Luka Doncic. Foto: Twitter (@dallasmavs)

Luka Doncic. Foto: Twitter (@dallasmavs)

Baloncesto NBA

Doncic, el madridista que pone la NBA a sus pies: los Mavs, a su disposición para conquistar el anillo

El base del equipo de Dallas fue galardonado con el Rookie del Año y liderará el equipo junto a Porzingis y un tercer fichaje para completar el Big Three.

Luka Doncic fue elegido Rookie del Año de la NBA casi por unanimidad. El esloveno era el favorito para llevarse el galardón que premia al mejor debutante de la liga, pero es que además vapuleó a sus dos grandes contendientes: Trae Young (Atlanta Hawks) y DeAndre Ayton (Phoenix Suns). Doncic recibió 98 de los 100 votos por el primer puesto, yendo para Young los dos restantes. (Casi) toda la NBA coincidió en que la estrella de los Mavs debía ser el premiado.

Doncic recibió el premio con cierto nerviosísimo, en parte como si no se creyera lo que acababa de conseguir. Los números no mienten. Doncic ha promediado 21,2 puntos, 7,8 rebotes, 6 asistencias y 1,1 robos en 71 partidos. Números de leyenda que solo han logrado Oscar Robertson, Michael Jordan, LeBron James y Tyreke Evans en su año de rookie.

La lista de hitos de Doncic en su primer año son los siguientes: ha sido cinco veces elegido Rookie del Mes, ha sumado ocho triples dobles, 24 dobles dobles y además formó parte del equipo All Star de los rookies. Por si fuera poco, Doncic, a sus 20 años, es el décimo jugador más clutch de la NBA, término utilizado para referirse a los jugadores más acertados en un momento crítico de un partido o una competición. El huracán Doncic arrasó este año la NBA, convirtiéndose en uno de los grandes atractivos para la próxima temporada.

Doncic recoge el testigo de Nowitzki

Doncic es ya uno de los grandes reclamos de la NBA. Es un fenómeno por su juego y por esa personalidad con la que le acompaña y que hace que sea tan difícil no simpatizar con él. Tiene lo que ha de tener una estrella en una liga rodeada de focos, a la que se ha adaptado en un tiempo récord. Doncic estaba hecho para brillar en la galaxia de los mejores del baloncesto y se ha hecho el rey de una franquicia con historia, pero que solo ha levantado un campeonato (2011). La era post Nowitzki es menos traumática con Doncic en las filas de los Dallas Mavericks.

Nowitzki y Doncic

Nowitzki y Doncic REUTERS

Dirk se retiró esta temporada. Lo hizo a sus 41 años y tras jugar 21 temporadas en los Mavs. Para muchos es considerado el mejor europeo de toda la historia de la NBA y no podía encontrar mejor relevo para su legado que la figura de Luka. Otro jugador que llegó desde el Viejo Continente y que debutó en el equipo texano. Los de Dallas quiere hacer de Doncic su próximo jugador franquicia y tendrá otro gigante a su lado, Kristaps Porzingis. "Nuestro objetivo es que ambos se queden aquí los próximos 20 años", decía Mark Cuban, el jefe de los Mavs, en la presentación del lituano el pasado mes de febrero.

El Big Three para luchar por el anillo

Los Mavs ya trabajan en un proyecto que le permita asaltar el anillo. La explosión de Doncic y la retirada de Nowitzki escenifica el cambio de ciclo en Dallas, el fichaje de Porzingis fue la segunda piedra. El ala-pívot llegó procedente de los Knicks, pero una lesión de rodilla le ha mantenido fuera de las pistas toda la temporada. No juega desde el 6 de febrero de 2008, pero está recuperado y su potencial a los 23 años es enorme. Está por ver qué tipo de contrato le ofrecen los Mavs, pero tienen para su renovación y, al mismo tiempo, lanzarse a por una figura importante en la agencia libre.

Con Doncic y Porzingis en sus filas, el Big Three de los Mavs para soñar lo debería completar un alero anotador o un pívot defensivo. La fantasía no es otra que Kevin Durant. La estrella de los Warriors completaría un equipo que lucharía automáticamente por el anillo y, además, restaría responsabilidades al joven esloveno. El problema es su lesión que sufrió en el tendón de Aquiles y que le tendrá fuera de las pistas gran parte de la temporada. En Dallas están tranquilos, a expensas de lo que ocurra con Durant. El objetivo a corto plazo es volver a los playoffs de la mano de Doncic, porque él es la prioridad. Un jugador para los próximos 25 años, como ya celebran en la NBA.