Boris Johnson, durante su intervención en el congreso de los tories en Manchester

Boris Johnson, durante su intervención en el congreso de los tories en Manchester Henry Nicholls/Reuters

Empresas

Tensa calma en las empresas españolas ante el 'brexit': en juego una gran tajada de sus ingresos

Banco Santander, Sabadell, Inditex, IAG, Iberdrola, Ferrovial y Telefónica tienen intereses en el Reino Unido. 

Noticias relacionadas

Un buen puñado de las empresas españolas más importantes siguen en a la espera una resolución respecto al brexit. El comunicado hecho público el jueves por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, respecto de un acuerdo con el Reino Unido, inundó el sector empresarial de optimismo.

Y es que las empresas españolas miran con lupa todo aquello que tiene que ver con el proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea ya que algunas de ellas, como IAG, Banco Santander, Banco Sabadell, Iberdrola, Repsol, Inditex, Telefónica y Ferrovial, tienen importantes intereses en la región y una gran exposición.

Estas compañías siguen de cerca y aplauden la posibilidad de un brexit acordado, aunque reconocen que es pronto para sacar conclusiones y hacer valoraciones. En cualquier caso, consideran que la posibilidad cierta de que se aleje un brexit duro es una buena noticia para sus negocios.

IAG es una de las más expuestas. El hecho de que parte del accionariado del grupo sea británico llevó a la empresa a establecer en febrero un máximo total permitido de títulos (el 47,5%) controladas por accionistas no comunitarios y cumplir así las normas de la UE. De lo contrario, una de las principales aerolíneas del grupo, Iberia, podría perder su licencia para volar dentro de la Unión Europea al activarse el brexit.

Iberia ha repetido hasta la saciedad que es española. La última, vez ha sido en la Junta de Accionistas, cuando el presidente del grupo, Antonio Vázquez, aseguró que IAG ha presentado sus planes de acción ante las autoridades aéreas de España, Irlanda, Francia y Austria. Unos planes que, según ha adelantado, “cumplen con la normativa aplicable sobre propiedad y control de la Unión Europea” y han sido confirmados por parte de los reguladores de estos países.

Santander y Sabadell

La banca española también tiene intereses en Gran Bretaña, especialmente Banco Santander y Banco Sabadell. El primero de ellos opera en Reino Unido desde 2004, cuando compró Abbey National, y actualmente cuenta con 25,8 millones de clientes activos en el país y 1.386 oficinas, según la web de la empresa.

Elevadas cuantías que, por lo tanto, tienen un peso importante en las cuentas del grupo. En el ejercicio de 2018, según el informe de resultados, Reino Unido representó el 13% del beneficio, con unas ganancias que alcanzaron los 1.362 millones de euros. Éstas fueron un 8% inferior a las del año anterior por, entre otras cosas, "la incertidumbre por el brexit".

En el caso de Sabadell, sus intereses en Reino Unido vienen por la compra de TSB. Esta entidad, según se desprende de la cuenta de resultados del grupo cuenta con 550 oficinas y cinco millones de clientes a cierre de 2018.

Iberdrola y Repsol

También dos energéticas siguen con atención el avance de las negociaciones entre Reino Unido y Bruselas: Iberdrola y Repsol.

Iberdrola compró en 2007 la cuarta empresa del país por número de clientes, Scottish Power, una adquisición a partir de la cual Reino Unido ha pasado a suponer el 17% de los ingresos de la empresa. Por lo tanto, la resolución del brexit es muy relevante para sus negocios.

Así lo admitió en su último informe anual, en el que destaca que aunque la salida del Reino Unido se llevase de forma pactada, "podría tener riesgos y oportunidades".

Uno de esos riesgos hace referencia a la interrupción de la cadena de suministro. Y es que, según advierte la empresa en su informe de resultados de 2018, esto provocaría retrasos en la importación de equipos y componentes clave para los principales proyectos.

Aún así, Iberdrola ya se puso manos a la obra vendiendo sus centrales en el Reino Unido a Scottish Power Generation por 800 millones de euros. Esta decisión la convirtió en una empresa 100% renovable en suelo británico posición desde la que encarará los acontecimientos.

Por otro lado, la exposición de Repsol se limita a su participación en Repsol Sinopec Resources UK Limited (RSRUK). La empresa detalla en su informe de resultados que la actividad de esta filial "se encuentra en una etapa madura". Tiene 71 bloques en el campo Shaw del Mar del Norte y que estos aportan algo más de 30.000 barriles de petróleo al día y un beneficio de 678 millones de euros en el ejercicio 2018.

Inditex, Telefónica y Ferrovial

Las demás empresas con intereses en Reino Unido son Inditex, Telefónica y Ferrovial. La primera, debido a la cantidad de tiendas que tiene en el país (108 a cierre del último ejercicio) podría ver afectadas sus cadenas de suministro.

En cuanto a Telefónica, lleva ya 13 años operando en el mercado británico, el cual, a día de hoy, es el cuarto por volumen de negocio con 6.790 millones de euros, es decir, un 14% sobre el total de la empresa. Además, tiene más de 32 millones de accesos (entre fijo y móvil) y cerca de 6.700 empleados.

Por último, Ferrovial posee una elevada participación en varios aeropuertos británicos. Concretamente, es la propietaria del 25% del aeropuerto de Heathrow, del 50% de los aeropuertos de Glasgow, Southampton y Aberdeen y del 100% de las empresas Amey y de Ferrovial Agromán UK.

Debido a esta amplia presencia en los aeropuertos, la empresa podría ver mermados sus ingresos anuales. Y es que, en el caso del Heathrow, la empresa ha calculado un impacto de 114 millones de libras para este año en el caso de que se produjese un brexit sin acuerdo. Si se hace de forma amistosa, el impacto sería menor.