Usuarios del tren de alta velocidad

Usuarios del tren de alta velocidad EFE

Empresas INFRAESTRUCTURAS

Acciona competirá a cara de perro con Renfe: podría incluso abrir nuevas rutas

La compañía no va a circunscribirse al Madrid-Barcelona, quiere estar presente en todos los corredores y replicar la experiencia de Transmediterránea.

La liberalización del transporte de pasajeros por ferrocarril ha sido una fuente inagotable de rumores desde la pasada década. Cuando aún se veía como algo lejano, multitud de empresas dejaron caer su intención en entrar a competir con Renfe. Hasta outsiders del sector como la familia Lara (Planeta) llegaron a estudiar la posibilidad de entrar en este negocio.

Hoy, a menos de dos años de que se de el pistoletazo de salida a la liberalización, de los muchos que sonaron sólo Acciona ha dado un paso firme al frente. Hasta el momento, la duda era el grado de intensidad que le iban a poner al proyecto. Cada día que pasa parece que la apuesta es más potente.

Por primera vez, un representante de la empresa ha explicado en público cuáles son los planes de Acciona para este mercado. El director del negocio de servicios ferroviario del grupo, Fernando García Alonso, anunció este lunes que los planes de la compañía pretenden abarcar toda la red y no sólo circunscribirse a un corredor en concreto. 

Del mismo modo, Acciona pretende ir más allá de los corredores ferroviarios "tradicionales". Desde la empresa ven grandes oportunidades en rutas que se salgan del Madrid-Barcelona o Madrid-Valencia. Fuentes de la compañía indican que hay campo para mucha creatividad en esta nueva etapa.

El directivo de Acciona participó en una jornada organizada por el Instituto de Empresa sobre la liberalización del ferrocarril en la que expuso el atractivo que han detectado en el sector ferroviario para dar este paso.

En opinión de García Alonso existe "una necesidad imperiosa de dar entrada a un transporte más eficiente, ecológico y social. En este sentido destacó que "el AVE es ocho veces más eficiente que el avión y cuatro veces más que el tren". 

Experiencia en Transmediterránea

Acciona ya cuenta con experiencia en lo que tiene que ver con el transporte de pasajeros, en concreto en la marítima. Acciona compró Transmediterránea en 2002, compañía que vendió el año pasado. En este tiempo la naviera operó 32 rutas, fundamentalmente entre la Península Ibérica y Baleares y la Península y Norte de África, y también con las Islas Canarias.

Una experiencia que parecen querer repetir ahora con el tren. "La liberalización del sector marítimo provocó que las rutas a Baleares ahora son un 32% más baratas que hace quince años. Es un ejemplo de cómo la competencia implica bajos precios y aumento de la demanda", defendió Garcia Alonso.

El directivo echo mano del ejemplo de la liberalización ferroviaria italiana, algo que dejó patente una vez más la importancia que tiene el operador privado Italo como referente de Ilsa, el operador ferroviario en el que Acciona participa junto con inversores de Air Nostrum. "La entrada de Italo se tradujo en una inversión de 1.000 millones de euros y un incremento de la plantilla de 1.000 personas".

En lo que tiene que ver con la oportunidad de negocio, el director del negocio de servicios ferroviarios de acciona cree que, al igual que en el caso italiano la entrada de competencia no supondrá que los participantes tengan que repartirse el negocio sino que aumentará el actual. "La tarta se hará más grande, habrá más viajeros". Para ello García Alonso señaló que es clave que la "regulación garantice la libre competencia y la generación de inversión y empleo".

En este sentido el directivo de Acciona señaló que el servicio que deben aportar los nuevos jugadores sea "económico, y con más frecuencias y horarios". Un perfil muy alineado con los cambios que el nuevo plan estratégico de Renfe ha fijado para los próximos años. A dos años vista del arranque de la liberalización, la pelea promete.