Foro de debate - EL ESPAÑOL y FUE

Foro de debate - EL ESPAÑOL y FUE E.E.

Empresas Foro-Debate 'Innovación en la gestión de personal y atracción del talento joven'

Jóvenes aunque sobradamente preparados: las empresas abren la puerta al talento

España cuenta con una generación brillante con la que puede sacar pecho a ojos de Europa. Pero aún hay rencillas que tapar.

El talento made in Spain es una de las envidias por las que puede sacar pecho España a ojos de Europa. Pero a pesar de contar con una generación brillante, aún hay rencillas que tapar en el sistema educativo y laboral. Esa fue una de las principales conclusiones que extrajeron los ponentes del Foro-Debate Innovación en la gestión de personal y atracción de talento joven, organizado por EL ESPAÑOL y FUE (Fundación Universidad Empresas).

Debate Innovación en la gestión personal y atracción al talento joven Carlos R. Cózar

El objetivo del foro fue, como comentó Fernando Martínez Gómez, conocer y ayudar la empleabilidad de nuestros jóvenes escuchando a las empresas cuáles son sus necesidades y buscar unas estrategias de talento innovadoras que conecten a la universidad con la empresa y, a ésta, con los jóvenes. 

Fernando Martínez Gómez, director general de FUE, aseveró que “debe haber una conexión especial entre las universidades y las empresas para retener el talento en España”. En este sentido Eva Fernández, consejera delegada de EL ESPAÑOL, recalcó que dicha preocupación es uno de los “temas más importantes para la Economía y la sociedad española” debido a que “los nuevos tiempos marcan nuevos perfiles laborales”.

Por su parte, Juan Pablo Lázaro, presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) dejó claro que “España tiene buenos mimbres aunque se debe seguir trabajando en la captación y retención del talento” y apuntó a las pymes como el sector que más debe trabajar.

Cómo atraer al talento

Las palabras de Lázaro sirvieron para que el debate entrase en profundidad, puesto que las compañías consideran clave la atracción del talento. Los diferentes ponentes llegaron a la conclusión de que ahora son los jóvenes que están en el mercado de trabajo los que deciden en qué empresa quieren trabajar. En este sentido, se indicaron varios argumentos que éstas ofrecen para que los millennials apuesten por elegir sus oficinas.

José María Monge, head of global Talent Solutions de BBVA, resaltó el papel de las startups, puesto que entiende que “hay que aprender mucho de ellas en cuanto a su metodología del trabajo”. Para retener y captar a los jóvenes con altas expectativas, explicó que su empresa intenta buscar en el mercado laboral a través de “la flexibilidad y la diversificación del trabajo”. “Desde BBVA damos las herramientas suficientes para que los empleados sigan formándose”, sentenció.

Endesa, por su parte, recalcó que uno de los pilares básicos tiene que ser que los jóvenes convivan con situaciones reales desde el primer día. “En el programa de becarios hacemos que ellos se sienten con los gestores para que exploren las oportunidades que la empresa les brinda”, señaló Jesús Javier Pérez Ortega, HR Business Partner Staff, Services and Trading de la compañía.

Para Iberdrola, una apuesta segura para atraer el talento es que otros trabajadores tengan la oportunidad de hablar de su compañía. “Creemos que los mejores embajadores son los empleados para que den su visión de ella. Además es fundamental ofrecerles programas para que su futuro esté asegurado”, argumentaba Baldomero Navalón Burgos, director de RRHH y Servicios Generales de la empresa.

Luis Manuel González, director de RRHH de Roche Farma, cogió el testigo en esta cuestión y arguyó que es fundamental “tener un buen ambiente de trabajo, medidas óptimas de conciliación familiar y tener una estrategia marcada” para que el nuevo talento quiera pertenecer a la compañía. En la misma sintonía se mostró Mercedes Almendro, directora de Talento de Mahou San Miguel, quien añadió que “es fundamental que la manera de vivir dentro de las paredes se transmita de la misma manera fuera”.

Por último, Luisa Izquierdo, directora de RRHH de Microsoft España, insistió en la importancia de la flexibilidad. “Tener una filosofía de ‘trabaja como quieras y cuando quieras’ para tener independencia laboral  es nuestra gran apuesta porque luego se traduce en un mayor bienestar en las oficinas", indicó. Por último, también incidió en que el error no siempre es negativo. “No pasa nada si se tropieza y se falla, lo importante es detectar el problema y no tropezar en la misma piedra. Pero errar es bueno para seguir aprendiendo”, argumentó.

El perfil ideal

Pero, a pesar de hacer atractiva la empresa y los beneficios que brindan las compañías para atraer el talento, se abrió otro escenario: qué perfil es mejor para sumarse a la plantilla.

En este sentido, las empresas que participaron en el foro compartieron diferentes punto de vista. Baldomero Navalón o Mercedes Almendro mostraron interés por un perfil “generalista” debido a que “es mejor para integrarse dentro de una empresa grande”. También apoyó esta idea Ortega puesto que “generan un mejor aprendizaje que alguien que se ha especializado”, si bien es cierto que aclaró que “cada sector es un mundo”.

Por otra parte, los otros ponentes que acudieron al foro señalaron que en algunas ocasiones, y dependiendo del sector, se busca un perfil técnico.

A su vez, Luis Manuel González también quiso incidir en que el talento también puede estar en los institutos. “La FP (Formación Profesional) es un verdadero éxito en Alemania y aquí ya se ha implantado y es una fuente de reclutamiento interesante”. Además, los asistentes también valoraron positivamente la idea de que las universidades brinden oportunidades para que sean las compañías quienes impartan clases.

Falta talento

A pesar de los esfuerzos que las compañías ponen, lo cierto es que casi todas ellas tienen que acudir al mercado extranjero por la falta de mujeres en el mercado laboral . “Las universidades deben adaptarse a la actualidad y fomentar el amor por carreras menos ‘sexys’, como por ejemplo las matemáticas. Los nuevos talentos son difíciles de encontrar debido a que se estancan en las mismas carreras de siempre”, subrayó Luisa Izquierdo.

También valoró que “le genera profunda tristeza” que tengan que acudir al extranjero cuando, por ejemplo, se necesitan mujeres 'tecnólogas' y no las encuentran en España. En este sentido, la directiva de Microsoft volvió a recalcar la importancia del papel que debe desempeñar el género femenino en el sector tecnológico.

Mercedes Almendro, a su vez, indicó que su empresa fomenta la formación interna para que se adquieran nuevos conocimientos en otros sectores para “paliar ese gap que el sistema educativo, lamentablemente, tiene instaurado”. Jesús Javier Pérez se sumó a esta iniciativa y también aseveró que las compañías deben aprender a ser “didácticas para que los estudiantes y futuros talentos escojan a dicha empresa”.

Por último, el director de EL ESPAÑOL, Pedro J. Ramírez, clausuró el foro indicando que “es un asunto esencial en todos los sectores” y aseveró que “el sistema educativo es uno de los tendones de Aquiles de España” por lo que se deberá trabajar para que se produzca una “sintonía entre universidades y el tejido empresarial”. “Tenemos que encontrar sistemas profesionalizados para optimizar la labor de los que casan la oferta y la demanda laboral”, puntualizó.