CPB Contractors, una de las empresas pertenecientes al grupo CIMIC (filial de ACS), se ha adjudicado dos nuevos paquetes dentro de dos proyectos de construcción construcción en Australia: un nuevo aeropuerto en Sídney y una nueva carretera en Melbourne.

Noticias relacionadas

En el caso del aeropuerto, la compañía del grupo CIMIC y sus socios se encargarán de los trabajos iniciales, que consistirán en la preparación del terreno para la posterior edificación. Este paquete se engloba dentro de la construcción del Western Sydney Airport, y generará unos ingresos para CPB Contractors cercanos a los 200 millones de euros.

Por otro lado, CPB Contractors se ha adjudicado el paquete de primeros trabajos de la construcción de North East Link, una nueva carretera que conectará la Autopista del Este con la M80 Ring Road. Este proyecto implica el diseño, desarrollo y la eliminación, protección o recolocación de los servicios públicos cercanos (como instalaciones eléctricas o tuberías de gas) por unos 120 millones de euros.

Michael Wright, CEO del grupo CIMIC, y Juan Santamaria, director general de CPB Contractors, mostraron su entusiasmo por estas adjudicaciones en un comunicado en el que aseguraban estar orgullosos de poder desarrollar infraestructuras que mejoren la vida de los australianos de la actual y de futuras generaciones.

Esta adjudicación llega en un buen momento para la empresa filial de ACS, que ha logrado recientemente varios proyectos de infraestructuras en Oceanía, como la construcción de un nuevo complejo hospitalario en Campbelltown (Australia) y los trabajos de ampliación de las pistas del aeropuerto de Auckland (Nueva Zelanda).