El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha decidido implicarse personalmente en la designación del futuro presidente de Distrito Castellana Norte (DCN). La elección del candidato idóneo no será fácil, puesto que el proyecto dio un paso de gigante este lunes al ser aprobado por unanimidad en el Ayuntamiento de Madrid y tener listo el camino para que 26 años después la 'Operación Chamartín' comience su andadura.

Noticias relacionadas

El pasado viernes por la noche, DCN celebró una Junta General de Accionistas convocada con carácter extraordinario y urgente (previa decisión del Consejo de Administración) para aprobar el cese de quien ha liderado el proyecto hasta ahora, Antonio Béjar.

El directivo, que procedía del área de BBVA Real Estate, está imputado como investigado por el caso 'BBVA-Villarejo'. De los ejecutivos que han sido llamados a declarar hasta la fecha, el expresidente de DCN ha sido el que más ha colaborado con la Justicia, puesto que el resto se ha negado a declarar.

La salida repentina de Béjar dejó descabezada a una empresa que no cuenta ni con consejero delegado, ni con director general. Es decir, no hay un número dos de facto que pueda tomar las riendas provisionales de DCN en este momento clave del proyecto. Sin embargo, la llegada del mes de agosto da algo de margen al banco para buscar al candidato idóneo.

Ese futuro presidente procederá, de forma preferente, de fuera de la compañía, puesto que por el momento, se descarta que Béjar sea sucedido por algún miembro del consejo de DCN o algún ejecutivo de la filial controlada por BBVA (75%) y Grupo San José (25%). Así lo aseguran a EL ESPAÑOL fuentes próximas a la compañía.

La participación mayoritaria de BBVA en la sociedad hace que sea el banco el que tenga en sus manos el nombramiento de ese sucesor. Y la importancia que se da al proceso de selección ha hecho que se eleve a presidencia el asunto.

Tras recibir la aprobación del Ayuntamiento, el proyecto tiene que pasar un trámite en la Comunidad de Madrid, donde todavía hay un Gobierno en funciones, y en caso de que ésta no se pronuncie, el silencio administrativo hará que en cuatro meses Madrid Nuevo Norte pase a la siguiente fase. Se espera que las obras arranquen en 2020.

Acabar con las sospechas

Además del proyecto Chamartín, DCN ha protagonizado algunos titulares en las últimas semanas por su supuesta y posible implicación en la destrucción de documentos que podrían contener información sobre las relaciones entre BBVA y Cenyt.

Su expresidente, Antonio Béjar, reconoció al juez haber contratado a la empresa de José Manuel Villarejo, aunque negó conocer que el excomisario ahora encarcelado estuviera detrás de Cenyt.

Este lunes, Béjar aportó documentación a la causa, que sigue bajo secreto de sumario, y la Fiscalía retiró la petición de libertad provisional bajo fianza de 500.000 euros que había solicitado para el exdirectivo.

El exdirectivo ha solicitado a BBVA aplicar una cláusula de su contrato para volver a la entidad tras abandonar DCN. Pero el banco estudia qué hacer con esa petición "en aplicación de sus políticas y procedimientos laborales", según fuentes de BBVA.

De los investigados por el 'caso Villarejo' con relación con el banco, Béjar era el único que tenía representación institucional en una empresa. Su situación era delicada dado el carácter público-privado que tendrá este Plan a partir de ahora.

Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Madrid se reconocía a este periódico la aportación del ya expresidente de DCN al impulso a la 'Operación Chamartín' y se negaba haber presionado para su repentino cese. El paso dado por el banco con él puede sentar un precedente si la investigación se complica y afecta a otros ejecutivos de muy alto nivel.

BBVA vive una situación complicada estos días. El banco recibió ayer una noticia que no por esperada deja de ser mala: su imputación como persona jurídica por tres delitos por la supuesta trama de Cenyt con la entidad.

Tras este movimiento del juez, Torres Vila reiteró en un comunicado su total disposición a colaborar con la Justicia en este caso.