Huelga de los trabajadores de cabina en Ryanair

Huelga de los trabajadores de cabina en Ryanair Jorge Barreno Madrid

Empresas AEROLÍNEAS

Ryanair quiere cerrar sus bases en Canarias, pese a ser las más rentables y con más subvenciones

Los sindicatos justifican que las bases en las Islas registran más ingresos y representan menos costes para Ryanair.

Noticias relacionadas

Ryanair atraviesa por uno de sus momentos más delicados desde que decidiese desembarcar en España. La aerolínea irlandesa de bajo coste anunció la semana pasada un macro ERE a 512 empleados y el cierre de cuatro de sus trece bases en nuestro país: Girona, Lanzarote, Las Palmas y Tenerife.

Una decisión que se produce después de largos meses de conflictos laborales en los que su plantilla en nuestro país lucha porque se les contraen como trabajadores de la propia aerolínea.

Un anuncio que además sorprende, porque España lleva al menos dos años de crecimiento consecutivo en sus ingresos y las bases que quieren cerrar son las más rentables de la compañía en nuestro país, además de ser unas de las que reciben más subvenciones de un gobierno local.

Fuentes sindicales han confirmado a EL ESPAÑOL  que pese a que la operadora no da datos respecto de sus ingresos por aeropuerto y base, hay criterios que demuestran que Lanzarote, Las Palmas y Tenerife son los destinos más rentables de Ryanair en España. Las bases de Canarias registran más ingresos y representan menos costes para operadora, en términos proporcionales al resto de plazas en España.

Coste de instalación de las bases

Según David Martínez, secretario de Acción Sindical de USO Ryanair, Canarias es el principal destino de los aviones de la aerolínea para repostar en España. El combustible es más barato en las Islas que en cualquier otro lugar cercano y por eso, la compañía reconoce que utilizan estas bases para llenar los tanques de sus aviones, con el consiguiente ahorro en combustible.

Los sindicatos indican además que los vuelos a Canarias son de los que más ingresos generan por pasajero, porque suelen ser internacionales en mayor proporción que los locales y es donde se compran los mayores extras de equipaje y donde se realizan los mayores consumos de alimentación dentro del vuelo.

El tercer argumento que confirma la rentabilidad de Canarias son las atractivas condiciones entregadas por las administraciones de las Islas para las operaciones de Ryanair. El coste de tener las bases en Canarias es el más reducido de toda Europa, por debajo de bases alemanas e inglesas.

A esto hay que sumarle las subvenciones de las administraciones canarias a Ryanair para que opere con bases en Lanzarote, Las Palmas y Tenerife. Los sindicatos indican que el 75% del coste de operar en las Islas es financiado por el gobierno en forma de acuerdos de márketing y promoción.

"Acuerdos de márketing"

Estos acuerdos son las famosas subvenciones que las administraciones españolas entregan a Ryanair para que tengan bases y destinos en sus territorios. Unas subvenciones prohibidas por la Unión Europea, por lo que las aerolíneas y los gobiernos las disfrazan de “acuerdos de márketing”.

En el caso de Gran Canaria, en su plan de márketing 2017-2020 se destina una partida específica para “acuerdos conjuntos con las líneas aéreas y de cruceros que incorporen nuevas rutas con el destino, realizando campañas de marketing directo de apoyo a las mismas”.

¿De cuánto dinero estamos hablando? Es uno de los secretos mejor guardados de la administración canaria. En marzo de 2018 Ryanair firmó uno de estos acuerdos de promoción valorado en 3,1 millones de euros para desplegar cuatro rutas en País Vasco.

Y a propósito del también anunciado cierre de Girona, el diario Expansión ha publicado que la Asociación para la Promoción y el Desarrollo de las Comarcas Gerundenses (AGI) aporta 3,5 millones a la aerolínea para mantener la base y sus rutas. Las fuentes consultadas indican que en el caso de Canarias estaríamos hablando de una cifra superior a las conocidas en estas regiones españolas.

Diez jornadas de huelgas

Los datos del informe anual de Ryanair reflejan además que la aerolínea irlandesa facturó en España 1.005,6 millones de euros al cierre del curso fiscal 2018-2019 concluido en marzo. Esto supone un alza de un 8% frente a los 929,6 millones de 2018 y casi 190 millones por encima de los 820,6 millones del ejercicio concluido en 2017.

Con estos datos en la mano, los sindicatos creen que la compañía quiere seguir reduciendo costes para mantener estos márgenes y compensar el coste laboral que podría significar la regularización masiva de sus trabajadores en España. Es por ello que -indican-, amenazan con el cierre de bases rentables para presionar a los trabajadores y que acepten el duro ERE presentado a 512 empleados.

La compañía quiere despedir 164 trabajadores en Girona; 156 en Tenerife Sur; 110 en Las Palmas, y 82 en Lanzarote, pero -según dicen los sindicatos- todavía no les han llamado para comenzar a negociar los ajustes ni han presentado formalmente el ERE. “Solo hemos recibido la carta con el anuncio de los despidos, pero la empresa no ha hecho nada más”, dicen desde USO.

Por otro lado, el Ministerio de Fomento debe volver a decidir sobre los servicios mínimos a aplicar en las jornadas de huelga de los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 29 de septiembre, tras no alcanzarse un acuerdo entre los sindicatos convocantes, USO y Sitcpla, y la dirección de Ryanair. Diez días de protestas que los trabajadores mantienen ante esta nueva arremetida de la empresa.