Telefónica tapa un agujero de seguridad que dejó al descubierto millones de datos de sus clientes

Telefónica tapa un agujero de seguridad que dejó al descubierto millones de datos de sus clientes

Empresas TELECOMUNICACIONES

Telefónica cae un 2% en Bolsa tras la rebaja de JPMorgan

Telefónica cae más de un 2% en Bolsa a media jornada de este miércoles hasta los 6,65 euros por acción, rozando nuevamente mínimos del año 2012. La compañía ha continuado su tendencia descendente tras el informe de JPMorgan conocido esta jornada en el que se recortaba un 27% su precio objetivo hasta los 6,2 euros, la tercera rebaja de la compañía en menos de tres meses.

El banco estadounidense justifica su pesimismo sobre la evolución en Bolsa de la empresa española en la presión que ejercen sobre su negocio factores como el efecto divisa, su elevado endeudamiento y el incremento de la competencia en España.

"Valor intrínseco"

En su informe también cuestiona la "adicción a los dividendos" que presentan las empresas europeas del sector de las telecomunicaciones. Pese a estos números, el consenso del mercado contempla perspectivas mucho más positivas sobre Telefónica con una media de precio objetivo cercana a los 9,2 euros.

Este martes, el presidente ejecutivo de Telefónica José María Álvarez Pallete pidió paciencia al mercado en un foro sobre la transformación digital. Pallete se mostró confiado en que los recientes movimientos operativos de la compañía terminen cristalizando en una mejora de sus acciones. "Somos más fuertes que hace cinco años y estamos convencidos de nuestro valor intrínseco", indicó.

Reducción de la deuda

Desde Telefónica indican a este periódico que los factores que impulsan a la baja su acción tienen más que ver con elementos externos que a las decisiones operativas que se están tomando dentro de la compañía. Factores que no se pueden controlar como la caída de las divisas en Latinoamérica o el mal presente bursátil de las operadoras de telecomunicaciones europeas.

De hecho, indican que en los últimos trimestres se ha demostrado que se puede seguir reduciendo la deuda y que los resultados operativos y los beneficios no se han visto afectados. En el mercado indican además que estamos en una carrera de largo plazo en la que finalmente Telefónica comenzará a ver la luz al final del túnel en la Bolsa, aunque no se atreven a dar plazos.