Una de las tiendas de Digi en Madrid, en una imagen de archivo.

Una de las tiendas de Digi en Madrid, en una imagen de archivo.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Digi comenzará a desplegar fibra propia en algunos barrios de Madrid

Noticias relacionadas

Digi sigue creciendo. Las informaciones confirmadas por EL ESPAÑOL con fuentes del mercado indican que, durante el año 2019, el operador centrado en el mercado étnico desplegará fibra óptica propia en barrios seleccionados de Madrid. Con ello, pondrá en marcha su primera expansión de red en una década y una de las primeras de un operador móvil virtual en España.

Estas mismas fuentes han indicado a este diario que Digi ya ha encargado a un proveedor tecnológico de primer nivel que elabore el proyecto de despliegue de red para ponerlo en marcha en los próximos meses. El objetivo es llegar con red propia a determinados barrios de Madrid donde hay mayor número de población inmigrante -y de ciudadanos de origen rumano- uno de sus públicos objetivos más fieles. 

La matriz de Digi es rumana y su crecimiento en España -tras llevar una década en nuestro mercado- se ha consolidado ofreciendo servicios de telecomunicaciones a ciudadanos de este país. Siguiendo esta línea, los barrios en los que se realizará el despliegue se elegirán de entre donde tienen más presencia inmigrantes. Es decir, distritos como Fuencarral-El Pardo, Latina, Carabanchel, Villaverde, Puente y Villa de Vallecas, Vicálvaro, Moratalaz, Ciudad Lineal, San Blas y Barajas.

1,2 millones de clientes

Digi ofrece a sus clientes en Madrid fibra óptica desde marzo de este año, tras su acuerdo mayorista con Telefónica. El objetivo es seguir manteniendo la red de la operadora española, pero complementarla con despliegues propios, solo en algunos barrios donde tengan mayores clientes.

Con ello, comienzan un despliegue que en el mediano plazo es más rentable, que implica mantener la red de Telefónica para ir creciendo en otras ciudades fuera de Madrid. Una estrategia de expansión paulatina y con la que se apuesta por generar valor a los servicios que entregan a sus clientes. 

Sus últimos resultados -publicados en la Bolsa rumana- indican que al cierre del tercer trimestre Digi registró 1.213.000 clientes, lo que se traduce en un crecimiento del 49,2% si se compara con septiembre de 2017, cuando tenía 813.000 usuarios. Estos datos les sitúan como la sexta OMV en España en un mercado con 4,6 millones de clientes, según la CNMC.

Fuente presencia en puntos de venta

En una década, Digi no ha dejado de lado los locutorios en los que vendía tarjetas de prepago ya que sigue teniendo una fuerte presencia en puntos de venta personalizados que compensan la casi inexistencia inversión en publicidad y en marketing. Con una base muy fuerte de clientes móviles, este año ha dado el salto a la fibra óptica. Digi ya ofrece fibra en Rumanía, por tanto utilizarán el know how en esta nueva línea de negocio.

En la operadora no esconden sus orígenes, pero apuestan por crecer en todo el segmento étnico y, si es posible, en todos los clientes que apuesten por el alto valor de servicios, que ya están lejos de la tarjeta de prepago de 'rasca' de hace una década, y por precios muy ajustados si se comparan con los grandes del sector.

Durante los primeros nueve meses del año la compañía facturó en España 90,6 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 33% en un año. La estimación del operador es superar los 100 millones al cerrar el año. Datos que consolidan a España como el segundo mercado del operador tras Rumanía y Hungría y que ya representa más del 12% de la facturación total de su matriz.