Matuidi celebra su gol contra el Real Madrid. Foto juventus.com

Matuidi celebra su gol contra el Real Madrid. Foto juventus.com

Fútbol

Las lecciones que debe aprender el Real Madrid

El Real Madrid ya está preparado para afrontar las semifinales de la Champions League. Solo tres partidos separan a los de Zidane de su tercera Orejona consecutiva, sin embargo, la vuelta contra la Juventus ha puesto en advertencia al equipo. Tras el susto de los italianos, varias son las lecciones que deben sacar de dicho partido.

Noticias relacionadas

LECCIÓN 1: NO HAY QUE DAR NADA POR HECHO

Es la conclusión más clara del cruce. El 0-3 de Turín ponía al Real Madrid con pie y medio en las semifinales, desde luego. Sin embargo, Zidane insistió toda la semana en que no se había conseguido nada y quedaba el 50 por ciento de la eliminatoria. No se equivocaba. El equipo tenía en sus manos el pase pero la Juventus les puso en un enorme aprieto.

Las lecciones que debe aprender el Real Madrid

Las lecciones que debe aprender el Real Madrid

LECCIÓN 2: INTENSIDAD DESDE EL MINUTO 1

La Juventus dio ejemplo en el Santiago Bernabéu de cómo hay que salir a un partido. En apenas dos minutos, Mandzukic abrió el marcador y metió de lleno a los bianconeri en la eliminatoria. El dominio italiano siguió durante el primer cuarto de hora sin que el Real Madrid reaccionara. El segundo del croata llegaría en el 37'. La machada juventina estaba a tan solo un gol.

LECCIÓN 3: LUCHAR HASTA EL PITIDO FINAL

Si bien el Real Madrid se vio superado por el ímpetu de la Juventus, el cierre del partido fue suyo. Una vez más, el equipo se vino arriba en los minutos finales como en gestas pasadas ya protagonizadas por estos mismos jugadores. Es quizás la lección que más interioridad tiene la plantilla. Es muy importante no perder esta baza.

Las lecciones que debe aprender el Real Madrid

Las lecciones que debe aprender el Real Madrid

LECCIÓN 4: LA IMPORTANCIA DE LOS SUPLENTES

Otra vez el Madrid mejoró con los cambios. Lucas y Asensio le dieron más equilibrio al conjunto blanco en las bandas, la zona por donde la Juventus dominó en la primera mitad. Movimiento arriesgado el de cambiar a Casemiro, pero le salió bien. El cambio de Modric puede que tardara más de la cuenta, pero otra vez el banquillo le funcionó a Zidane, solo hay que ver quien provocó el decisivo penalti.

LECCIÓN 5: NO HAY QUE PERDER LOS NERVIOS

Para este punto valen como ejemplo tanto el Real Madrid como la Juventus. Los de Zidane se vieron superados desde el inicio y, con el tempranero gol de Mandzukic, el miedo se empezó a apoderar de ellos. El nerviosismo crecía por minutos y a los jugadores merengues parecía temblarles las piernas. En caso de los bianconeri, hay que remitirse a los minutos finales, con la prórroga al caer -a la que llegaban mas fuertes- se dejaron dominar por el Madrid. Con el penalti llegó la hecatombe y Buffon acabó autoexpulsándose innecesariamente.