El ministro de Economía, Luis de Guindos.

El ministro de Economía, Luis de Guindos. EP

Empresas

Guindos pide máximo "empeño" para que la planta de Opel en Zaragoza siga activa

El ministro de Economía asegura que desde el Gobierno se siguen de cerca la negociación del convenio colectivo de la automotriz ya que es una industria clave para la economía aragonesa y para España.

La negociación entre la dirección de Opel España y el comité de empresa vive este lunes un nuevo episodio. Después de las fallidas conversaciones de este fin de semana, ambas partes volverán a intentar acercar sus posiciones para tratar de sacar adelante el nuevo convenio colectivo, el primero después de que la firma se integrara en el Grupo PSA, tras caducar el anterior el año pasado. Desde el Gobierno piden a ambas partes que "pongan todo su empeño" en lograr un acuerdo que permita mantener en funcionamiento la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza), así como lograr nuevas inversiones.

"Desde el Ministerio seguimos muy de cerca las negociaciones entre PSA y los sindicatos y pedimos que las partes pongan todo su empeño en llegar un acuerdo que permita mantener el funcionamiento de la planta de Opel en Figueruelas y atraer nuevas inversiones", ha afirmado el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos este lunes. "La industria del automóvil es esencial no solo para la economía aragonesa, sino para el  conjunto de España, por su apuesta por la I+D+i, el empleo de calidad, la capacidad de atracción de inversión extranjera y el dinamismo exportador".

La negociación del nuevo convenio colectivo arrancó en octubre, pero la negativa de la empresa a abordar varios puntos que los sindicatos consideraban clave en el nuevo acuerdo llevó a los sindicatos a anunciar su decisión de suspender la negociación. En este contexto, la empresa anunció el pasado miércoles su decisión de paralizar las inversiones para fabricar el nuevo Corsa en la fábrica de Zaragoza, un movimiento que generó el rechazo inmediato por parte de los representantes sindicales y reactivó las conversaciones entre ambas partes el pasado jueves.

La reunión entre la dirección de Opel España y el comité de empresa finalizó en la noche del domingo, tras más de 10 horas, sin acuerdo. Los avances logrados fueron "mínimos", indicaron los representantes sindicales. "Al final hemos salido sin acuerdo, hay unos avances que son tan mínimos y están tan lejos de nuestra línea de defensa principal que no vamos a valorar, están muy lejos, no ha habido avances en las pausas ni en los pluses", explicó a Europa Press la secretaria de Industria de Comisiones Obreras en Aragón, Ana Sánchez. La última propuesta presentada por la empresa recogía un 10% de rebaja en los pluses, aplicar una congelación salarial en 2018 y 2019, el incremento en un 50% del IPC entre 2020 y 2022 y la rebaja de una paga que tienen los trabajadores al 50%. 

"Espero que se consiga un buen acuerdo que permita mantener el plan de inversiones y el empleo del grupo PSA en la planta de Figueruelas y el desarrollo de un proyecto industrial estable y competitivo a largo plazo", ha rematado el ministro de Economía.