Sergio Oslé, presidente de Movistar+, en una imagen de archivo.

Sergio Oslé, presidente de Movistar+, en una imagen de archivo.

Medios TELEVISIÓN

Sergio Oslé: "El fútbol es una pieza clave para Movistar+, pero no es la única"

Después de trece años en la consultora McKinsey, Sergio Oslé (Bilbao, 1975) es -desde diciembre del año pasado- el responsable de la estrategia audiovisual de Telefónica. Diez meses que han coincidido con la mayor apuesta histórica de la operadora por los contenidos y con el récord de cuatro millones de abonados, el más alto conseguido por una televisión de pago en España hasta la fecha.

Coincidiendo con estos datos, Movistar+ ha presentado esta semana su nueva temporada por todo lo alto y con más novedades que nunca: series propias, todos los derechos del fútbol y el acuerdo con Netflix. Del pasado, el presente, pero en especial del futuro, Sergio Olsé habla en esta entrevista con EL ESPAÑOL.

¿Qué ha cambiado en Movistar+ desde tu llegada?

Es verdad que las cosas están saliendo bien, pero me gustaría decir que la Movistar+ de ahora es fruto de muchas cosas con las que yo he tenido poco que ver. Lo que vemos ahora y lo que veremos la próxima temporada hereda cosas que se vienen haciendo muy bien desde hace mucho tiempo. Del mismo modo, la presentación que hemos visto esta semana (Movistar+ estrenó el martes su nueva temporada) es la unión de muchas piezas que configuran una oferta que a mi parece que no tiene rival en este mercado. 

Nuestro objetivo es crecer de la manera en la que queremos crecer, porque el número de clientes por sí solo es una visión muy incompleta. 

Por primera vez en mucho tiempo, Movistar+, antes Canal+, vuelve a tenerlo todo.

Creo que lo que vemos ahora es la culminación de muchos años y mucho esfuerzo realizado. Tanto desde el punto de vista de la tecnología, de la producción propia, de la incorporación de nuevos socios muy importantes como Netflix y que ha culminado con la apuesta que hemos hecho por el deporte. Una pieza que siempre ha sido un signo de identidad de esta casa, pero que ahora más que nunca vuelve con toda su fuerza, en especial con la recuperación de los derechos del fútbol y el lanzamiento de #Vamos

La televisión de pago se mide por clientes ¿cuáles son vuestras previsiones tras superar los cuatro millones de abonados?

Nuestro objetivo es crecer de la manera en la que queremos crecer, porque el número de clientes por sí solo es una visión muy incompleta. Si quisiéramos tener 20 millones de clientes los conseguiríamos rápidamente si diésemos todo a dos euros, pero creo que hay que equilibrar el mayor número de personas, con una oferta muy atractiva, lo más competitiva posible en precio y a la vez sostenible. Nuestro desafío es conseguir la sostenibilidad en el tiempo del negocio.

Pero tras la llegada del fútbol el listón queda alto, tanto desde el punto del crecimiento de abonados como de la rentabilidad del negocio (Telefónica pagó en verano 1.080 millones por la Champios League y otros 2.900 millones por La Liga).

El fútbol para nosotros es una pieza clave, pero sinceramente pienso que es una pieza más. La aspiración que tenemos, y lo hemos dicho durante muchos años, es tener todo lo necesario para configurar la mejor oferta de cara a nuestros clientes. Queremos que cuando alguien quiera ver algo, lo tenga, tanto en entretenimiento como en deporte. Y ahora tengo la sensación de que a través de Movistar+ lo tienen todo. 

Respecto del precio (del fútbol) llevamos seis meses haciendo números y estamos convenidos de que podremos sacarle rendimiento.

¿Valió la pena comprar el fútbol a un precio de 4.000 millones?

Tenemos ambición de liderazgo y creo que sinceramente es muy difícil aspirar al liderazgo en esta industria sin el deporte que atrae a más audiencia en nuestro país. No obstante, también me parece que es muy difícil aspirar al liderazgo sin tener una producción propia diferencial y sin tener una relación muy especial con los mejores proveedores de contenidos del mundo. Ahora todas estas piezas juntas trabajan por un solo objetivo. Respecto del precio llevamos seis meses haciendo números y estamos convenidos de que podremos sacarle rendimiento.

