Logo en una tienda de Orangte, en una imagen de archivo

Logo en una tienda de Orangte, en una imagen de archivo

Empresas TELECOMUNICACIONES

Los sindicatos de Orange denuncian una oleada de despidos tras la firma del nuevo convenio colectivo

Los representantes de los trabajadores están en "alerta" después de que la operadora haya ejecutado una decena de salidas. 

Noticias relacionadas

Tensa calma en los sindicatos de Orange España. La compañía ha ejecutado hasta diez despidos en lo que va de año, de los cuales ocho se han producido alegando "bajo rendimiento", lo que ha llevado a la representación de Comisiones Obreras y a UGT a denunciar una oleada de salidas que coincide con el comienzo del curso y con la firma del IV Convenio Colectivo de la compañía cerrado a finales de julio.

Según UGT, las salidas se han producido en Barcelona (2), Zamudio (2), Cádiz (1), Madrid (2) y Valencia (1) en las áreas de Sistemas, Grandes Cuentas y Ventas, entre el 11 de septiembre y el 14 de octubre. Todos han sido tramitados como despidos disciplinarios argumentando "bajo rendimiento voluntario y continuado" y "pérdida de la buena fe contractual". Los sindicatos critican que estos despidos se produzcan una vez terminada la 'tregua' impuesta por la negociación del Convenio.

Un puñado de despidos que ha hecho saltar las alarmas en la plantilla ante el posible germen y el anticipo de más salidas, en un año en el que sus dos principales rivales, Vodafone y Orange, han realizado procedimientos de reducción de plantilla masivos con una diferencia de solo ocho meses.

Vodafone abrió la lata en enero, anunciando un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) a 1.000 personas. Finalmente y después de un mes de negociaciones se despidió a 916 personas, incluyendo 82 prejubilaciones. El 18% de la plantilla recibió unas indemnizaciones de 50 días por año trabajado más un fijo de 6.000 euros lineales y un límite de 33 mensualidades.

Mejora salarial del 3%

En septiembre, Telefónica firmó su nuevo Convenio Colectivo, que incluyó un Plan de Suspensión de Empleo Individual (PSI) dirigido a los trabajadores mayores de 53 años, unos 4.300 según la pirámide laboral de la compañía, y 160 jubilaciones forzosas. Los primeros cobrarán el 68% de su salario hasta alcanzar la edad de jubilación.

En el caso de Orange, los trabajadores han sido advertidos durante toda la negociación del Convenio Colectivo de la delicada situación que vive el sector. El propio CEO de Orange España, Laurent Paillassot, ha reflejado públicamente que le preocupa la situación del sector e incluso cree que existe el riesgo de que los ingresos caigan al cerrar el año después de un lustro de crecimiento.

Este Convenio Colectivo se ha cerrado con una mejora salarial del 3% para los salarios más bajos, se ha ampliado el espectro del teletrabajo, se ha mejorado el sistema de revisión salarial, se ha aprobado un plus de movilidad sostenible y se han logrado avances en permisos retribuidos. 

No obstante, no se ha firmado ni se ha puesto sobre la mesa una cláusula para asegurar que en los próximos meses o años no se ponga en marcha un proceso de despido colectivo. Por el contrario, sí se han mejorado los procesos de revisión de salidas y de control de los despidos. "No hemos conseguido todo lo que propusimos, pero hemos alcanzado un buen acuerdo sin ningún retroceso", indican en Comisiones Obreras.

Prejubilaciones voluntarias

A los diez despidos realizados se suman además la salida de hasta 70 trabajadores que durante este año se han acogido a un proceso de prejubilaciones voluntarias, un procedimiento que no se ha vuelto a incluir en el Convenio firmado hace un par de meses. "La empresa confía en realizar estos procedimientos caso a caso", dicen en Comisiones.

En relación a futuros despidos o el comienzo de un proceso de salidas masivas, tanto UGT como CCOO consideran que nunca se puede estar confiado, pero que no hay de momento ninguna señal en este sentido. De hecho, miembros del Comité de Empresa que se reunieron con la Dirección hace unos días confirman a este periódico que la empresa no se plantea un proceso de salidas en el corto plazo.

No obstante, en CCOO son conscientes de que los resultados de la compañía al cerrar el año influirán directamente en que la calma se siga manteniendo. En UGT indican además que cualquier movimiento de consolidación en el sector podría hacer cambiar estas previsiones, como aconteció en el último ERE de la compañía motivado por la compra de Jazztel en 2016

Integración con Jazztel

Lo que sí critican en UGT es que se sigan produciendo contrataciones en medio de despidos puntuales de trabajadores. De hecho, en este 2019 se ha contratado hasta el momento a 190 personas, según los datos del sindicatos, por los 10 despidos realizados, alcanzando niveles de plantilla anteriores al ERE de 2016. 

En este ERE de 2016, justificado por la integración con Jazztel, -adquirida por 3.400 millones de euros- abandonaron la empresa 435 personas. Anteriormente se realizaron procesos de despidos masivos en los años 2005 y 2008.

Actualmente, la plantilla de Orange España ronda las 3.400 personas, aunque con empresas dentro de su perímetro y contact centers estamos hablando de unos 7.000 empleados en total.