Trenes de alta velocidad en la estación de Atocha.

Trenes de alta velocidad en la estación de Atocha.

Empresas

La CNMC aprieta para que el Gobierno acelere en la liberalización ferroviaria

Competencia considera que los últimos pasos dados van en buena dirección pero que aún queda camino por recorrer de cara a la liberalización.

Noticias relacionadas

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) quiere que el Gobierno ponga en marcha más medidas que mejoren las condiciones del mercado ferroviario español de cara a la futura liberalización. Entre las cuestiones que Competencia cree que son mejorables destacan que la red ferroviaria española está infrautilizada y que los cánones por utilizar este red podrían ser más baratos

Según las estimaciones de la CNMC plasmados en un informe al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, aunque la red de alta velocidad española registra un tráfico creciente, cuenta todavía con capacidad excedentaria y una utilización muy desigual de distintos tramos de la infraestructura.

Por ejemplo, mientras que en el Madrid-Barcelona la capacidad utilizada es del 45%, en el Albacete-Alicante es del 8%. "Los indicadores del grado de utilización de la red y su comparación con otros países europeos indican que en la red española el número de viajeros transportados por tren es todavía reducido" indica el informe de la CNMC.

El regulador alerta sobre los restos que va a tener que afrontar el gestor de la red de alta velocidad, Adif AV en los próximos años. Así como desde Competencia valoran que Adif haya generado por primera vez en 2017 recursos suficientes para cubrir el coste del endeudamiento, señalan amenazas de cara al futuro.

"En adelante Adif se enfrenta al reto de lograr ingresos operativos adicionales para hacer frente a unos costes operativos crecientes (derivados de la expansión de la red de alta velocidad), a la amortización de la inversión y al riesgo derivado de la posible evolución de los tipos de interés" según indica el regulador.

Cánones de explotación de la red ferroviaria

El aumento de los cánones ferroviarios puesto en marcha por Adif en los últimos años ha cubierto solo parcialmente esa necesidad. Según el juicio de la CNMC, ante el incremento de costes derivado de los mayores cánones, Renfe ha reaccionado manteniendo la oferta en trenes/kilómetro pero incrementando la ocupación y el nivel de aprovechamiento de los trenes. Una medida que habría limitando los incrementos de ingresos para Adif por esta vía.

Ante este contexto, Competencia considera que la liberalización prevista para estos servicios a partir de diciembre de 2020 se presenta como una oportunidad para incrementar significativamente la utilización de la red de alta velocidad y con ello los ingresos del gestor de la infraestructura.

De hecho, Adif ya ha anunciado una reducción de los cánones de utilización de la red de alta velocidad. Una bajada de tasas que llega al 9% en lo que tiene que ver con las líneas que conectan distintas ciudades españolas y de un 16% para las que conectan ciudades españolas con ciudades de otros países. 

Una reducción con la que Adif no solo espera no perder ingresos sino que, gracias a que la red se va a ir utilizando cada vez más, considera que va a recaudar más dinero que antes de la reducción de los cánones.

Renfe: usar más los trenes y tarifas más económicas

Para la CNMC las mejoras realizadas por Renfe durante los últimos años también son mejorables. "A pesar de las mejoras de eficiencia logradas por Renfe, la experiencia de otros mercados europeos de alta velocidad señala margen para posibles ganancias de eficiencia asociadas a mejoras en la comercialización de los servicios, a la utilización de trenes con mayor número de plazas, y a una mayor intensidad en el uso (kilómetros/año) del material rodante.

Unas optimizaciones que están muy en línea con las que se realizaron en el mercado italiano tras la liberalización ferroviaria puesta en marcha en 2012. Gracias a una mayor utilización de los trenes y a una bajada de las tarifas, en los últimos seis años, los pasajeros que optan por el tren se duplicaron.

Un aumento de usuarios que ha compensado el ajuste de las tarifas de Trenitalia e Italo (el operador privado italiano) y que les ha permitido obtener beneficios económicos a ambas empresas. En el caso de Trenitalia ganó 700 millones de euros en su último ejercicio por 33 de su competidor privado.