Existe la sensación de que tecnológicamente Movistar+ ha ido un poco a rebufo.

No es fácil ofrecer las funcionalidades que se dan hoy, las que muchas veces damos por asumidas. La opción de ver un programa desde el inicio aunque lo cojas comenzado, de tener acceso a la programación de los últimos cinco días, o el 5S, para clientes con discapacidad visual o auditiva, son grandes avances. Y lo que va a venir está en la línea de nuestra tradición tecnológica, que es ser innovadores, teniendo en cuenta que no nos podemos permitir experimentos. Llegamos a más de cuatro millones de hogares que exigen de nosotros un nivel de calidad que implica que cuando cambiamos algo, tiene que funcionar bien y con la solidez necesaria.

En definitiva sois una empresa tecnológica...

En la presentación de la temporada hemos querido dedicarle un tiempo de calidad a la tecnología. Muchas veces la damos por sentada, pero es uno de los activos más diferenciales que tenemos. El hecho de sumar una empresa de telecomunicaciones con el contenido permite a nuestros abonados disfrutar de la televisión de una manera realmente diferencial. No es fácil ofrecer en OTT (plataformas en streaming) y dar soporte a cientos de miles de personas que están viendo un partido como el de la Supercopa de Europa de este verano. Y lo hicimos y el sistema no se cayó y la gente disfrutó de una buena experiencia. 

El objetivo es que las nuevas funcionalidades lleguen al mayor número posible de nuestros clientes.

Y ahora llega la nueva interfaz...

Todo lo que vamos a lanzar esta temporada está en esta línea muy diferencial. El nuevo descodificador, la extensión de nuestras capacidades de inteligencia cognitiva, aplicaciones dirigidas a determinados segmentos en las que tenemos mucha ilusión -como la app para los niños- y otras más masivas como nuestro nuevo interfaz, que combina de manera muy inteligente lo lineal con el vídeo bajo demanda. 

Todas estas innovaciones requieren un nuevo descodificador ¿Cómo llegará a los clientes?

Hoy no podemos hablar todavía de la comercialización, pero debemos tener en cuenta que tenemos cuatro millones de hogares, lo que implica un gran desafío logístico y de inventario. Dicho esto, la visión que tenemos siempre es hacer accesible de una manera sencilla y asumible a toda nuestra base de clientes el mejor equipamiento. La idea no es sacar este nuevo desco para que lo tenga un 10% de la base o un número reducido de personas que paguen un dineral. El objetivo es que este tipo de funcionalidades lleguen al mayor número posible de nuestros clientes.

En diciembre llega Netflix ¿Se abre la puerta a HBO, Prime Vídeo y otros socios? En verano se habló de un acuerdo con Amazon...

Estamos hablando con todo el mundo. No te sé calibrar como de lejos o de cerca estamos porque cuando estás negociando nunca sabes. Respecto de nuestra negociación con Netflix, si me hubieras preguntado una semana antes de cerrarlo, y te hubiese podido contestar, te hubiese dicho que estábamos muy lejos, pero al final los obstáculos que pensábamos que eran insalvables se solucionaron rápidamente.

Para nosotros los acuerdos de integración de terceros -Netflix, Amazon y HBO- no son fáciles porque no buscamos solamente una integración comercial

Lo de Netflix se conoció en enero, se concretó en mayo y se implementará en diciembre...

Para nosotros los acuerdos de integración de terceros no son fáciles porque no buscamos solamente una integración comercial. Hay gente que va por esa estrategia y es muy respetable, pero no es la nuestra. Buscamos una integración mucho más amplia que creemos que es la que añade valor al cliente: que tenga todo en un único sitio, que pueda acceder al mejor contenido independientemente de quien sea el proveedor. Y eso tiene que estar en línea con los intereses de los proveedores como Amazon o HBO. 

Trabajáis con partners fuera del mercado audiovisual...

Somos una plataforma muy abierta a tener servicios de terceros y estamos trabajando en incorporar productos que van mucho más allá de los contenidos de televisión ya que siempre vamos a intentar ofrecer una experiencia diferencial a nuestros usuarios. Hoy en día la gente que quiera tener HBO lo puede tener sin nosotros, porque tener un acuerdo con ellos a nivel comercial no aporta nada diferente en el mercado. Apostamos por dar valor a nuestros abonados y eso buscaremos en nuestros acuerdos con partners externos.