Odriozola y Vinicius celebran

Odriozola y Vinicius celebran EFE

Fútbol REAL MADRID

Las cinco decisiones que Solari ha tomado en sus primeros diez días en el Madrid

Ha pasado ya más de una semana que en el Real Madrid se tomara la decisión de destituir a Julen Lopetegui ante los malos resultados. Al instante se anunciaba también el nombramiento de Santiago Solari como el sustituto del exseleccionador en el banquillo. Lo hacía de forma interina, pero los buenos resultados conseguidos en los tres primeros partidos han convencido al club.

Solari ha logrado lo imposible y es revertir en solo diez días la complicada situación en la que se encontraba el equipo. Ha devuelto la confianza en el vestuario y además no le ha temblado el pulso para tomar varias decisiones en el cargo:

Vinicius se asienta en el primer equipo

La primera gran noticia que trajo Solari consigo fue Vinicius Júnior. El brasileño había estado apartado por Lopetegui. Apenas unos minutos contra el Atlético y contra el Alavés era el pobre rodaje que había tenido con el primer equipo. La afición le pedía y Solari, quien le tuvo en el Castilla durante sus dos primeros meses en Madrid, apostó por él. 

Vinicius junto a su entrenador Santiago Solari

Vinicius junto a su entrenador Santiago Solari EFE

Frente al Melilla le dio la titularidad. Se podía esperar viendo la categoría del rival, pero Vinicius dejó muy buenas sensaciones dando una asistencia y dejando otro gol en bandeja a Odriozola. Después ha tenido minutos también contra el Valladolid y ha debutado en Champions. Su bagaje: un 'gol' salvador contra el equipo de Pucela y otra asistencia frente al Viktoria Pilsen.

Ha acabado con el debate de la portería

Otra de las polémicas que no supo frenar Lopetegui fue la portería. Cuando llegó estaba Keylor, el portero de las tres Champions, pero vino Courtois, el Guante de Oro del Mundial y el 'The Best'. No quiso mojarse y repartió La Liga para Thibaut y la Champions y la Copa para el costarricense. Pero Solari ha atajado el asunto de raíz.

El argentino puso en Melilla a Keylor y en Liga a Courtois. Había dudas sobre quien jugaría en Pilsen, pero Solari eligió. Courtois es su portero. No ha querido alargar su decisión como sí hizo Julen. Ahora el belga debe demostrar porqué le fichó el Madrid.

Odriozola, Vinicius y Reguilón celebran un gol. Foto: Twitter (@sergio_regui)

Odriozola, Vinicius y Reguilón celebran un gol. Foto: Twitter (@sergio_regui)

Da confianza a Odriozola y Reguilón

Dos de las nuevas caras del Real Madrid y que dejaron muy buenas sensaciones en la pretemporada. Parecía que Lopetegui les iba a dar dando paso pero al contrario. Ni las lesiones de Marcelo y Carvajal les dejaron minutos a Odriozola y Reguilón con Julen. No confiaba en ellos.

Sí lo ha hecho Solari y los resultados están al alcance de la vista. Ambos laterales han sido de lo mejorcito de estos primeros choques del extécnico del filial y han demostrado que pueden suplir con solvencia a sus compañeros.

Apuesta por la cantera

Solari contaba con la ventaja de conocer La Fábrica como la palma de su mano. Como entrenador del Castilla, conoce uno a uno a todos sus chicos del filial y a los que vienen por detrás. Es por eso que no ha escatimado a la hora de echar mano del segundo equipo blanco. El más destacado ha sido Javi Sánchez quien ha hecho las veces de tercer central ante las bajas de Varane y Vallejo. Incluso le dio la titularidad en Copa.

Se abre la puerta a ir contando con más canteranos en el futuro y eso es algo que siempre ha gustado mucho en el club y entre la afición del Real Madrid. Otro al que le dio la oportunidad en Melilla fue a Cristo y la aprovechó marcando el tanto final.

Mejoría en el aspecto físico: Pintus y descanso

El nuevo técnico se encontró con un equipo muerto fisicamente. Fuera como fuese, la preparación con Lopetegui y Óscar Caro, su ayudante al cargo, no fue la ideal. Demasiadas lesiones y jugadores fatigados más de la cuenta. Por eso, Solari, para revertir la situación, devolvió los mandos a Pintus en esta tarea y ha dado descanso a jugadores 'machacados' como Isco y Modric.