Fernando Cano Arturo Criado

Falta solo un mes para que termine 2018 y el grupo Zeta todavía no confirma al pool de bancos acreedores el pago de seis millones de euros, correspondientes a la primera cuota de la refinanciación conseguida en verano de 2017. Las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL indican que el equipo del presidente Antonio Asensio tampoco ha dicho a la banca que no vaya a pagar, aunque la cercanía del plazo definitivo hace pensar que será muy difícil afrontar esta cuota.

Noticias relacionadas

Por otro lado, fuentes del sector creen que es casi imposible que Zeta pueda afrontar este montante, tras el mal año económico del editor de El Periódico, con caída de los ingresos, frenazo de las ventas de periódicos y una publicidad digital que no logra compensar el desplome del papel. Es así como, a falta de treinta días para que expire el plazo, todo parece indicar que el grupo Zeta no podrá pagar.

Esta refinanciación firmada con un pool de bancos liderados por Caixabank, Popular y Sabadell dio un plazo de cinco años al pago de 99 millones de euros. Con un nuevo vencimiento para el año 2022, los bancos establecieron un calendario con un año de carencia (2017), que obligaba a pagar la primera cuota este 2018. Zeta realizó un adelanto al pago tras la venta de Ediciones B por 39 millones y emprendió un fuerte proceso de ajustes que se saldó con EREs en El Periódico, Sport y su área corporativa.

Quita del 50% de la la deuda

Un ajuste que se ha revelado insuficiente, ya que la compañía sigue sin poder reunir la cantidad adeudada para pagar su primera cuota. A cambio, han comunicado hace algunas semanas a la banca que están en un proceso de road show, ofreciendo la compañía a diferentes inversores. De momento, sin éxito. Como ya informó este periódico, Zeta también ha pedido a la banca una quita del 50% para facilitar la venta y los pagos pendientes.

El objetivo es poder cobrar entre 60 y 70 millones al nuevo comprador, de los que 50 millones se destinarían a pagar a la banca y saldar definitivamente toda la deuda y el resto -de 10 a 20 millones- se abonarían como bonus al actual dueño Antonio Asensio, hijo del fundador del grupo. 

Frente a esta propuesta, la banca acreedora -los más expuestos son Caixa con unos 19 millones y Popular (Santander) con otros 17 millones de euros- ha indicado que estudia la opción, pero que no aprobará ninguna quita si no tiene una oferta formal de compra sobre la mesa. Y este es precisamente el principal problema: nadie ha presentado una oferta en firme por Zeta. 

Negociaciones con Prensa Ibérica

El que ha estado más cerca ha sido Prensa Ibérica, pero sin llegar a ningún acuerdo formal. En Zeta temen que con el grupo Moll tome el mismo camino que Vocento, que estuvo interesado en verano, pero que finalmente se retiró de la puja al constatar las elevadas pretensiones de Antonio Asensio. En esta oportunidad, el montante exigido es menor, pero sigue siendo elevado para cualquier comprador.

“Una inversión en Zeta es muy arriesgada considerando la situación del sector, por lo que la única forma de que logren venderlo es a un precio muy bajo y asegurándose de que queda libre de deuda bancaria”, comenta a este periódico un alto directivo de un grupo de medios que ha estado interesado por el editor de El Periódico. De hecho, algunos interesados han ofrecido pagar parte de la deuda, pero sin bonus para los dueños del grupo.

El grupo Zeta es dueño de El Periódico, Sport, seis diarios regionales y una docena de revistas entre las que se encuentran Cuore y Woman. Estamos hablando de un grupo que todavía tiene un gran peso en prensa, que es uno de los líderes en Cataluña, tanto en información generalista como deportiva. Los actuales medios del grupo Zeta también han reducido sus costes operativos a mínimos y sus actuales estructuras no deberían suponer un gran peso para el nuevo comprador.