Huelga de los trabajadores de cabina en Ryanair

Huelga de los trabajadores de cabina en Ryanair Jorge Barreno Madrid

Empresas

Ryanair y los sindicatos españoles tendrán una última reunión antes de la huelga

Evitar la huelga. Ese es el objetivo con que la Dirección General de Trabajo ha citado a Ryanair y a los sindicatos USO y Sitcpla, que representan a los tripulantes de la aerolínea en España, a una nueva mediación este jueves.

La aerolínea afronta este viernes una nueva 'macrohuelga' coordinada en seis países donde opera: España, Bélgica, Holanda, Portugal, Italia y Alemania. Para hacer frente a la situación, ha cancelado 150 vuelos -no 190, como anunció ayer-, el 8% de los 2.400 vuelos que opera cada día.

Según la estimación de la irlandesa, alrededor de 30.000 pasajeros se verán afectados por los paros. Por otro lado, no ha desglosado los vuelos cancelados que afectarán a los aeropuertos españoles en que opera. 

La aerolínea ha tomado la decisión después de conocer los servicios mínimos fijados por Fomento para una huelga que este martes definió como "innecesaria": la aerolínea deberá garantizar el 59% de los servicios para cada ruta peninsular sin alternativa cuyo recorrido dure cinco o más horas y de las rutas internacionales. En el caso de los trayectos que supongan recorridos de menos de cinco horas, la aerolínea deberá garantizar el 35% de los vuelos.

Para la huelga del pasado mes de julio, Fomento dictó el mismo porcentaje de servicios mínimos y los sindicatos impugnaron en la Audiencia Nacional la decisión por considerarlos "abusivos".

Bruselas carga de nuevo

Desde Bruselas ha llegado otro tirón de orejas a Ryanair. Esta vez se lo ha dado diréctamente la comisaria de Empleo y Asuntos Sociales, Marianne Thyssen, al consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary.

Las leyes laborales "no son algo que los trabajadores debieran tener que negociar", le ha dicho la comisaria a O'Leary en una reunión en la que ha pedido a la 'low cost' "pleno cumplimiento de las normas comunitarias.

La reunión, celebrada "a petición" del CEO de Ryanair, ha sido un diálogo "franco y abierto", señalan fuentes comunitarias, en el que se ha recordado a la irlandesa que todas las aerolíneas deben cumplir las mismas reglas.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ya falló hace un año que Ryanair debe aplicar las leyes laborales locales a sus empleados en los países de la Unión Europea, una de las reivindicaciones que defienden los sindicatos de la tripulación de cabina y que ha motivado la convocatoria de la huelga de este viernes, 28 de septiembre.

Ryanair pide que se investigue a la competencia

La aerolínea afirma que ha remitido su oferta de acuerdo a sus pilotos y tripulantes y ha presentado una queja en la Comisión Europea por lo que considera "interferencias" por parte de aerolíneas rivales en sus negociaciones con sus trabajadores y operación, ha señalado la compañía.

En su escrito, pide que se realice una investigación por el comportamiento "anticompetitivo del personal de ciertas aerolíneas, sindicatos y grupos de presión que están impidiendo de forma activa las negociaciones con pilotos y tripulantes", apunta la aerolínea. Como subrayaba esta semana la irlandesa, las huelgas están dañando la confianza de sus clientes y su negocio, "en beneficio de nuestros rivales".

España, Portugal, Holanda y Suecia están entre las operaciones que más "impedimentos" están mostrando para acercar posiciones. En estos países, la irlandesa acusa a la tripulación de Norwegian, TAP, KLM y al sindicato de pilotos Braathens de promover los paros y dificultar las negociaciones.