El Real Madrid celebra uno de los goles ante el Melilla.

El Real Madrid celebra uno de los goles ante el Melilla.

Fútbol REAL MADRID

El Plan B del Madrid de Solari comienza a funcionar

El Real Madrid es un club que, históricamente, ha tenido grandes plantillas. De hecho, en las últimas temporadas, el conjunto blanco se ha caracterizado por su fondo de armario. Zinedine Zidane contaba con más de 20 futbolistas que le daban la tranquilidad necesaria para poder tomas las decisiones que quisiera en cada partido sin que el rendimiento del equipo se viera afectado.

Sin embargo, esta temporada el cuadro merengue no había conseguido que esta amplitud de plantilla diera sus frutos. Julen Lopetegui no dio con la clave para que los menos habituales estuvieran preparados cuando se les necesitara y rindieran cada vez que saltaban al campo. Pero este aspecto también ha cambiado en las últimas semanas.

Con la llegada de Santiago Solari los teóricos suplentes también se ha puesto las pilas, lo que ha hecho que los recursos y armas con las que cuenta el argentino para cada partido hayan aumentado considerablemente. De hecho, el actual técnico madridista ha demostrado en estos compromisos que puede hacer cambios en el once titular sin que el rendimiento se vea afectado ni los resultados se resientan.

Lucas Vazquez celebra tras anotar el 2-0 ante la Roma

Lucas Vazquez celebra tras anotar el 2-0 ante la Roma EFE

Toda la plantilla enchufada

Solari ha conseguido enchufar a toda la plantilla en apenas un mes que lleva en el cargo. El argentino ha logrado que todos los jugadores quieran demostrar que son tan válidos como sus compañeros para ocupar un puesto en el once titular. La última prueba fue el partido frente al Melilla de la Copa del Rey.

A pesar de ser un equipo de Segunda B, el conjunto melillense había demostrado durante la temporada que es un equipo serio. Además, hoy en día es complicado golear a cualquier equipo, por este motivo tiene mérito que el Real Madrid le endosara seis goles en el partido de vuelta y diez en el total de la eliminatoria. Este encuentro, además, sirvió para que jugadores como Isco Asensio, comiencen a dar una sensación de mejoría respecto a los duelos anteriores.

Mariano y Vallejo se quedan atrás

Aunque es cierto que los suplentes del Real Madrid ha dado un paso adelante, hay un par de jugadores que se han quedado un poco por detrás del resto. Mariano Jesús Vallejo no han podido todavía ponerse todavía al ritmo de sus compañeros, pero el motivo ha sido claro, el problema con las lesiones.

Mariano Díaz se retira lesionado ante el Melilla

Mariano Díaz se retira lesionado ante el Melilla EFE

Con el central no hay duda, las lesiones le han lastrado durante este curso. El central no ha podido debutar esta temporada hasta el pasado jueves en el Santiago Bernabéu, precisamente frente al Melilla. Vallejo ha vivido un particular infierno que espera haber dejado atrás. El caso de Mariano no es tan grave, aunque es parecido. Cuando llegó Solari, el delantero estaba lesionado, y no se recuperó hasta hace alrededor de una semana. El canterano solo ha podido tener minutos frente a la Roma y el Melilla, donde no pudo marcar. Ahora vuelve a tener molestias, lo que le impedirá jugar, pero según avancen los partidos y siga sumando minutos, Mariano volverá a ser el mismo que brillo en el Olympique de Lyon.

Hay un tercer jugador que parecía haberse quedado también un poco atrás, y no es otro que Fede Valverde. Sin embargo, el uruguayo ha crecido en los últimos partidos. El centrocampista jugó frente al Valencia y el Melilla, y tuvo buenas actuaciones. Solari le conoce y sabe lo que puede aportar, por lo que la preocupación con el ex de Peñarol es nula.

La cantera también suma

Pero si hay otro aspecto que ha mejorado con Solari ese es la presencia de la cantera. El argentino conoce perfectamente a los canteranos de su estancia en el Castilla, y no ha dudado en echar mano de ellos cuando lo ha necesitado. Javi Sánchez es el ejemplo perfecto, pero otros futbolistas como Cristo, Fidalgo Fran García han comenzado a dar sus primeros pasos con el primero equipo, donde esperan hacerse un hueco en un futuro.

[Más información: Bale se lanza a por La Liga, su cuenta pendiente]