Los fundadores de Holaluz: Ferran Nogué, Carlota Pi y Oriol Vila.

Los fundadores de Holaluz: Ferran Nogué, Carlota Pi y Oriol Vila. EP

Empresas ENERGÍA

Holaluz prepara su salida a Bolsa con un ambicioso plan de captación de clientes

La comercializadora será la única de su sector cotizando en el MAB, con el objetivo de saltar pronto al mercado oficial.

Holaluz se encuentra más fuerte que nunca. La comercializadora de energía se prepara para dar su salto a la Bolsa de Madrid este mismo viernes. Lo hará en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), aunque en la compañía reconocen que su objetivo es dar cuanto antes el salto al mercado oficial.

Un paso que la compañía fundada por Carlota Pi da después de cerrar una ampliación de capital de 30 millones de euros (y de cerrar otra de 10 millones en julio). Su capitalización el viernes será de 160 millones con un precio de 7,75 euros por acción.

"Es un buen momento, más si tenemos en cuenta el apetito actual que existe por los activos renovables, que en la mayoría de los casos cotizan a múltiplos exigentes, debido a las perspectivas de crecimiento para cumplir con el acuerdo de París 2030 de reducir gases contaminantes", explica Andrés Aragoneses, analista de Self Bank.

En este sentido, recuerda el analista, la salida al MAB de Holaluz ha tenido una muy buena acogida con una sobredemanda antes de su debut en el índice. "El apetito por empresas de este sector viene mostrado por la buena acogida de salidas como Neoenergía, la filial brasileña de Iberdrola que salió a bolsa en junio de este año", recuerda, y añade: "Además, se ha observado un creciente interés de los fondos de capital riesgo por esta clase de compañías, lo que ha inflado los múltiplos a los que cotizan estas compañías".

Holaluz da el salto al MAB con un plan "terrenal" muy claro. No en vano, la comercializadora se ha marcado como fecha límite 2023 para alcanzar el millón de clientes y las 50.000 instalaciones fotovoltaicas; es decir, cinco veces más de los 200.000 clientes actuales.

¿Llegará al Ibex 35?

Con unas aspiraciones altas, y aunque hasta el momento a Holaluz le están saliendo los planes, es complicado saber si llegará al Ibex 35.

"Es una empresa que promete crecimiento, pero todavía hay que darle tiempo para que rubrique ese potencial en sus resultados financieros", cuenta Aragoneses. En este sentido, apunta, el camino de MasMóvil "es envidiable, pero no es la primera vez que compañías con buenas perspectivas saltan al MAB y después no son capaces de plasmar en sus resultados esas buenas perspectivas de crecimiento".

En este sentido, cómo se comporte la compañía en el corto plazo y si es capaz o no de cumplir con su agresivo plan estratégico será indispensable para poder aventurarse a cuál será su futuro.

Holaluz, explicaba este viernes Carlota Pi, será la única comercializadora de energía cotizando en el MAB y la única comercializadora pura listada en el mercado bursátil en España. "Con esta operación, Holaluz da un salto de escala para conseguir que el mundo se mueva 100% gracias a energías renovables y utilizar la empresa como herramienta para contribuir a un mundo mejor", decía la fundadora. El tiempo dirá si es posible que cumpla con sus intenciones.