Todos los caminos de la radio española llevan a Cataluña a partir del próximo mes de septiembre. En un movimiento sin precedentes, tres de las cuatro grandes radios han decidido hacer apuestas decididas para reforzar sus equipos con presentadoras de sensibilidad catalana.

Noticias relacionadas

Desde programas de difusión nacional a programaciones locales, Cadena Ser, Radio Nacional de España (RNE) y Onda Cero buscarán un guiño hacia Cataluña. Gemma Nierga y Pepa Fernández en RNE, Ángels Barceló en la Ser y Julia Otero en Onda Cero intentarán aportar una visión catalana que les permita tener más cercanía con el principal mercado radiofónico español.

El pasado 23 de julio, RNE confirmaba el fichaje de Gemma Nierga. La periodista catalana se incorporará en septiembre a Ràdio 4, la emisora en Cataluña de Radio Nacional de España y colaborará con el programa El matí a Ràdio 4 en el que realizará entrevistas "en un ambiente cálido" desde un café de Barcelona.

Según informó Radio Nacional, la sección de Nierga en el programa que dirige Ramón Castelló se llamará Un cafè d'idees amb Gemma Nierga. En ella, la periodista conversará de lunes a jueves a las 9.30 con políticos, empresarios y científicos de 'primera línea'.

Gemma Nierga vuelve a Cataluña

Gemma Nierga es una de las periodistas catalanas más queridas, tanto en Cataluña como en toda España. Historia viva de la Ser, primero como creadora de Hablar por Hablar en Cataluña -y desde 1994 a nivel nacional-, luego como sustituta de Javier Sardá en La Ventana en 1997 y finalmente en Hoy por Hoy desde 2012 hasta 2017.

En tres décadas en la Cadena Ser se convirtió en una de las figuras más reconocibles de la emisora y una verdadera embajadora de la cadena, representando muchas veces el sentir ideológico de su casa. Siempre con una óptica cercana a Cataluña y palpando de primera mano la realidad de Barcelona, desde donde presentaba su programa, el único a nivel nacional que por esas fechas se hacía en Cataluña... hasta su salida en 2017.

Se le ha acusado de ser desde afín al independentismo hasta de no apoyar debidamente el procés, pero lo cierto es que su equidistancia es la que le ha confirmado como una de las voces más respetadas en Cataluña. En su nueva etapa en RNE se le ha pedido precisamente eso: aportar su visión catalana en un ambiente de centralidad ante el procés que se busca en Ràdio 4.

La apuesta de Radio Nacional se completa con Pepa Fernández, nacida en Cataluña y que ahora desembarca en Las Mañanas de RNE, la gran apuesta de la pública para septiembre. Su No es un día cualquiera, uno de los programas más longevos de la radio española, ha tenido en ocasiones más audiencia que el buque insignia de la radio pública: Las Mañanas.

Una apuesta arriesgada que entre sus muchos ingredientes tiene la sensibilidad catalana que puede tener una presentadora nacida en Cervera y que estudió en la Universidad Autónoma de Barcelona. Unas raíces de las que deberá tirar en esta nueva etapa.

La Ser apuesta por Ángels Barceló

En junio, la Ser anunciaba el desembarco de Ángels Barceló en Hoy por Hoy y la salida de Pepa Bueno rumbo a Hora 25. Un cambio de cromos que situaba a la periodista catalana en el prime time de la radio y con todos los galones como única presentadora del programa. Una apuesta que hay que entenderla precisamente en clave catalana.

Desde hace unas temporadas la emisora intenta ganar terreno en Cataluña, primero creando una cadena que emite programas propios y 100% en lengua catalana, para luego fichar a Josep Cuní para hacer las mañanas de Ser Cataluña. En esta línea, el 'fichaje' de Àngels se entiende como una clara apuesta por el progresismo y el catalanismo para hacer frente a Carlos Herrera, en las antípodas de este espectro ideológico.

De hecho, algunas voces la acusan de flirtear con el independentismo y de ahí que vean en su nombramiento un claro acercamiento de la Ser a estas posturas. La propia Àngels se ha encargado de dejar claro que ella no es independentista aunque sí cree en el diálogo y posiciones más federalistas.

“Me está costando contar en Madrid lo que pasa en Cataluña" dijo en una entrevista con El Periódico, mostrando su sensibilidad por la “cuestión catalana”. En Madrid desde 1997 confesaba que nunca había tenido “un problema personal por ser catalana, y no me he cambiado en nombre”, pero reconocía que el procés lo distorsionaba todo haciendo un llamado a los oyentes más radicalizados a “escuchar las diferentes voces” de la Ser.

Onda Cero refuerza su confianza por Julia Otero 

Julia Otero, una gallega que a los tres años se fue a vivir con su familia a Cataluña, es de las voces radiofónicas que más se ha referido al procés y de Cataluña en los últimos años. Es también la única que no se estrena en septiembre, pese a los rumores que la sitúan en la Ser. Rostro televisivo por excelencia, desde 2007 presenta Julia en la Onda, un altavoz desde donde se ha permitido dar una de cal y otra de arena al independentismo.

En septiembre de 2014, la periodista consideró que era "evidente que hay que votar", aunque aseguró que estaba en contra de la independencia de Cataluña. Luego, en 2018, cargaba contra Albert Rivera: “Leo mensajes incendiarios sobre Cataluña que me preocupan extraordinariamente: ¿qué ganan diciendo lo que dicen? Le hablan a su electorado, que ya les va a votar. ¡Busca un escenario diferente!", decía.

Un año después decía en televisión que no veía solución al conflicto aunque disparaba contra el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra. "Es un hombre que carece de liderazgo y que está ahí por casualidad". En definitiva, una posición independiente (que no independentista) desde la que se permite opinar con libertad y dar palos -si lo estima conveniente- tanto a independentistas como a constitucionalistas.

¿Sólo audiencias?

Tres apuestas diferentes, pero con el común denominador de Cataluña. ¿Por qué? Cataluña congrega dos millones de oyentes, una cifra a la que solo se acerca Madrid con 1,7 millones de un total de doce millones de seguidores de la radio generalista.

Es por tanto, el principal granero de oyentes de la radio española y mantener esta plaza es clave para el éxito a nivel nacional de cualquiera de las tres grandes. En el último EGM del verano pasado el liderazgo en la región lo siguió manteniendo la Ser con 339.000 oyentes, seguido de Cope con 232.000, Onda Cero con 146.000 y RNE con 114.000.

Pero, ¿es solo audiencias? Las fuentes consultadas indican que hay otra motivación que tiene tintes más políticos y que busca enfoques más progresistas de los nuevos programas que, de la mano de guiños hacia la sociedad catalana, permitan hacer frente a la Cope, que se ha quedado con todo el espectro ideológico de derechas. Ganar peso en esta batalla es la principal motivación para estos cambios.