esta cifra se traduciría, pues, en un Salario Mínimo Interprofesional de 1.028,96 euros por paga, no muy lejos de los actuales 950 euros... pero menos que los 1.000 euros a los que habría querido llegar el Ministerio de Trabajo, que finalmente se contentaba con un ajuste simbólico del 0,9%, equivalente a la subida de los funcionarios y de las pensiones.

El objetivo de la prórroga del decreto del SMI, a petición del Ministerio de Trabajo, es dar seguridad jurídica y proteger a los trabajadores que están pendientes de este SMI y que podrían quedar en un limbo legal a partir del 31 de diciembre si no se prorrogase.

Para la ministra Díaz, "sería muy preocupante" que las empresas españolas no pudieran soportar una subida del SMI de apenas nueve euros mensuales. Esa alza del salario mínimo en 2021 supondría un incremento próximo al 0,9% de pensionistas y trabajadores públicos.

Sin fecha tope

Ahora, las fuentes no quieren ponerle fecha objetivo a la negociación. En los últimos días, el ministro de Transportes (y secretario de Organización el PSOE), José Luis Ábalos, fijó el horizonte de un mes, Calviño habló de "en los próximos meses", la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, lo retrasó a junio... y el mismo secretario general de UGT, Pepe Álvarez, admitía en una entrevista con Invertia que "será en enero o en julio, pero no vamos a parar hasta que se suba el SMI en 2021". 

Este martes, pues, se aprobará una prórroga similar a la que sacó adelante hace un año la socialista Magdalena Valerio, ministra de Trabajo del primer Gobierno de Sánchez, a la espera de que se constituyera el nuevo Ejecutivo de coalición. La revalorización se acordó con empresarios y sindicatos y se llevó al primer Consejo de Ministros de febrero de 2020.

Ahora seguirá vigente, pues, el real decreto por el que se subió el Salario Mínimo Interprofesional un 5,5% en 2020, hasta los actuales 950 euros. Y se hace "con el fin de dar más margen a la negociación del diálogo social para acordar la nueva subida", aclaraban las fuentes de Trabajo. Con el mismo plan, sacar adelante cuanto antes un pacto de revalorización.