Evo Banco.

Evo Banco.

Empresas

La actividad comercial de Evo Banco se frena tras la compra por Bankinter

Noticias relacionadas

El cambio de manos de Evo Banco ha pasado factura a su actividad comercial. En su primer mes tras el anuncio de la compra por Bankinter las cifras de captación de depósitos se ha ralentizado. Una tendencia que frena la buena racha que vivía la entidad que, en el último año, había logrado incrementar un 3% los depósitos a clientes. No así el crédito a la clientela, que venía cayendo un 8,2% y que ahora parece enderezarse. 

Los datos que figuran en la Asociación Española de Banca reflejan cómo en octubre, el primer mes después de hacerse pública la operación, la llegada de ahorros de la entidad se ha estancado. En concreto, la clientela tiene en este momento algo más de 3.740 millones de euros depositados frente a los 3.750 millones que tenía en septiembre. 

Hablamos de un descenso del 0,3% que, en la práctica, supone quedarse como estaba. Sin embargo, rompe la tendencia alcista que vivía la entidad en cuanto a captación desde octubre del año anterior. En concreto, en el mismo mes de 2017 tenía 3.643 millones de euros, lo que supone un aumento de casi un 3% en términos interanuales. 

El crédito a clientes

Ligeramente distinto es el comportamiento en el crédito a la clientela. En octubre tenía 2.381 millones de euros concedidos, lo que supone un tímido incremento de casi un millón y medio de euros respecto al mes anterior. Sin embargo, en términos interanuales supone una caída del 8,2% si se compara con octubre del año anterior. 

Unas cifras que reflejan la situación de impás en la que se encuentra sumida la entidad, tal y como denuncian fuentes sindicales. El hecho de que las autorizaciones para el traspaso de Apollo a Bankinter no lleguen hasta el primer cuatrimestre del año hacen que la entidad naranja pueda ejecutar los planes que tiene para Evo. 

La intención de la entidad que lidera María Dolores Dancausa es fusionar Evo Banco con Coinc para enfocarse a la busca y captura de los clientes más jóvenes. Una ardua tarea en la que tendrá que competir con experiencias similares como las que han puesto en marcha el Santander (Smart Bank) o Caixabank (imaginBank). Eso por no hablar de otros productos destinados al público millennial lanzados por otras entidades. 

Dura competencia

La ejecución de esos planes tendrá que esperar a las autorizaciones. A partir de ahí, Bankinter tendrá las manos libres para desarrollar su estrategia con Evo y Coinc. Sin embargo, los trabajadores de Evo Banco siguen preguntándose cuál va a ser su futuro. 

La adquisición de Evo Banco por parte de Bankinter conlleva aparejado el que Apollo tiene que desligar de la compañía a la financiera de consumo, Evo Finance. Esto supone que el fondo tendrá que desarrollar una estructura de dirección y personal antes de que culmine el primer cuatrimestre del año. 

De momento Apollo ya ha comenzado su retirada progresiva de Evo Banco. Su hombre fuerte en España, Andrés Rubio, abandonaba el consejo de administración días después de confirmarse la venta a Bankinter.