Isabel Díaz Ayuso en sesión de control en la Asamblea de Madrid.

Isabel Díaz Ayuso en sesión de control en la Asamblea de Madrid. Efe

Madrid DESESCALADA

"Es un agravio", "una invención", "una chapuza": Madrid se rebela contra la "Fase 0,5" que le ofrece Illa

La Comunidad madrileña considera que los ciudadanos pueden ver esta fase intermedia "como una chapuza improvisada" y pelea por el ascenso. 

15 mayo, 2020 18:02

Noticias relacionadas

Madrid sigue negándose a aceptar la fase intermedia que le ofreció el Gobierno central este viernes por la mañana y lucha por ascender a la fase 1 a partir del lunes 18 de mayo. A juicio del entorno de la Presidencia madrileña, quedarse en una fase intermedia es "un agravio", "una invención", "una chapuza" que quieren evitar a toda costa.

El Ejecutivo madrileño critica que el Gobierno central siempre habló de cuatro fases, "en ningún momento" de fases intermedias: "Siempre se ha dicho que cada fase es un bloque cerrado y se ha explicado qué se podía hacer y qué no en cada una". Desde la Presidencia de la Comunidad de Madrid subrayan que la propia Orden del Ministerio de Sanidad reconoce explícitamente que no hay fases intermedias: "De la 0 a la 3 hay cuatro fases. Y a cada fase le corresponde un grado de apertura o liberación de las medidas".

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, tiene previsto cerrar un encuentro con el consejero madrileño, Enrique Ruiz-Escudero, para presentarle el plan final que el Gobierno tiene para Madrid para la próxima semana, pero a media tarde de este viernes la reunión todavía no se había celebrado ni tenía hora prevista.

La última oferta que ha llegado a la Real Casa de Correos incluye una "Fase 0,5", como ha denominado Madrid a esta fase intermedia, que dejaría a los comercios levantar la persiana pero no permitiría abrir terrazas ni viajar a segundas residencias ni hacer reuniones de más de diez personas en viviendas. Madrid considera que esta nueva fase "genera confusión e incertidumbre", "una invención" que el ciudadano "puede ver como una chapuza improvisada". 

La Comunidad de Madrid apela a "la responsabilidad individual y social" de los ciudadanos, y dice que "no tiene términos medios ni se puede incurrir en un paternalismo estatal dirigido: confianza sí o confianza no, responsabilidad sí o responsabilidad no". 

Para rechazar esta fase creada ad hoc para Madrid, desde la Real Casa de Correos argumentan que genera "incongruencias", como que el Ministerio no permite abrir terrazas ni reuniones de diez personas "pero sí acepta espectáculos culturales de menos de treinta personas en lugares cerrados y menos de 200 personas al aire libre". Además, también se queja de que las terrazas deberían permanecer cerradas "mientras sí se permitirían velatorios con diez personas en espacios cerrados y quince en espacios al aire libre". 

Datos

Madrid cree que sus datos no pueden compararse a los de Barcelona capital porque "la Comunidad de Madrid está logrando una mejora más notable". Entre sus argumentos esgrimen que Cataluña "ha tenido hoy 15 de mayo tres veces más de casos con PCR positiva que la Comunidad de Madrid: 151 frente a 49". 

Además, el incremento de confirmados en Cataluña "es de 0,27%, frente al 0,07%"de la Comunidad de Madrid, siendo la media de España "en el día de hoy de 0,24%". Respecto a la incidencia acumulada por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, la Comunidad de Madrid presenta una tasa del 38,18, por el 44,85 de Cataluña".