Agarrón de Piqué sobre Ben Yedder que supuso la amarilla para el jugador del Barcelona ante el Sevilla

Agarrón de Piqué sobre Ben Yedder que supuso la amarilla para el jugador del Barcelona ante el Sevilla

Fútbol LA LIGA

Piqué se jugó El Clásico: rozó la expulsión de la manera más absurda

El central catalán ingresó al terreno de juego sin permiso del colegiado, lo que le hubiera supuesto la segunda amarilla de estar el balón en juego.

Gerard Piqué jugó 'con fuego' en el partido ante el Sevilla FC. El central del FC Barcelona vio la tarjeta amarilla en el minuto 38 por un claro agarrón sobre el delantero centro francés Wissam Ben Yedder. Sin embargo, el partido transcurrió sin mayores incidentes para el catalán...hasta el minuto 85.

Ese fue el minuto en el que Lionel Messi marcó su tercer gol, firmando así un hat-trick y dándole la vuelta al marcador para un Barça que llegó a ir perdiendo 2-1 al descanso. En plena celebración, Piqué salió del terreno de juego, y cuando el Sevilla se colocó para sacar de centro, ingresó de nuevo en el campo.

El problema reside en que hizo esta acción sin que el árbitro -en este caso, Mateu Lahoz- se lo permitiera. Una acción que en circunstancias normales supone tarjeta amarilla, la cual habría sido la segunda para el zaguero, quien, debido a tal expulsión, se habría perdido el próximo Clásico liguero ante el Real Madrid, que tendrá lugar el sábado 2 de marzo.

Piqué se salvó

Por fortuna para él, al haberlo hecho con el juego parado, pues el Sevilla aún no había sacado de centro, únicamente fue advertido por el colegiado valenciano, quien le hizo volver a salir para, instantes después y coincidiendo con la reanudación del partido, le permitió entrar.

Los jugadores del Barcelona celebran un gol de Messi ante el Sevilla en La Liga

Los jugadores del Barcelona celebran un gol de Messi ante el Sevilla en La Liga Raúl Caro EFE

De esta forma, Piqué estuvo a segundos de perderse el partido ante el máximo rival, por el cual pasan muchas de las opciones de ambos equipos por hacerse con La Liga. El Barça lidera la tabla con nueve puntos más que los blancos, terceros por detrás del Atlético de Madrid, pero una victoria merengue en el Santiago Bernabéu apretaría mucho más el campeonato doméstico, al cual le restan tres jornadas por finalizar.

Por su parte, los azulgranas solventaron con cierta dificultad el duelo ante los hispalenes. Tan solo una soberbia actuación del citado Messi, quien, además de marcar tres goles, asistió a Luis Suárez para el definitivo 2-4.

[Más información: Piqué calienta El Clásico: "En la ida descansaron un día más y acabamos 5-1"]