Una agencia de Halcón Viajes.

Una agencia de Halcón Viajes.

Empresas

Las agencias de viaje han aumentado su facturación en 2018 y seguirán creciendo este año

Sin embargo, el ritmo de crecimiento se irá ralentizando por el deterioro de la economía internacional y la incertidumbre generada por el 'brexit'.

Noticias relacionadas

Las agencias de viaje son uno de los negocios turísticos que más se ha beneficiado del aumento de la demanda turística, y así seguirá siendo durante los próximos años. La actividad de estas empresas siguió evolucionando de forma favorable durante 2018 y, según el Observatorio Sectorial DBK de Informa, también lo hará durante el 2019. 

El volumen de negocio de este sector se situó en los 4.950 millones de euros en el segmento mayorista en 2018 y alcanzó los 14.200 millones de euros en el minorista. Esto es un 3,1% y un 2,5% más que en el año anterior gracias al aumento del consumo de los hogares y del empleo y a la entrada de turistas extranjeros y al gasto efectuado por ellos.

Las ventas realizadas por las agencias minoristas a través de internet y las
centrales de reservas online, por su parte, contabilizaron un aumento del 7,5%, alcanzando los 4.650 millones de euros.

Sin embargo, este ritmo de crecimiento se ralentizará durante este año ya que los ingresos de las agencias -tanto mayoristas como minoristas- crecerán en torno al 2%. En el caso de las agencias mayoristas, se prevé que se vuelvan a superar los 5.000 millones de euros y en el caso de las minoristas, que se aproxime a los 15.000 millones en 2020.

El sector mantendrá a corto plazo su evolución al alza. Los indicadores de la demanda en los primeros meses de 2019 siguen siendo positivos, pero el negocio receptivo podría verse penalizado por el deterioro de la economía internacional, el repunte de los viajeros que optan por dirigirse a otros países mediterráneos, tanto europeos como del norte de África, o los efectos económicos y la incertidumbre generados por el Brexit.

Alto grado de concentración

El crecimiento de la demanda ha provocado la entrada de nuevas empresas en el sector, que presenta un alto grado de concentración. Este, además, se ha visto incrementado por las recientes adquisiciones llevadas a cabo por los principales grupos turísticos. 

Este alto grado de concentración se observa en el cómputo de la facturación porque las cinco principales agencias mayoristas reunieron en 2018 el 43% del mercado y en el caso de las minoristas, el 38%.