Ferrovial acaba de cerrar un acuerdo para la venta de Broadspectrum, su negocio de servicios en Australia y Nueva Zelanda. El comprador es una entidad controlada por Ventia Services Group, según ha comunicado la constructora a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

Noticias relacionadas

Broadspectrum tiene un ebitda de 33 millones de euros, un equity value de 303 millones y un enterprise value de 327 millones. Se espera que la operación quede cerrada una vez que se hayan obtenido todas las autorizaciones pertinentes. 

Los cálculos de Ferrovial estiman que tendrá un impacto negativo en sus cuentas de 270 millones en el cuarto trimestre de 2019. 

Venta anunciada hace un año

La venta de Broadspectrum se enmarca en el proceso de venta de su filial Ferrovial Servicios que anunció el grupo que preside Rafael del Pino. Aunque hay varios interesados en el negocio, la propia Ferrovial reconoce que se ha observado un mayor interés en negocios y geografías concretas que por el 100% de la entidad. 

Fue a finales del 2018 cuando Ferrovial anunció que ponía el cartel de 'se vende' a todo su negocio de Servicios. Una división formada por cuatro pilares: medioambiente, recursos naturales, mantenimiento de infraestructuras y servicios de energía.

La realidad de esta división es que tiene una posición muy transversal, ya que puede servir como hilo de unión y complemento entre el negocio propiamente de construcción y el que tiene que ver con concesiones o explotación de infraestructuras.

Expertos en el sector explicaron a EL ESPAÑOL hace ahora un año que Broadspectrum podía ser una de las primeras ventas que se llevaran a cabo. Explicaban que su compra no respondía a las expectativas depositadas en ella y que, por tanto, de llegar una oferta interesante podría ser una desinversión interesante.