Ana Botín, presidenta del Santander, durante la presentación de resultados 2017.

Ana Botín, presidenta del Santander, durante la presentación de resultados 2017.

Empresas

Botin pide "volver a enamorar a los catalanes" con el proyecto español

  • La presidenta de Banco Santander se posiciona como feminista y pide "más sitio" para las mujeres.
  • El banco tiene como objetivo que en 2025 un 30% de los puestos directivos sean ocupados por mujeres.
  • Ha defendido, además, la educación como "ascensor social" y la necesidad de que las empresas se comprometan con sus fines sociales.

Ana Botín ve necesario que España vuelva a "enamorar" a Cataluña para solucionar una crisis con riesgo de cronificarse. La presidenta de Banco Santander considera que las diferencias son menores que los puntos en común y que España es un gran proyecto en el que confiar, pero se requiere diálogo.

"Queremos a los catalanes, queremos a Cataluña y hay muchas más cosas que nos unen de las que nos separan", ha dicho Ana Botín en entrevista con Cadena Ser. "Creo que es responsabilidad de todos buscar una solución y volver a enamorar a los catalanes del proyecto español".

Botín ha defendido su confianza "en este gran proyecto" y la necesidad de "trabajar juntos para encontrar esa manera de volver a atraer a todos los catalanes hacia el proyecto de España".

Consultada sobre si comparte la "desesperanza social" que genera la crisis catalana, la la corrupción, la parálisis legislativa o los problemas económicos de la sociedad, la presidenta del primer banco español ha reconocido que "es consciente" de que la recuperación no ha llegado a todos y hay que hacer un esfuerzo para que sea así.

"Pero también creo que hemos conseguido mucho y lo que ha hecho España en los últimos años es algo admirable. Las soluciones fáciles no funcionan", ha afirmado. "El sistema funciona, pero hay que mejorarlo", ha añadido en referencia a esfuerzos desde el sector privado o la Universidad, por ejemplo. 

Respecto a la crisis de modelo que atraviesa la Unión Europea, Botín se ha posicionado del lado del presidente francés, Emmanuel Macron, y el impulso de mecanismos de solidaridad entre todos los países más que a favor de los mecanismos de austeridad que defiende siempre Alemania.

Además, ha afirmado la necesidad de "sacar el elemento del riesgo soberano" y "mutualizar la deuda", para evitar que perjudique el desarrollo de las empresas en Europa.

"Hay que eliminar el riesgo soberano porque en la próxima crisis, que la habrá, no podemos permitirnos que ocurra lo mismo. Han desaparecido empresas y puestos de trabajo en España que no deberían haber desaparecido y lo han hecho no porque el empresario no fuera competitivo, sino porque como país España estaba mal visto y esto, como banco, afectaba a mis clientes", ha arguementado. "Es muy serio y hay que arreglarlo". Aun así, Botín ve necesario "profundizar en las reformas", aunque sin que sea sinónimo de "recortes", para que la transformación definitiva llegue.

30% de directivas en el Santander para 2025

Botín, una de las mujeres más poderosas del mundo, ha aprovechado esta cita para definirse como feminista y para defender la discriminación positiva. "Hace diez años no habría dicho que era feminista, hoy digo que sí porque al final me he ido dando cuenta de que existe discriminación y las mujeres necesitamos ayuda, sobre todo de los hombres", ha indicado. "Los hombres tienen que ayudar, porque ganamos todos". Desde su posición, en la que dice sentir "una enorme responsabilidad", ha reconocido que las mujeres "nos merecemos tener más sitio".

"Pero más allá de que nos ayuden o nos dejen espacio, se trata de conseguirlo en el mundo que todavía está dirigido por hombres. En el propio banco más de la mitad de la plantilla son mujeres, pero solo un 20% está en un puesto directivo, algo no funciona", ha añadido antes de explicar que aunque se están tomando medidas, es consciente de que no es algo que "se solucione de un día para otro". Para cambiar las cosas, "las mujeres tienen que estar en los puestos directivos". 

En este sentido, la presidenta del Santander ha asegurado que tienen un objetivo para 2025: que el 30% de los puestos directivos sean mujeres. "En el consejo ya tenemos lo que es realmente mejor práctica en Europa, con un 35% de mujeres, pero bueno, queda mucho por hacer".

Educación como ascensor social

Esta entrevista concedida a Cadena Ser se producía minutos antes del inicio de la semana cumbre del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, en la que más de 700 rectores que representan a más de 600 universidades que funcionan bajo el programa de mecenazgo de Banco Santander, Universia.

Ante la consulta de si la universidad sigue siendo el mejor instrumento para el conocimiento y el progreso de la sociedad, la presidenta del Banco Santander ha defendido que "la educación no es todo, pero casi todo. Es el mejor ascensor social que tenemos".

"Los rectores saben el cambio que necesita la Universidad y los están proponiendo", ha dicho Botín en relación a la nueva ley en la que se está trabajando. "Esto no puede ser una cuestión política, hay que buscar el consenso, pero es una cuestión de toda la sociedad. Es una responsabilidad enorme colaborar para que se dé esa nueva ley que permita a España estar donde queremos que esté".

Para la presidenta de Banco Santander, la empresa privada también tiene un papel que jugar en este aspecto ya que la educación es "algo importante a lo que dedicamos mucho tiempo y muchos recursos". Santader otorgó el año pasado "45.000 becas, invertimos 182 millones en iniciativas sociales de los que 130 millones fueron a educación, cada uno tiene que aportar su parte".

Durante la entrevista, Botín también se refirió a la salida de la crisis y reconoció el "enorme esfuerzo" realizado por la ciudadanía para superar esta etapa. Respecto a si se puede decir que se ha superado la crisis en un contexto de precariedad laboral como el actual, la presidenta de Banco Santander aseveró que "hasta que todos los españoles que quieran trabajar no tengan un trabajo digno, no podemos darnos por satisfechos. No hay duda de que España está creciendo, creando puestos de trabajo y tenemos que aspirar a crear mejores puestos de trabajo, ahí está el rol de la educación y la universidad".

En esta línea, Botín se ha referido también a los compromisos que deben adquirir las empresas, que ya presentan beneficios y han dejado la crisis atrás mientras los ciudadanos ven recortadas sus expectativas: "las empresas tienen un fin social. El de Banco Santander es ayudar a las personas y a las empresas a progresar. Tan importante como lograr beneficios es la forma de conseguirlos".

¿Se equivocó en algo la banca al inicio de la crisis? "El sector financiero cometió errores, lo he dicho muchas veces. Pero creo que en estos diez años el sector se ha reformado, no tengo duda de que Santander va a ser uno de eso bancos que va a conseguir ser responsable con sus empleados, clientes, accionistas y con la sociedad".