El logo de Endesa.

El logo de Endesa.

Empresas ENERGÍA

Endesa gana 776 millones, un 3% más, por el impulso del negocio liberalizado

Entre enero y junio, la eléctrica ha registrado un crecimiento del Ebitda del 5%, hasta los 1.894 millones.

Noticias relacionadas

Endesa se ha anotado un beneficio de 776 millones de euros, un 3% más, entre enero y junio. Durante este periodo, la eléctrica que dirige José Bogas ha registrado un crecimiento del Ebitda del 5%, hasta los 1.894 millones. Los ingresos, no obstante, han caído un 1%, hasta los 9.791 millones.

Unas cifras que en Endesa consideran "muy positivas" y que en la eléctrica relacionan con "la buena gestión" del mercado liberalizado, en un entorno "muy complicado" tanto en el negocio de la electricidad como en el del gas. Los resultados obtenidos, dicen en Endesa, permite a la compañía mostrarse confiada en la consecución de los objetivos comunicados al mercado para este año.

En este periodo, la eléctrica considera que también se ha visto beneficiada por la estabilidad del mercado regulado y el "esfuerzo" de contención de costes. En este sentido, la evolución de los gastos fijos de explotación se ha reducido en un 4% en términos ajustados (un 6% en términos reportados) en un periodo caracterizado por el fuerte incremento de las inversiones en energías renovables realizadas por la empresa.

Incremento de inversiones

Un periodo en el que la compañía ha incrementado "sustancialmente" sus inversiones, especialmente para acelerar el desarrollo de los 879 MW de energías renovables que se adjudicó en las subastas de 2017 y que espera que entren en funcionamiento antes del final del presente año.

En total, las inversiones brutas se han situado en 956 millones de euros, con un crecimiento del 72,6%, algo que Endesa atribuye al esfuerzo que está realizando la compañía en materia de transformación digital y para el desarrollo de nueva potencia eólica y fotovoltaica.

Así, la deuda financiera neta ha aumentado en 1.025 millones de euros con respecto al 31 de diciembre de 2018 como consecuencia de varios factores, entre los que destacan el impacto de la entrada en vigor de la NIIF 16, que ha supuesto registrar un incremento de 186 millones de euros en la deuda neta a 31 de diciembre de 2018; las inversiones realizadas para el desarrollo de nuevos parques de generación renovable, y el pago del dividendo a cuenta con cargo a los resultados de 2018, por importe de 741 millones de euros, efectuado el pasado 2 de enero.