Imagen de archivo sobre hipotecas.

Imagen de archivo sobre hipotecas.

Empresas HIPOTECAS

La nueva ley hipotecaria amenaza con colapsar el sistema: bancos y notarios trabajan contrarreloj

El próximo lunes entra en vigor la Ley Hipotecaria y no está claro que la plataforma que conecta a bancos y notarios esté lista. 

Noticias relacionadas

Revisión de las condiciones legales, ajustes de algunas cláusulas, preparación de las plataformas tecnológicas… Los equipos de los bancos y notarios trabajan contrarreloj para terminar de adaptarse a la nueva Ley Hipotecaria que entra en vigor el domingo 16 de junio y cuyos efectos se dejarán notar el lunes 17. Un quebradero de cabeza que va a traer mucha más burocracia para firmar un préstamo hipotecario pero que, en teoría, debería servir para dar más seguridad a los ciudadanos. 

A falta de seis días para su puesta en marcha efectiva, los bancos aseguran estar preparados. Así lo dice el portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB), José Luis Martínez Campuzano, quien recuerda que las entidades llevan meses trabajando para que no haya problemas. Sin embargo, cuando se baja a analizar la situación banco por banco las cosas cambian ligeramente. En el sector hay un cierto miedo a que algunas entidades no lleguen a tiempo y se produzcan retrasos en las firmas de las hipotecas. 

El principal escollo no está tanto en adaptar las condiciones legales y la preparación de los nuevos formularios -que también-. El mayor problema radica en los problemas que algunas entidades financieras están teniendo para conectarse con los notarios. ¿Por qué? Pues porque la nueva Ley obliga a los bancos a enviarles la documentación de los préstamos con diez días de antelación para que puedan analizarlos y explicar al consumidor todos los detalles.

Miedo al colapso

Al parecer, y según denuncian desde algunos bancos, la conexión con Ancert (la plataforma tecnológica del Consejo General del Notariado) presenta problemas. Durante algunas pruebas realizadas se ha caído, y existe un cierto temor a que cuando empiece el flujo constante de información ‘colapse’ por la elevada cantidad de datos que tendrá que recibir. 

Desde el Consejo General del Notariado niegan la mayor. Aseguran que su fiabilidad está más que comprobada ya que viene realizando más de 29 millones de operaciones al año y desde su puesta en marcha en 2008, nunca ha sufrido un ataque externo. 

Sin embargo, algunas entidades financieras todavía no tienen claro si será capaz de aguantar la transmisión de más de 30.000 operaciones mensuales adicionales, que fueron las que se tramitaron el pasado mes de marzo, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). No tanto por el número de operaciones como por el volumen de información que cada una de ellas contiene, ya que hay que transferir al notario elegido por el cliente toda la documentación del préstamo. 

Los notarios vascos se oponen

Por si fuera poco, algunos notarios no están de acuerdo en tener que emplear la plataforma que impone el Colegio General del Notariado. Algunos notarios vascos, por ejemplo, aseguran que su objetivo es utilizar su propia plataforma (algo que permite la Ley Hipotecaria). Una situación que obligaría a los bancos a tener que adaptarse a distintos sistemas para enviar la documentación en función -en este caso- de la Comunidad. 

La nueva Ley obliga a los bancos a enviarlo todo con diez días para que los notarios puedan explicar a los clientes todos los detalles del préstamo. Una vez que la reunión se haya producido (sin presencia de inmobiliarias ni bancos) se procederá a la firma de la hipoteca en una fecha posterior. Si este proceso se retrasa será imposible que se lleve a cabo. 

Ante la incertidumbre, son muchos los bancos que han optado por acelerar la firma de hipotecas. Algunas notarías aseguran que en las últimas semanas han visto cómo ha aumentado el ritmo de clientes que llevan las entidades financieras para firmar préstamos. 

Los bancos insisten en que están preparados, pero también son conscientes de la que se les viene encima a partir del próximo lunes. A la hora de hacer una oferta tendrán que rellenar una Ficha Europea de Información Normalizada (FENI), en donde se incluirá toda la información del préstamo ajustada para cada cliente. Además, habrá una Ficha de Advertencias Estandarizadas, en donde se informará de las distintas cláusulas que conformarán la hipoteca. 

Todo un cambio al que tendrán que enfrentarse las distintas entidades financieras, y que puede generar algunos momentos de tensión con su puesta en marcha. ¿Qué ocurrirá? El lunes 17 saldremos de dudas.