Más pasajeros, más destinos, refuerzo para el hub de Madrid y ¿por qué no? las agencias de viaje de Globalia. Esas son las cuatro claves que podrían resumir las razones que llevaron a IAG a comprar Air Europa por 1.000 millones de euros. Una adquisición con la que ambas salen reforzadas y en la que el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas cobra una posición central.

Noticias relacionadas

Madrid es un punto de conexión con mucho potencial debido a su ubicación geográfica entre Latinoamérica, Europa, África y Asia. Una posición estratégica que, sin embargo, no ha servido para mantener su posición "respecto a los grandes hubs europeos, tanto en tamaño como en número de vuelos, destinos y pasajeros", explica la empresa, hasta alejarlo de las cifras que mueven otros grandes aeropuertos europeos.

Ocupa el puesto 19 de los 20 más grandes de Europa en cuanto a número de destinos ofrecidos y el noveno de los 10 primeros en cuanto a países de servicio, con 72 mercados frente a los 115 del Aeropuerto de París-Charles de Gaulle y los 111 del Aeropuerto Internacional de Estambul.

Gráfico de los 'hubs' europeos. Iberia

Del mismo modo, Iberia tiene un peso menor que otras aerolíneas similares en sus hubs y Air Europa “ha demostrado en los últimos años ser una aerolínea capaz de competir en el hub de Madrid, con un importante crecimiento y desarrollo continuado, apertura de rutas y nuevos destinos (fundamentalmente en América Latina y el Caribe) y ha contribuido de manera sólida y sostenible en el tiempo al desarrollo de la conectividad de Madrid y de España”, explicó IAG en un comunicado.

De esta forma, la adquisición de Air Europa podría "hacer de Madrid un hub más eficiente" que pueda competir mejor y con mejores herramientas con los principales puntos de conexión de Europa gracias a su buena ubicación geográfica para el tráfico entre Europa, América Latina (donde espera crecer un 25% para el próximo año), África y Asia (que es donde trata de crecer IAG con nuevas conexiones, como el acuerdo de código compartido firmado a finales de octubre con la aerolínea china Hainan Airlines para ampliar su oferta en la región).

Como han explicado fuentes de la aerolínea de IAG a EL ESPAÑOL, el objetivo no es que un valenciano, por ejemplo, viaje a Asia desde Madrid, sino que además lo haga el latinoamericano. Una intención que el experto en turismo, Domenec Biosca, resume de la siguiente forma: “IAG gana volumen con menos costes porque ya tiene toda la organización”.

Más volumen

Un volumen bastante elevado porque la compra de Air Europa duplicaría sus ingresos en solo un año, cuentan fuentes conocedoras de la negociación a EL ESPAÑOL.

Y ya no solo eso, el Director de ISBIF Finance School, César Fernández, explica que si IAG aspira a situar el margen de Ebit de Air Europa a su nivel, este ascendería des 100 millones de euros a 284 millones de euros y el múltiplo de adquisición bajaría de 10 a 3,5 veces el volumen de ventas. Esta cuantía es cerca de un 40% inferior al volumen de ventas de IAG, "por lo que la operación sería generadora de valor para los actuales accionistas", afirma. 

A eso cabe sumar 12 millones de clientes, hasta 10 destinos adicionales de largo radio y 37 aviones, lo que supone un crecimiento de entre el 15% y el 30% en el caso de los destinos y del 22% en la flota para los próximos cinco años.

Entre esos destinos se encuentran varios países latinoamericanos, en donde Air Europa tiene una cuota del 7% y que, al integrarse en IAG, alcanzará el 26% de cuota de mercado, por delante de Air France-KLM con un 19%. Esto "convertiría a la aerolínea líder entre Europa y Latinoamérica", explica el Director de ISBIF Finance School. 

Pero este 26% no viene únicamente de las rutas entre ambos continentes, sino que también de las operaciones de la aerolínea en Brasil.

Recordemos que Globalia ha firmado recientemente un acuerdo con el país por el cual se ha convertido en la primera empresa de capital 100% extranjero en operar vuelos domésticos en territorio brasileño. Una operación que según ha señalado recientemente el Secretario Nacional de Aviación de Brasil, Ronei Glanzmann, “debería comenzar el próximo año”, una operativa que ahora se queda en manos de Iberia aunque Air Europa mantenga su marca.

Halcón viajes aumentaría posición

Llegados a este punto, cabe preguntarse qué será de Globalia. Con la venta de su negocio de aviación a IAG, el grupo propiedad de la familia Hidalgo “gana tesorería para nuevos proyectos” explica Biosca. Bien sea creando nuevos o apostando por aquellos ya existentes o que están en marcha, como la entrada del grupo en el consorcio encabezado por Talgo para competir con Renfe en la liberalización ferroviaria.

La otra de las claves que resume Biosca hace referencia al negocio minorista del grupo que dirige Javier Hidalgo. Según el experto en turismo “puede haber un acuerdo con las agencias de Halcón Viajes” por las que esta añadiría a su oferta los vuelos de Iberia, aumentando de esta forma su posición.

Un refuerzo al que cabe añadir la fusión de Halcón Viajes y Travelplan con Avoris, la división emisora de Barceló para crear un gigante turístico que pueda plantar cara a El Corte Inglés. Una unión que daría vida a un grupo con unos 2.500 millones de ingresos anuales.