Varias bolsas en la calle, en una imagen de archivo.

Varias bolsas en la calle, en una imagen de archivo. EFE

Empresas DISTRIBUCIÓN

Así es la batalla de los 'súper' contra el plástico: Lidl, a la cabeza

  • Las cadenas toman medidas en sus tiendas antes de que llegue la prohibición absoluta de las bolsas de plástico en 2021.
  • Mientras Lidl se ha adelantado a la fecha límite, otras como Mercadona, Dia o Auchan estudian todavía alternativas.

La guerra contra el plástico está declarada. Combatir el daño que genera este material al medio ambiente y a la salud es una máxima de los gobiernos, que no van a dar ni un paso atrás. Con ellos, los supermercados y comercios en general están obligados a tomar medidas en sus locales.

Unas medidas que, para empezar a ser instauradas, comienzan donde el consumidor más lo nota: en su bolsillo. Acostumbrados ya a pagar por las bolsas de plástico en los supermercados, desde el 1 de julio los clientes tienen que desembolsar importes diferentes -dependiendo del peso de la bolsa- en "toda la cadena de consumo", es decir: comercio minorista, grandes almacenes o pedidos por internet.

Así, mediante un Real Decreto aprobado el pasado mayo, el Gobierno determinó que había que cobrar por todas las bolsas, excepto por las muy ligeras (en concreto, de menos de 15 micras; por ejemplo, las de fruta), "necesarias para evitar el desperdicio alimentario", o por las recicladas. Un Real Decreto que, defendía entonces quien fuera la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, persigue "proteger nuestra naturaleza como uno de los principales objetivos de este Gobierno de tener un medio ambiente libre de plásticos y de residuos”.

De hecho, lo que persiguen estas normativas es desincentivar el consumo de bolsas de plástico, que estarán totalmente prohibidas el 1 de enero de 2021. Los supermercados lo saben y conocen la excepción: solo podrán utilizarse las bolsas compostables. Y a la normativa del Ejecutivo español se suman los planes de Bruselas, que planea prohibir los plásticos de un solo uso como bastoncillos de algodón, cubiertos, platos o pajitas. La alternativa, que sean fabricados de otro material.

En España, algunas cadenas de supermercados se están adelantando a los plazos que manejan las normativas anunciadas; otras, apuran los tiempos para introducir los cambios. Estas son las medidas tomadas por cada una de ellas.

Lidl, pionera

Fue el pasado mes de mayo cuando Lidl anunció que iba a eliminar las bolsas de plástico de todas sus tiendas en España. Para ello, se dio de plazo hasta finales de año, pero ya es una realidad en sus locales de Baleares, Madrid y Barcelona.

Según sus cálculos, en España se comercializan 7.000 millones de bolsas de plástico al año y solo se recicla el 10%; ellos dejarán de vender, dicen, unos 100 millones anuales. A cambio, fomentarán la venta de la bolsa de rafia.

Además de esto, Lidl también se ha adelantado a la nueva normativa europea sobre los plásticos de un solo uso. Planea dejar de vender pajitas, bastoncillos de algodón y vasos, cubiertos y platos de plástico de un solo uso en 2019; hasta entonces, mantendrá estos productos en sus lineales hasta que se agote el stock e irá introduciendo progresivamente alternativas fabricadas "con materiales más sostenibles y reciclables", creadas junto con sus proovedores.

Su objetivo con estas medidas, reducir un 20% el volumen de plástico que la cadena pone en circulación hasta 2025. Para entonces, pretenden que todos sus envases de plástico de marca propia sean 100% reciclables.

Mercadona prueba con las bolsas de papel

Sigue vendiendo las bolsas de plástico, pero está experimentando con nuevos materiales para estar preparada antes de la prohibición. Mercadona comenzó en mayo a incorporar en algunos de sus supermercados la posibilidad de que los clientes se llevaran la compra en bolsas de papel o en cajas de cartón.

Aunque todavía es un proyecto en pruebas, puede ser la solución que tome la cadena en 2021. Por el momento, es un experimento que solo ofrece en algunos locales ubicados en distintos puntos de España.

El Corte Inglés: bolsas de plástico reciclado

Mientras los supermercados Hipercor y Supercor siguen como hasta ahora, con bolsas de plástico que cobran a los clientes, el nuevo Real Decreto afecta a la parte de los grandes almacenes; es decir, entre otros, a El Corte Inglés.

Sin embargo, tampoco en esta ocasión cobrará a los clientes por sus bolsas. Desde el 1 de julio, en sus establecimientos se entregan con la compra bolsas con un 70% de plástico reciclado y bolsas biodegradables. Se adelanta así a la segunda restricción que también contempla el Real Decreto, y es que a partir de 2020 -y antes de la prohibición total-, todas las bolsas gruesas deberán contener al menos un 50% de plástico reciclado.

Carrefour: barquetas biodegradables

Las bolsas de plástico de sus supermercados no han cambiado, pero desde la cadena francesa Carrefour apuntan que han sido pioneros en la introducción barquetas biodegradables en todas las pescaderías de la compañía. Además, entre sus medidas para introducir alternativas al plástico destaca el reciclaje de las cajas de cartón del reparto a domicilio y online en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Palma de Mallorca, que reciclan.

Según calcula la propia cadena, ha dejado de utilizar 213 toneladas de plástico por iniciativas como la reducción del gramaje en los envases de platos preparados, bolsas, sobres de charcutería o en el tapón de algunas botellas. Asimismo, Carrefour utiliza plástico reciclado para artículos muy concretos; en particular, para una línea de bañadores.

Dia y Auchan, estudiando alternativas

Desde Auchan (Simply, Alcampo) y Dia han tomado pocas medidas en lo que a la reducción de plástico se refiere en los últimos años; hasta el momento, ambas cadenas cobran, como las demás, las bolsas de plástico de sus supermercados.

"Estamos estudiando alternativas sostenibles que por una parte reduzcan el impacto medioambiental y por otra garanticen la seguridad alimentaria en todos los casos", apuntan desde Auchan.

En términos parecidos se pronuncian desde Dia, que habla de la higiene y seguridad de los alimentos: "A la vista de la evolución de las demandas del mercado y del marco legal, Dia está evaluando diferentes opciones que puedan satisfacer a sus clientes preservando la seguridad de los productos, minimizando su desperdicio y ambientalmente sostenibles", explican desde la cadena.

Para el 1 de enero de 2021, todos, grandes y pequeños, habrán tenido que eliminar las bolsas de plástico de sus tiendas.