Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate

Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate Reuters

Fútbol COPA LIBERTADORES

Gallardo y la final del Bernabéu: "La recordaremos como una vergüenza total"

El técnico Marcelo Gallardo, de River Plate, utilizó la rueda de prensa para quejarse de forma aireada de la última decisión de que la final se jugará fuera de Argentina: "Le robaron la localía a los hinchas", pero también para arengar a los suyos ya que "nos dañaron el espíritu, pero eso nos hará más fuertes". "Hemos perdido mucho y tenemos mucho para ganar", concluyó la rueda de prensa.

Pese a que River emitió el sábado un comunicado en el que daba a entender que no estaba dispuesto a jugar en Madrid y Boca anunció que iba a recurrir al Tribunal de Arbitraje Deportivo la decisión de no entregarle el título sin jugar, el TAS no ha comunicado que haya recibido el recurso, ambos viajarán esta semana a Madrid para afrontar la semana de sus vidas.

El conjunto de los "Millonarios" se hospedará en la Castellana, una de las arterias principales de la capital a algo más de dos kilómetros del estadio Santiago Bernabéu. El equipo de Gallardo se entrenará en Valdebebas, la ciudad deportiva madridista, con Santiago Solari como anfitrión, en unas instalaciones que cuentan con un estadio dedicado a un ilustre exjugador suyo, Alfredo di Stefano.

Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate

Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate Reuters

Las dudas de ambos equipos

Ríver viajará a Madrid pendiente del estado físico de Ignacio Scocco, Rodrigo Mora y el colombiano Juan Fernando Quintero y Boca trata de recuperar a Cristian Pavón, lesionado en el partido de ida, y observa la evolución del colombiano Wanchope Ábila, con una sobrecarga, mientras ilusiona al "Apache" Tevez, reservado contra Independiente, con la posibilidad de celebrar su partido 200 con los "xeneize" en la final.

Boca vivirá cerca de la estación de trenes de Chamartín, también a unos tres kilómetros del estadio y se preparará en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, la sede de la selección española.A seis días de la final, Madrid aguarda el desembarco argentino y se prepara para un partido que agotó en pocas horas las 7.000 entradas puestas a la venta por el Real Madrid, lo que ha alimentado la reventa en internet.

[Más información: Alejandro Domínguez: "La final en Madrid es irreversible"]