Un hotel de NH Hoteles, en una imagen de archivo.

Un hotel de NH Hoteles, en una imagen de archivo. Reuters

Empresas TURISMO

A la china HNA le cuesta "más de lo esperado" vender su participación en NH

Hace cuatro meses que puso el cartel de 'Se vende' sobre su 29,3% en la hotelera, pero aún no cierra la operación.

Han pasado casi cuatro meses desde que el grupo chino HNA puso a la venta su participación en NH Hotels. Hasta el momento, "hay un fuerte interés", como reconoce la propia hotelera, y ha habido ruido en el mercado con los potenciales interesados, pero la operación no acaba de cerrarse. 

"Parecía que iba a ser un proceso de venta muy rápido, pero está llevando más tiempo del que esperaban", ha afirmado el CEO de NH, Ramón Aragonés, en conferencia con analistas para presentar los resultados del primer trimestre. Según el ejecutivo, que ha reiterado que como sujeto pasivo de la venta poco pueden hacer, los interesados en el 29,3% que ostenta HNA en la cadena española están presentando sus ofertas finales.

¿Qué está frenando la operación? Una de las causas "podría ser que HNA tiene las acciones de la hotelera española pignoradas en un banco chino", señala el ejecutivo. Es decir, HNA tiene los títulos congelados como garantía de otra operación y hasta que no ofrezca otro bien como sustituto de esa garantía, la entidad no las liberaría para la venta.

El problema está en que, dada la delicada situación financiera del grupo chino, sustituir esa garantía parece estar costándole más de lo previsto. El conglomerado arrastra una abultada deuda desde 2015, año en que realizó compras por más de 40.000 millones de dólares -desde edificios en grandes ciudades, hoteles o terrenos como el del antiguo aeropuerto de Hong Kong-, y ahora se ve obligado a vender activos para sanear sus cuentas.

En diciembre anunció un plan de desinversión cercano a los 6.000 millones de euros y, además de su cupo en NH, también ha puesto a la venta la participación que ostenta en la cadena Hilton. Además, recientemente cerró la venta de los 295 millones de acciones (un 3,1%) que tenía en el Banco Rural Comercial de Cantón por alrededor de 191 millones de dólares.

Sin efecto en la operación de NH

Según Aragonés, "ha habido mucho interés por parte de actores del sector financiero y de inversores industriales" y, por su parte, tratan de explicar cómo funciona la compañía y su gestión para que comprendan bien la mecánica de NH.

En estos meses, entre los interesados en entrar en el capital de la hotelera han sonado los nombres de fondos de inversión como Blackstone o Starwood, pero también grupos hoteleros el talilandés Minor.

El interés, aun así, no garantiza que vayan a cerrar la compra, señalan fuentes del mercado. De todas formas, NH sí ha manifestado que no desea que sea otro hotelero el que compre para no repetir la dinámica que han vivido con el grupo chino a la hora de ejecutar sus planes de crecimiento.

Desde NH, observando la operación desde el tendido, mantienen la calma y la buena letra. La hotelera presentó este miércoles los resultados del primer trimestre con un beneficio de casi 22 millones, dejando atrás los números rojos de hace un año aunque sea gracias a las plusvalías por la venta de su hotel en Ámsterdam. El momento "es bueno y sigue la tendencia que marcó 2017", ha destacado Aragonés respecto a un trimestre que tradicionalmente supone un aporte menor al ejercicio y en el que han visto avanzar sus ingresos casi un 5%, hasta los 344,6 millones. 

Mientras esperan a que HNA cierre la venta de su participación, la hotelera sigue adelante con su plan eficiencia y reducción de deuda. De hecho, ha optado por convertir el Bono Convertible que vencía en octubre y ha limpiado de un plumazo 250 millones de deuda -reduciendo su pasivo en alrededor de un tercio-, con lo que ahorra 2,5 millones en intereses y despeja prácticamente el calendario de vencimientos hasta 2023.

En NH esperan que el proceso "no lleve mucho más tiempo", sostiene su CEO consciente de que no es algo que esté en su mano. Aun así, no es algo que esté afectando "ni a la gestión ni a las decisiones del consejo".