Sede de Telefónica España, en una imagen de archivo.

Sede de Telefónica España, en una imagen de archivo.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Los 160 jubilados de Telefónica que pueden alargar el plan de salidas abierto por la operadora

La empresa de telecomunicaciones cerrará su Plan de Suspensión de Empleo Individual el 31 de octubre.

Noticias relacionadas

Telefónica España firmó con sus sindicatos un nuevo Convenio Colectivo para los próximos tres años con una subida salarial del 1,5%, una serie de fórmulas de desvinculación de trabajadores de la compañía y un plan de formación para la plantilla. Un nuevo pacto que sentó las bases para construir “una compañía más digital, más flexible y más preparada para los desafíos futuros”, según indicó la operadora tras el acuerdo.

Pero no toda la plantilla está conforme. En concreto, buena parte de los afectados por las jubilaciones forzosas acordadas entre los sindicatos y la compañía. Estos empleados cuestionan la manera en la que se llegó al pacto y se están planteando emprender demandas contra la compañía argumentando que sus salidas deben tramitarse como despidos -con su consiguiente indemnización- y no como jubilaciones.

La empresa pactó un Plan de Suspensión de Empleo Individual (PSI) que mantiene el 68% del salario para quienes se apunten y que cuya adscripción expira el 31 de octubre, un programa de bajas incentivadas con una indemnización de 45 días por año trabajado y un plan de jubilaciones forzosas que afectarán a unas 160 personas a la fecha de publicación del convenio.

De esta manera, las fuentes consultadas indican que si estas demandas de los trabajadores sujetos a jubilación llegan a buen puerto, es probable que la idea de la empresa de cerrar durante este año una parte importante del proceso de desvinculaciones quede aparcada hasta que se fallen estos recursos.

Afectados por el PSI

Estamos hablando de una cantidad muy pequeña dentro del universo de salidas que prepara la empresa (hasta 4.300), pero relevante si consideramos que buena parte de los 160 afectados por la jubilación forzosa se están planteando la posibilidad de recurrir sus jubilaciones.

La pirámide de edad actual de las tres empresas afectadas por el Convenio (Telefónica de España, Telefónica Móviles y Telefónica Digital) llega a los 19.670 trabajadores, de los cuales 4.332 tienen entre 64 y 53 años, los que están facultados para apuntarse al PSI. Para ello quedan 10 días y aunque en los sindicatos creen que es pronto para hacer valoraciones, consideran que es optimista que se sumen al plan más de 3.000 trabajadores, el 60% de los afectados, tal como ocurrió en el actual PSI.

En el caso de los afectados por la jubilación forzosa, han 160 personas mayores de 64 años que deberán abandonar la compañía este año. El Convenio indica que estos trabajadores tienen derecho al 100% de la pensión ordinaria de jubilación en su modalidad contributiva y que "quienes hubieran cumplido los requisitos de acceso a la jubilación ordinaria en los términos explicitados en la Ley General de Seguridad Social y demás normativa de aplicación, deberán causar baja en un plazo máximo de un mes a partir de la publicación en el BOE del convenio", un hecho que todavía no se ha producido.

Las fuentes sindicales consultadas indican que buena parte de estos trabajadores no están contentos con su jubilación “ya que tienen condiciones menos favorables que procesos anteriores de desvinculación a los que no se apuntaron”. Es por ello, que -según ha podido confirmar EL ESPAÑOL con fuentes sindicales- algunos de estos trabajadores sujetos a la jubilación se plantean demandar a la empresa en búsqueda de un despido improcedente, con la consiguiente indemnización.

Dos trabajadores nuevos por cada jubilado

La jubilación forzosa responde a un acuerdo con los sindicatos mayoritarios, que se hizo posible por la reforma del actual Gobierno y que además incluyen la contratación de dos trabajadores por cada jubilado.

En su Convenio, Telefónica explica que el establecimiento de esta edad de jubilación para toda la plantilla tiene como finalidad “mejorar la estabilidad y sostenimiento del empleo, así como continuar con la ya dilatada trayectoria de contratación de jóvenes profesionales como objetivo de nuestra política de empleo.”

Un pacto que se alcanzó con UGT y Comisiones Obreras y se votó con amplia mayoría de los representantes laborales y además en tiempo récord. Por otro lado, los despidos forzosos se vetaron en reforma laboral de 2012, pero el Gobierno del PSOE los recuperó en uno de los decretos de finales del año pasado.

Esta normativa indica que quienes quieran cobrar el 100% de la pensión correspondiente a sus bases de cotización debe haber cotizado durante, al menos, 36,5 años, que es el caso de lo que firmó Telefónica en su convenio.

En el caso de la tasa de reposición, Telefónica se comprometió a contratar durante la vigencia del Convenio a dos personas por cada una cuyo contrato se extinga por aplicación de la jubilación forzosa. “De esas contrataciones, como mínimo la mitad será contratación joven de menores de 35 años, y se adquiere el compromiso de continuar favoreciendo la contratación de jóvenes Titulados Universitarios, así como de titulados en Formación Profesional”.