El modelo de CAF que operará en Sidney.

El modelo de CAF que operará en Sidney.

Empresas INFRAESTRUCTURAS

CAF se adjudica un contrato en Australia por más de 500 millones

La compañía suministrará y mantendrá durante 15 años de la nueva flota de 29 trenes regionales de Nueva Gales del Sur.

Noticias relacionadas

El consorcio Momentum Trains, integrado por CAF, Pacific Partnership y DIF Infraestructure V, se ha adjudicado un contrato, bajo la modalidad de participación público-privada, para el suministro y mantenimiento durante 15 años de la nueva flota de trenes regionales de Nueva Gales del Sur, en Australia, ha informado el fabricante ferroviario a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El alcance de los trabajos de CAF en este contrato supera la cifra de los 500 millones de euros y comprende el suministro de 29 unidades regionales diésel-eléctricas, dos simuladores, y la construcción y equipamiento de un nuevo depósito de mantenimiento en la localidad de Dubbo, situada al noroeste de Sidney.

CAF cuenta con una larga trayectoria en Australia, donde creo una filial en el año 2010. Este contrato se completa con el contrato firmado en 2016, como parte del Consorcio Canberra Metro, que consistía en el suministro de 14 modelos Urbos 100 LRV y su mantenimiento por un periodo de 20 años para la línea de tren ligero del Metro de Canberra.

Anteriormente, CAF ya desarrolló otros proyectos para Transport for New South Wales como son el suministro de doce tranvías Urbos 100 LRV y su mantenimiento para la línea de Inner West de la ciudad de Sydney. Otro proyecto más reciente sería el tren ligero para la ciudad de Newcastle, que abarcaba el suministro de 6 tranvías equipados con el sistema Greentech Freedrive, siendo la primera línea en Australia sin catenaria en todo su recorrido cuando entre en servicio este mismo mes de febrero de 2019.

Nueva Gales del Sur, cuenta con una población de más de 7 millones de personas. Es uno de los seis estados que conforman Australia, siendo su capital Sidney. Con este proyecto, el gobierno de la región tiene la intención de reemplazar la antigua flota de trenes regionales, con el objetivo de poner en servicio nuevos trenes que mejoren la seguridad y comodidad de los pasajeros para los servicios regionales e interurbanos a las ciudades de Canberra, Melbourne y Brisbane.