Foto de un vehículo eléctrico. Foto: Europa Press

Foto de un vehículo eléctrico. Foto: Europa Press

Empresas

España está a la cola de Europa en movilidad eléctrica y "muy lejos" de la cuota del 10%

Según el Barómetro de la Electromovilidad de Anfac, la cuota de mercado actual de España de vehículos con carga eléctrica es del 0,9%.

Noticias relacionadas

España está a la cola de Europa en movilidad eléctrica, solo por delante de Italia, y "muy lejos" de alcanzar un 10% de cuota de mercado de vehículo eléctrico y de conseguir que el 70% de estos vehículos vendidos sea de eléctricos puros, según el primer Barómetro de la Electromovilidad de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

Sobre un índice con base 100, España se colocaría en la actualidad en un nivel 15 de cumplimiento de los objetivos de penetración del vehículo eléctrico y desarrollo de infraestructuras, superada por países como Hungría (20,4), Francia (22), Alemania (24,6), Portugal (25,6), República Checa (30,2), Reino Unido (31,7), Holanda (76) y Noruega (200,5).

La cuota de mercado actual de España de vehículos con carga eléctrica (eléctricos e híbridos enchufables) es del 0,9%, "muy lejos" de la penetración que registran Noruega (49,1%), Suecia (8%), Holanda (6,7%), Finlandia (4,7%), Suiza (3,2%), Austria (2,5%), Bélgica (2,4%), Francia (2,1%), Dinamarca (2,1%) y Alemania (2%).

Según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), el 80% de las matriculaciones de eléctricos se produce en tan solo seis países de Europa, los que presentan un mayor PIB per cápita. El de España es de 26.200 euros.

De hecho, la mitad de los Estados miembros de la UE tiene una cuota inferior al 1%, aunque la penetración varía en proporción del volumen de matriculaciones de cada país.

Dentro de España, el barómetro de Anfac indica que son País Vasco (21,9), Cataluña (20,5) y la Comunidad de Madrid (17,5) las regiones líderes en electromovilidad.

A la cola también en infraestructura

Asimismo, España ocupa los puestos de cola dentro de la Unión Europea (UE) en infraestructuras de recarga. Solo se sitúa por delante de Italia en desarrollo de estos puntos, con un nivel 17,8 sobre 100 de cumplimiento del objetivo de instalación de puntos de recarga. Holanda (93,2), Noruega (92,5) y República Checa (47,7) lideran este ranking.

En el territorio nacional, el País Vasco se coloca como la primera comunidad autónoma en desarrollo de las infraestructuras de recarga, con un valor 33 de cumplimiento. El 30% de los puntos de recarga en Euskadi es de carga rápida o superrápida.

Madrid, pese a ser la ciudad con más vehículo eléctrico, se coloca en décima posición en cuanto a penetración de las instalaciones de recarga, con un valor 15 del cumplimiento del objetivo general.

En este contexto, el vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero, ha destacado la necesidad de que las administraciones se comprometan con el apoyo decidido a este tipo de vehículos y ha reclamado planes de renovación del parque automovilístico y ayudas a la compra de vehículos electrificados.

También ha pedido estímulos fiscales, mejoras en las condiciones para las empresas de cara a hacer más rentable la instalación de puntos de recarga e incentivos públicos para el desarrollo de infraestructuras de recarga rápida y superrápida.

"El vehículo eléctrico es clave en el desarrollo presente y futuro de la industria de automoción. El compromiso de los fabricantes con la reducción de las emisiones contaminantes y la lucha contra el cambio climático es una realidad, sobre todo si se tiene en cuenta que más del 60% de los modelos que van a llegar al mercado en 2019 y 2020 cuenta con versión electrificada", ha apuntado Armero.

Además, el directivo ha señalado que las factorías españolas necesitan incrementar su porcentaje de fabricación de vehículos electrificados, por lo que es "indispensable" un mercado fuerte y una demanda en alza que justifique las adjudicaciones de las compañías matrices de modelos a las plantas nacionales.

Con el Barómetro de la Electromovilidad, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones pretende, de manera trimestral, analizar la evolución de España y sus comunidades autónomas en penetración de vehículos electrificados.