Dani Alves. Foto Instagram (@danialves)

Dani Alves. Foto Instagram (@danialves)

Fútbol

El emotivo mensaje de Dani Alves por su lesión

Uno de los futbolistas más importantes de la selección brasileña no podrá estar en el Mundial de Rusia. Una desinserción de su ligamento cruzado anterior le impedirá competir en una de las citas más importantes para un futbolista. En The Players Tribune, ha publicado una carta mostrando el sufrimiento que pasó al producirse la lesión y las horas posteriores hasta confirmarse la noticia.

Noticias relacionadas

El lateral derecho de la canarinha tenía reservada una plaza para él. Junto a los Neymar, Casemiro, Coutinho y compañía, Dani Alves afrontaría, a partir del 14 de junio, uno de sus mayores retos: ganar el Mundial. Sin embargo, no podrá estar sobre el césped. La lesión en su ligamento cruzado le privará de jugar al fútbol durante, como mínimo, los próximos 4 meses, por lo que no podrá viajar a Rusia en condiciones.

En The Players Tribune, Alves se ha sincerado y le ha mandado un mensaje a todos sus seguidores: "No quiero que nadie llore por mi". Una vez ha mostrado el enorme dolor que le conmueve, ha querido transmitir a sus aficionados que es un privilegiado que ha podido hacer realidad la inmensa mayoría de sus sueños, algo que, advierte, pretende seguir haciendo durante mucho tiempo.

Dani Alves celebra un gol con el PSG. Foto: Twitter (@psg_inside).

Dani Alves celebra un gol con el PSG. Foto: Twitter (@psg_inside).

DANI ALVES SE SINCERA

"En el vestuario, los médicos del PSG me dijeron que debíamos esperar al día siguiente para tener los resultados, pero yo ya sabía en mi corazón que todo había acabado. Todos aparecieron celebrando la Copa de Francia y no quise mostrar ninguna emoción negativa hacia mis colegas de equipo. Si tú conoces a Dani Alves sabrás que soy un chaval feliz, carajo. Entonces yo sonreía y disfrutaba el momento. Pero todos pudieron ver en mis ojos que algo no iba bien. Yo sólo lloré una vez y fue cuando estaba solo. Dejadme que os diga una cosa. No quiero que nadie llore por mí. No quiero que nadie sienta pena por mí. He vivido mis sueños. Dani Alves no va al Mundial de Rusia, pero soy un tío feliz. Esta vez veré el Mundial en una televisión más grande que la que tenía cuando era un chaval. No me considero un veterano. Como pueden ver yo tengo un espíritu de 13 años. No se sabe si cuando se acerque el Mundial de 2022 aún estaré luchando por un sitio en el equipo. Mi cuerpo tendrá 39 años, pero mi espíritu habrá cumplido 17. Si ganamos el Mundial yo no saldré gritando. Por primera vez, lo prometo, estaré callado. No habrá palabras de Dani Alves. No diré nada. Solo estaré llorando".