Mariano cabecea un balón contra el CSKA Moscú

Mariano cabecea un balón contra el CSKA Moscú EFE

Fútbol CHAMPIONS LEAGUE

La sequía del Real Madrid: las claves y los motivos para creer en el gol

  • El club merengue se volvió a quedar en blanco en Moscú por tercer partido consecutivo. Hubo mala fortuna y poco acierto pero hay razones para confiar.
  • El Real Madrid se congela en Moscú

El Real Madrid sumó su tercer pinchazo consecutivo contra el CSKA. Los de Lopetegui se 'congelaron' en Moscú en un choque en el que el 1-0 mandó desde el minuto 2. Lo peor fue que los blancos se quedaron a cero y arrastran una sequía goleadora por cinco horas y 19 minutos.

La mala fortuna se ceba

En Moscú todo fue en contra del Real Madrid. A un gol rival en el minuto 2 se le sumó la lesión de Carvajal, pero, sin duda, lo peor fue el bagaje ofensivo del club blanco. Sus jugadores realizaron hasta 27 remates, pero ninguno entró. Tres palos privaron del gol al Madrid y desesperaron a sus jugadores que veían como nada entraba. Primero fue un derechazo de Casemiro, luego un cabezazo de Benzema y, por último, otro testarazo, ahora de Mariano, que se estrelló de lleno contra el larguero justo antes de entrar al descuento.

Benzema, alejado del área

Benzema vuelve a estar en el ojo del huracán. La crítica se vuelve a cebar con él, pese a su gran inicio de temporada. La realidad es que el '9' ha dado un paso atrás en el campo. El francés pasa mucho tiempo fuera del área y recuerda al Benzema del curso pasado. Es un gran rematador con el pie y la cabeza como se ha visto en los primeros partidos del curso e, incluso, en Moscú. Pero para ello debe entrar más en el área rival.

Karim Benzema calentando en Moscú antes del CSKA - Real Madrid

Karim Benzema calentando en Moscú antes del CSKA - Real Madrid REUTERS

El Madrid, precipitado en ataque

Cuando el nerviosismo se apodera del Madrid, poco puede ir bien. Con el paso de los minutos se vio a un equipo con menos ideas y propuestas y más precipitación. Se fueron en tromba al campo contrario, pero se tomaban malas decisiones. El mejor ejemplo es Asensio. El mallorquín disparó demasiado desde muy lejos. Con Isco, el equipo juega mucho más calmado y con mayor claridad.

El gol está concentrado

Pocos jugadores han marcado, solo siete de todo el vestuario. Más allá de los delanteros (Bale, Benzema, Asensio y Mariano), solo Ramos (3), Isco (2) y Carvajal (1) son los únicos que han marcado. Esto difiere con lo visto durante otros años cuando jugadores como Marcelo, Casemiro, Kroos o Modric ya había celebrado algún gol.

Pero no todo puede ser negativo y es que este Madrid es mucho Madrid. El club blanco siempre ha tenido gol a lo largo de su historia y por una mala racha no hay que perder la fe en este equipo. Hay razones para confiar:

Bale, sano y decisivo

El galés no sufre una lesión y es la mejor noticia de toda la semana. El galés volverá presumiblemente este jueves y estará listo para el partido contra el Alavés. Bale es el jugador más en forma del equipo, tira del carro y el gol con él es mucho más fácil. Solo hay que ver su actuación en Sevilla, donde fue el único que creó peligro.

Gareth Bale

Gareth Bale REUTERS

Mariano pide sitio

Su partido en Moscú no hace más que confirmar que está listo. Lopetegui le dio minutos de calidad y los aprovechó. Solo faltó el gol. En solo 32', hizo cuatro remates y dio un palo que bien pudo ser el punto que nunca logró el Madrid en su visita a Moscú. 

El Madrid sabe vivir sin Cristiano

La sequía se está achacando al adiós del '7'. Es innegable que con Cristiano siempre es más fácil marcar gol, pero este mismo equipo ya demostró el curso pasado que puede sacar las castañas del fuego sin el portugués. El año pasado Cristiano no estuvo en 18 partidos por diferentes y se marcaron 40 goles (2,2 por encuentro). Solo en un partido el Madrid se quedó sin marcar. Buen síntoma.