Llull, cabizbajo tras caer contra el CSKA

Llull, cabizbajo tras caer contra el CSKA EFE

Baloncesto CSKA 95-90 Real Madrid

El Real Madrid pierde el combate contra el CSKA Moscú y La Undécima tendrá que esperar

El conjunto ruso ganó por sus aciertos en el último tramo de un partido en el que el equipo blanco compitió y cayó por una mera cuestión de detalles.

Jorge Calabrés Diego del Olmo

El CSKA superó al Real Madrid en un partido en el que los árbitros tomaron un gran protagonismo con sus decisiones en la segunda parte. De Colo lideró la remontada de su equipo, que llegó a ir perdiendo por 13 puntos en el tercer cuarto. El gran encuentro de Tavares se vio eclipsado por el escolta francés y un trágico final de partido. El Madrid no podrá revalidar el título europeo por varias decisiones contradictorias. [Narración y estadísticas: CSKA 95-90 Real Madrid]

El sueño blanco se escapó en un último cuarto donde se vio a un equipo ruso muy superior en los balones decisivos y con algo más de intensidad. El equipo de Laso se encomendó a la organización de Campazzo, pero finalmente la moneda cayó del lado ruso en un último minuto de infarto tras las malas decisiones de tiro del Madrid. 

El dominio de Tavares en el comienzo del encuentro fue clave para que el Real Madrid se escapara en el marcador. El pívot mandaba en las zonas y era el auténtico rey del partido en un primer cuarto de claro color blanco hasta que el de Cabo Verde se sentó (11-20, minuto 9). 

El respiro merecido de Tavares provocó la reacción del CSKA bajo la batuta de Sergio Rodríguez. El acierto del base canario y los fallos de los de Laso dieron como resultado que el conjunto blanco perdiera gran parte de la renta lograda en el último minuto del primer cuarto (18-22, minuto 10). El exmadridista logró cambiar el ritmo del encuentro y hacer correr al equipo ruso para favorecer las transiciones rápidas.

Sergio Rodríguez contra Trey Thompkins

Sergio Rodríguez contra Trey Thompkins Reuters

Con el partido ya igualado y con cambios contantes en el marcador, Campazzo y Causeur devolvieron la chispa perdida al Real Madrid. El francés, clave en la pasada Final Four, anotaba cinco puntos claves (36-36, minuto 16) para neutralizar el efecto que había causado Sergio Rodríguez en el duelo.  

Ayón no estaba fino en ataque y Laso intentó recuperar la superioridad interior con el regreso de Tavares para la parte final del segundo cuarto. Funcionó el plan del entrenador vitoriano gracias al buen hacer también de Thompkins. Un triple sobre la bocina de Clyburn redujo la ventaja del Real Madrid al descanso (43-45, minuto 20) y minimizó daños para el CSKA. 

Los dos primeros cuartos habían tenido dos nombres propios: Tavares y Sergio Rodríguez. Uno por cada equipo para alternar dominio en un duelo muy igualado. El Real Madrid había desaprovechado la primera gran ventaja y el CSKA no había conseguido escaparse cuando 'El Chacho' mandaba en el partido. 

El Madrid, las faltas y los árbitros

Para la segunda, y definitiva, mitad el duelo estaba en el duelo que mantendrían Campazzo y Taylor defendiendo a Sergio Rodríguez. Sin embargo, Laso se encontraría por el camino con el problema de la tercera falta de Tavares en un estratosférico mate de Clyburn. Además, el Real Madrid entraba muy pronto en bonus con todavía siete minutos de tercer cuarto por disputarse. 

Un 2+1 de Campazzo ante Sergio Rodríguez lanzó de nuevo al conjunto blanco (48-54, minuto 23), aunque una posterior técnica pitada a Taylor neutralizaba el empujón de los de Laso. Itoudis, por su parte, no movía ficha y mantenía a su quinteto de garantías para intentar frenar los continuos acelerones del Real Madrid. 

Pablo Laso da indicaciones

Pablo Laso da indicaciones Reuters

Un triple de Randolph provocó que el técnico griego diera su brazo a torcer y tuviera que parar el encuentro porque, ahora sí, el equipo blanco había conseguido escaparse (48-58, minuto 25). Eran los mejores minutos del Real Madrid y Causeur se erigía de nuevo en un líder anotador para llegar al round final con una ventaja no decisiva, pero sí importante (65-73, minuto 30). 

Los triples fallados por Llull resucitaron al CSKA hasta que el propio balear pidió el cambio a Laso (74-78, minuto 34). El Madrid, que había aguantado estoicamente al conjunto ruso, se complicó el partido con una técnica pitada a Laso cuando en realidad el entrenador se dirigía al banquillo. Dio igual, ya que los árbitros no rectificaron y los de Itoudis ya estaban otra vez en el duelo. 

La noche negra de Llull

En el tuya y mía entre el Real Madrid y el CSKA y en un duelo tan igualado estaba escrito que la moneda caería de un lado o hacia otro en los últimos minutos del encuentro. Triples, mates, bandejas... un toma y daca constante para un final de infarto. Un triple de De Colo a falta de poco más de un minuto ponía por delante al conjunto rusos (87-85, minuto 39). El francés había destapado el tarro de las esencias en una segunda parte magistral. 

El Real Madrid necesitaba reaccionar, pero un palmeo de Randolph lo escupió el aro y Campazzo realizó su quinta falta a continuación. El conjunto blanco perdió así su billete a la final, en un abrir y cerrar de ojos y sin anestesia. Lo intentó hasta el último segundo con un triple de Llull que pudo forzar la prórroga, pero ya no fue posible. La Undécima tendrá que esperar. En esta ocasión, al Real Madrid se le escapó la Euroliga por detalles y el CSKA se jugará el título contra el Anadolu Efes.  

CSKA 95-90 Real Madrid

CSKA Moscú: De Colo (23), Hackett (3), Kurbanov, Clyburn (18) y Hunter (8) - quinteto inicial - Sergio Rodríguez (23), Higgins (11), Hines (6), Bolomboy y Peters (3).

Real Madrid: Campazzo (10), Rudy Fernández (10), Taylor (3), Randolph (12) y Tavares (6) - quinteto inicial- Llull (13), Causeur (18), Carroll (5), Thompkins (9), Ayón (2) y Deck (2).

Árbitros: Matej Boltauzer (Eslovenia), Borys Ryzhyk (Ucrania) y Anne Panther (Alemania).

Parciales: 18-22 |43-45 | 65-73 |95-90. 

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda semifinal de la Final Four de la Euroliga Final disputado en el Fernando Buesa Arena ante 13.199 espectadores.